HJC Capítulo 4 (2)

Capítulo 4 – Los secretos de los Maestros de Joyas Celestiales (2)

Shangguang Bing’er gruño con ira, “Pequeño gordito Zhou, voy a darte los 9 látigos restantes en otro momento. Con tu físico débil, ¿cómo puedes ser un soldado correctamente? Antes de que comience el entrenamiento de reclutas, esta Comandante de Batallón te estará dando algún tipo de entrenamiento dura personal. Si no puedes terminarlo, ¡simplemente piérdete de aquí y no tires la cara de nuestro 3er Batallón! Voy a venir y encontrarte después del almuerzo. “Después de decir eso, ella se dio la vuelta y se alejó.

Zhou Weiqing la vio salir, después de lo cual se puso de pie, la expresión astuta en su rostro apareció. “Hay una gran diferencia entre las personalidades de la gente. A partir de ahora, no voy a enfadar a esta Comandante de Batallón ya. En comparación con Difuya, ella es un alma tan amable ” Honestamente, no había imaginado que iba a dejarlo tan fácilmente, fácilmente podía imaginar que si la persona que le administrara la paliza había sido Difuya, definitivamente tendría que sufrir todo los restante 9 golpes. Zhou Weiqing había visto claramente la expresión del rostro de Shangguang Bing’er después del primer golpe, no podía soportar la idea de pegarle una segunda vez, y tenía una muy buena impresión y gusto por ella. Por supuesto, para este sinvergüenza, que el gusto lo llevó a pensar con astucia sobre la sensación en sus manos el día anterior, lo que le hace babear nuevo.

Pronto llegó el mediodía; el almuerzo en el ejército no era nada especial, era sencillo y sólo pretende garantizar que los estómagos estén llenos. Desde Zhou Weiqing no estaba acostumbrado a ningún tratamiento especial o de los alimentos en el hogar, estaba bien con sólo llenar el estómago con lo estándar. Por supuesto, él estaba comiendo en el comedor de soldados rasos, los oficiales tenían una zona por separado. En el momento en que regresó del almuerzo, vio que Shangguang Bing’er ya estaba de pie fuera de su tienda esperando por él, vestida con el mismo traje que tenia temprano en la mañana. Zhou Weiqing secretamente pensó, que maravilloso seria si fuera su novia y lo estuviera esperando. Por supuesto, era sólo un pensamiento pasajero – la mayor fortaleza de Zhou Weiqing era que él conocía sus límites, no quiso esperar realmente que la genio superior en el imperio caería en amor por una basura como el que no podían cultivar.

“Saludos Comandante del Batallón”. Zhou Weiqing rápidamente caminó hacia Shangguang Bing’er y le dio un saludo inteligente.

Aunque Shanggong Bing’er tenía una naturaleza muy amable, ella también era muy inteligente. Por la mañana, después de que ella se había ido de donde Zhou Weiqing después de los latigazos, se dio cuenta de que había sido engañada. Después de todo, ella no había usado mucha fuerza, ¿cómo podría ser tal dolor? Ese sinvergüenza claramente había estado actuando. Él podría ser muy honesto, pero que Pequeño Gordito Zhou definitivamente no era una buena persona, si ella no lo castiga no iba a ser capaz de calmar su ira. Pensar que el primer hombre que toco su cuerpo era un bribón tal, Shanggong Bing’er casi no pudo controlar su ira.

“Pequeño Gordito Zhou, déjame preguntarte, ¿que es el más importante? para un arquero”, Preguntó Shangguang Bing’er solemnemente.

Zhou Weiqing respondió sin vacilar: “Velocidad, fuerza y precisión.”

Shangguang Bing’er oyó su rápida y precisa respuesta y estaba bastante sorprendida, “Muy bien, tienes razón. Desde tu conducta de esta mañana, tu cuerpo está en mal estado y no está a la altura de un arquero. Como tal, a partir de ahora en adelante, voy a estar llevando a cabo un entrenamiento
especial para ti”.

Al oír esto, el rostro de Zhou Weiqing cambió: “Señor Comandante del Batallón, ¿podemos comenzar más tarde? Acabo de comer el almuerzo, y necesito una siesta por la tarde”.

Shanggong Bing’er dijo con enojo: “¿Tienes la calificación para negociar conmigo? Un soldado tiene que seguir las órdenes, espero que te acuerdes de ese momento, o nunca seras un buen soldado, y mucho menos un oficial. Voy a preparar algunas cosas, el entrenamiento especial comenzará
en una hora”.

Después de que Shangguang Bing’er se fue, Zhou Weiqing rió y dijo: “A pesar de que esta chica actúa duro, pero su corazón es muy suave. Ella me ha dado una hora de descanso, haha en frente de esta joven maestro no tiene sentido la actuación. Muy bien, voy a ir a tomar una siesta. Siestas por la tarde son un buen hábito, bueno para el cutis”.

Cuando Shangguang Bing’er volvió en una hora con una bolsa de lona pesada, lo único que escuchó fue el sonido de ronquidos de Pequeño Gordito Zhou.

Shangguang Bing’er estaba a la vez divertida y molesta al mismo tiempo. Este sinvergüenza Pequeño Gordito Zhou realmente sólo comía y dormía, ¿no podía decir que ella estaba usando su rango para vengarse de él? Era increíble que todavía podía dormir tan profundamente.

“Pequeño Gordito Zhou, ¡Despierta!” Shangguang Bing’er gritó en voz alta fuera de la tienda, naturalmente, no entraría en su tienda, ¿qué pasaría si ese bribón estaba durmiendo desnudo?

Los ronquidos continuaron.

Una luz maliciosa brilló en los hermosos ojos de Shangguang Bing’er, y de repente gritó en voz alta: “¡¡FUEGO!! ¡¡FUEGO!!”

“Aaaahhh …” Un chillido estridente resonó desde el interior de la tienda, luego Zhou Weiqing salio corriendo y tropezando torpemente fuera de la tienda. Por suerte, a pesar de que estaba despeinado, al menos todavía estaba vestido.

“¿Dónde, dónde?”, Gritó Zhou Weiqing cuando él salió corriendo, la cara se llena de pánico.

Shangguang Bing’er dijo exasperada: “¿Tienes tanto miedo de la muerte?”

Por ahora Zhou Weiqing finalmente había despertado totalmente, y mirando a su alrededor, se dio cuenta de que no había ninguna vista de las llamas alrededor y de inmediato supo que había sido engañado. Su cara llena de indignación, dijo: “Es la naturaleza humana tener miedo de la muerte, los que no tienen miedo de la muerte son tontos. Si no hay nada más, voy a volver a dormir”. Una vez dicho esto, en realidad se dio la vuelta y regresó a su tienda.

“Desgraciado, detente ahora mismo!”
Shangguang Bing’er se dio cuenta de que cada vez que se enfrentó a Pequeño Gordito Zhou siempre caería en cólera.

“Comandante del Batallón, ¿hay algo más?”, Preguntó Zhou Weiqing con impaciencia.

“Entrenamiento especial”. Shangguang Bing’er apretó los dientes mientras miraba al canalla, y ella levantó la mano y tiró la bolsa de lona en los brazos de Zhou Weiqing. Ella ya había decidido que no importa qué, ella le enseñaría una lección hoy y aplacar su ira.

Zhou Weiqing sintió sus manos llenas con un peso repentina, y al abrir la bolsa, vio que estaba lleno hasta el borde de rocas, pesa alrededor de 20 kg en total. De inmediato, no se atrevió a actuar más y dijo con una expresión lastimosa: “Comandante del Batallón, esto es demasiado duro cierto.”

Shanggong Bing’er dijo fríamente: “Como un arquero, la velocidad y la fuerza están lejos de ser aceptable, si no recibes una gran cantidad de entrenamiento físico, ¿cómo puedes sobrevivir?”

Zhou Weiqing, dijo: “Pero, ¿no debería ser suficiente que el tiro sea preciso?”

Shangguang Bing’er preguntó con desconfianza: “Es tu tiro con arco muy preciso?”

Zhou Weiqing tenía cierta confianza en su tiro con arco, y de inmediato asintió.

Shangguang Bing’er dijo: “Está bien, si tu tiro con arco es tan preciso, o por lo menos igual, al mío, entonces no tienes que someterte a mi al entrenamiento especial. Trae tu equipo y sígueme”.

Zhou Weiqing se puso al hombro el arco y trajo su caraj, y siguió a Shangguang Bing’er fuera del campamento.

Una vez que estuvieron fuera del campamento, Shangguang Bing’er se detuvo y señaló hacia un gran árbol, cuyo tronco era tan gruesa como un ser humano, cerca de 200 yardas de distancia: “Mira ese árbol, Para ser un arquero pasable, tienes que ser capaz de disparar a una figura humana al menos 200 yardas de distancia. Tu objetivo ahora es el centro del tronco del árbol. Adelante.”

Zhou Weiqing descolgó su arco, y sacó una flecha de unos 90 cm de largo de su carcaj, tiro del arco. Tiro del arco y apuntó – el árbol a 200 yardas de distancia no era más que una figura delgada – antes de soltar la flecha.

Anuncios

3 comentarios en “HJC Capítulo 4 (2)

  1. Pingback: Heavenly Jewel Change Capítulos | SpanishTraslation

  2. Pingback: Heavenly Jewel Change – Novela Web | Sekai to Mugen no Sora

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s