Desafiando a los cielos – Capitulo 3

Aran despertó al caerse de la cama en la que dormía. No podía creerlo, pero había vuelto. Estaba en su habitación de hace 12 años, con un cuerpo joven de 13 años.
Miró la fecha en el calendario colgado de la pared. Se encontraba en el 11 de Marzo del año 654. Exactamente 12 años y 87 días antes de su muerte. A la vez que un día antes de conocer a Eris, quien se acabaría convirtiendo en la persona más importante en su vida pocos años más tarde.
‘Cedric, ¿estás ahí?’ Intentó preguntar Aran al demonio que le había salvado la vida y permitido renacer, el cual se encontraba en su alma.
‘Estoy aquí, humano. Pero… ¿como has sabido comunicarte conmigo?’ Respondió Cedric con otra pregunta, muy sorprendido por las capacidades espirituales de Aran.
Aran no respondió al demonio y se limitó a ignorarlo, mostrando una sonrisa burlona.
Se vistió con las primeras prendas de ropa que encontró en su armario y salió de su habitación con prisa, conteniendo su emoción.
Al salir, lo primero que vio fue su pequeña cocina y el salón, el cual era poco más grande que su habitación.
Aran vivía solo, debido a que sus padres murieron poco después de que este cumpliese los 5 años. Hasta ese momento había tenido que buscarse la vida como pudo, hasta que finalmente reunió el suficiente dinero usando métodos que algunos podrían llamar ilegales, pero a Aran esto no le importaba.
Abrió la puerta de su casa, la cual daba a un callejón en los barrios bajos de Avaren, un pueblo muy cercano a Itharian, la capital del reino.
Continuó por el callejón y observó con emoción la calle principal de Avaren, por la cual se extendían varios puestos de comerciantes y transitaban habitantes, ladrones, guardias y viajeros.
Estaba todo como lo recordaba, la vieja Figan intentando vender sus muñecas de tela hechas a mano en una esquina de la calle; el tenderete de Wylon, el cual trataba de vender cualquier baratija inútil a algún idiota que pasase; Bernard el Apasionado, apodado así por enamorarse de cualquier dama que pasase por sus ojos y declararse en el acto, tumbado contra la pared de la taberna El Unicornio sin Cuerno, lo que daba a entender que se había desmayado de tanto beber alcohol…
Estaba todo allí. Todos sus recuerdos de esa época volvieron con una avalancha a su cabeza, dejando varias lágrimas en los ojos de Aran.
Anuncios

2 comentarios en “Desafiando a los cielos – Capitulo 3

  1. Pingback: Arco 1 – Arco de la resurrecion | SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s