The Restart vol 1 – cap 1

Capítulo 1 – “Una pieza de historia”

Había siete estatuas altas de animales colocadas en
círculo hacia el centro de la sala abovedada.


A lo largo de las paredes de piedra habían estanterías llenas, libros que tenían un aire inquietante acerca de ellos. La  habitación estaba tenuemente iluminada por pequeñas
bolas, flotantes de fuego azul. Tras una inspección más cercana, se podría encontrar que las sombras de las estatuas y las estanterías estaban perfectamente inmóviles ante las pequeñas llamas que se extendían al azar a través del aire.

“Hah … hah …”

El hombre se sentó y respiró débilmente, su voz temblando en cada jadeo.

“Por fin, he cumplido mi juramento a ella …”

Una lágrima cayó de su ojo derecho, viajando por su rostro antes de ser capturado por la barba descuidada.

En ese momento, sus ojos perdieron su luz y su respiración se detuvo. Su corazón fue vencido al final y él se derrumbó frente al subterránea en el centro de una formación mágica increíblemente intrigante.

En el momento en que su cuerpo tocó el suelo las llamas azules se disuelven en partículas, dejando la habitación en la oscuridad, y se precipitaron hacia el hombre. Como si cada pieza sabía a dónde ir, cubrieron el hombre por un instante antes de extenderse a lo largo de la formación.

Su cuerpo había desaparecido, dejando atrás la habitación con sólo las estanterías, estatuas, y la formación que ahora brillaba con el color profundo zafiro. Aunque ninguna se dejó percibir, grietas finas como el cabello comenzaron a aparecer en la superficie de las estatuas.

Poco a poco, las grietas se extienden. Desde una de las estatuas, un gemido bajo se oía.

Catorce años más tarde.

“Oi, ¡Aden! ¿Te has enterado de eso?”

El joven de cabello castaño gritó, sosteniendo lo que parecía uno de esos volantes que están publicados en los tablones de anuncios.

Aden levantó la vista del libro en su escritorio con una mirada inquisitiva.

A pesar de que su clase tenía un examen hoy, estaba a la mitad de un libro sobre puzzles de lógica.

“Vamos, ¿tu todavía tienes tu rostro en ese libro? tu probablemente seras el ace de esta clase de todos modos.

Aquí, aquí, ¡mira esto!”(Nt: Creo que se refiere al más inteligente de la clase).

Se acercó a Aden y cerró el libro, coloco el volante en la parte superior de la mesa.

“¿¡mira esto!? Un ídolo va a organizar un evento cerca y ¡estudiantes de nuestra academia entraran gratis! Es, definitivamente, una señal de los dioses, la fecha es sólo después de los exámenes! ”

Él movió su puño hacia arriba y abajo, golpeando una en una pose de victoria.

“David, pensé que la única persona en la que tenías los ojos era Kimi, ¿que es rosa?”(Nt: Se refiere al color, que significa no se)

“¡Eso fue la semana pasada! A partir de ahora en adelante, ¡estoy dedicado a Ariel! ¡Ella es mi diosa! ”

Él golpeó las dos manos y fingió rezar en voz alta.

En cuanto a la escena desarrollada, Aden sonrió irónicamente a estos dos amigos suyos.(Nt: ¿Quien es el otro?)

Se dio cuenta de su maestra, la señorita Bells, de pie y trató de calmar a David.

Sin embargo, ella ya había puesto sus ojos en él.

“David. ¿Confío en que tu sepas la política de esta escuela en los comportamientos excéntricos durante los exámenes? ”

Al igual que un pinchazo en la parte posterior de su cuello, David abandonó el tema y se sentó en una silla cercana a Aden.

Señorita Bells llevaban gafas de marco cuadrado y un traje de oficina estándar.

Llevaba recogido en un moño su pelo rubio y llevaba un aura refinado.

Aunque se rumoreaba que estaba en sus años, su rostro traicionero no mostró signos de la edad.

Ella sostiene un alto nivel de la etiqueta cuando dio a su examen a los estudiantes, pero por lo demás fue relativamente indulgente durante el resto del año escolar.

Su escuela, la Academia Haven, fue una de las mejores de la región. Principalmente conocida por su arquitectura avanzada y estado de el arte de equipo, su plan de estudios fue múltiples pasos anteriores demás en todos los campos, lo que lleva a sus estudiantes a ser muy sobresalientes que otros de su edad.

Academia Haven ha inscrito niños desde una edad temprana y los elevó hasta el nivel de educación, incluso contrataron a sus graduados más prometedores para investigadores.

La Academia celebra exámenes anuales al final de cada año escolar, tomando una semana en total, con el fin de mantener su nivel de aprendizaje.

“Lo siento, señorita Bells!”

Él levantó una mano a modo de disculpa. David sabía muy bien las consecuencias de molestarla durante la semana de exámenes.

Tubo que lavar los vestuarios de los chicos por un mes la última vez; no es algo que deseaba hacer de nuevo.

“Bien entonces, clase,”

se dirigió a todos los presentes para que se calmaran.

“Como todos ustedes saben, hoy es el primer día de la semana de exámenes. En primero será matemáticas, por lo que todo lo que debe estar en sus escritorios es un pedazo de papel rayado y un lápiz “.

Todos los estudiantes cumplieron. Cuando Aden se inclinó para abrir su maletín y guardar su libro con el fin de sacar los artículos, su cuerpo de repente se adormeció por un instante.

El libro se cayó de su mano y cayó abierto, y hubo un pequeño crujido.

Dejando de lado el adormecimiento como un efecto secundario por la falta de sueño, Aden metió la mano en su bolsa para encontrar su lápiz y espera lo peor.

Se había roto limpiamente en dos. Él suspiró para sus adentros,

“tal vez dos horas de sueño fue demasiado … eh.”

Desde el nacimiento, Aden vivió en un orfanato para niños abandonados. Él se quedó a las puertas del edificio desnudo y dormido.

Cuando creció llegó a amar los libros y el conocimiento que poseían, viéndolos como ventanas al mundo exterior y las mentes de los demás.

Amaba a muchos tipos diferentes, de cosas tales como los estudios científicos, a largas novelas de fantasía, a los poemas famosos. A pesar de que la ficción no se basa en hechos, se encontró con que todavía podían dar ideas sobre el mundo, y por lo que los valora altamente.

Como efecto secundario de ser tan absorto en la lectura, solía aislarse del mundo y perder la noción del tiempo.

Días como este no eran demasiado raro para él.

Se sentó en posición vertical para pedir David para un extra, pero se congeló con un sobresalto.

“… ¿Q, qué?”

Una pequeña voz salia de su boca.

Todo el mundo se congeló a media acción. El mundo de color en nada más que en blanco y negro.

Sobre la mesa frente a él había un pequeño zorro con dos colas que se balanceaban adelante y atrás, mirándolo fijamente.

“¿Que dices? He esperado durante tantos años, y eso es lo primero que dices después de despertar? “

Anuncios

Un comentario en “The Restart vol 1 – cap 1

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s