Desafiando a los cielos – Capitulo 2

Aran estaba perplejo por la pregunta del tal Cedric. Sin embargo, respondió tras unos pocos segundos.

“En el caso de que pudiese reencarnar, lo haría sin duda. Y por la forma en que has formulado la pregunta, supongo que tendrás un método para ello, ¿me equivoco?”

Cedric quedó pensativo unos segundos y apareció delante de Aran. Se trataba de un demonio, un monstruo de alto rango con gran inteligencia nacido de alguno de los pecados capitales. Éste, sin embargo, era un especie que no había visto nunca durante su vida.

Era un sombra humanoide completamente negra, con una máscara blanca que parecía estar tallada con huesos. Llevaba dos prominentes cuernos en la cabeza, además de una larga serie de estos que iban desde los hombros hasta la cadera, haciéndose cada vez más pequeños. La máscara, la cual solo dejaba visible el ojo derecho, otorgaba a este un aspecto aún más terrorífico. También tenía un ligero aura violeta alrededor de su cuerpo, el cual daba mayor sensación de poder a Cedric. Pero lo más impresionante de su terrible atuendo era, sin lugar a dudas, la enorme guadaña en su espalda, la cual parecía estar hecha de huesos humanos.

“Entonces, deberíamos darnos prisa, ¿no es cierto?” Dijo Cedric con una sonrisa burlona, la cual se podía percibir aun con su máscara puesta.

“Pero hay una cosa que no comprendo. ¿No vas a preguntarme que gana un demonio ayudando a escapar de la muerte a un humano?” Preguntó Cedric.

A lo que Aran respondió: “Me da igual si eres un ángel, un demonio o la mismísima Muerte en persona. Siempre y cuando pueda obtener mi objetivo, haré lo que sea necesario”.

El tono en el que Aran lo dijo causó una buena impresión a Cedric, el cual soltó una carcajada.

Tras la conversación, Cedric agarró su guadaña y la blandió con su mano izquierda. La alzó y atravesó a Aran. Sin embargo, lo que Aran sintió no fue dolor. Todo lo contrario, no sintió absolutamente nada. Entonces movió sus piernas y trató de levantarse, pero esta vez pudo hacerlo. Cedric le había devuelto la movilidad de su cuerpo.

“Bien, no hay tiempo que perder. Te mandaré a 12 años al pasado, cuando tenías 13 años, tu primer encuentro con Eris. Mientras tanto yo me quedaré en tu alma, por lo que me podrás llamar. Digamos que nuestros objetivos son parecidos. Ya no queda tiempo. Ten cuidado, humano.”

Aran asintió y fue tragado por una luz negra y violeta.

Esta vez no podía permitirse fallar.

Anuncios

3 comentarios en “Desafiando a los cielos – Capitulo 2

  1. Pingback: Arco 1 – Arco de la resurrecion | SpanishTraslation

    1. Ybber

      Gracias 😀 La verdad es que es la primera novela que escribo, y la historia al principio quedó un poco extraña, pero a partir del capítulo 4 es más extensa y la trama mejora bastante. Espero que te guste ^^

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s