Desafiando a los cielos – Capitulo 8

Habían pasado ya tres horas desde los sucesos con el Deva y Eris. Durante este tiempo Aran había hablado con Aratiel y el padre de Eris sobre todo lo que sabía sobre el Deva, y tras esto había sido invitado a quedarse en el palacio unos días.

En realidad el Deva es uno de los 27 Hijos de Edin, los cuales son demonios antiguos de gran poder, comparables al del Señor de los Demonios actual.

En cuanto a los Hijos d Edin que Aran conocía, sus nombres eran:

  • Dominik (el cual fue denominado como Deva por el reino), el demonio de la Arrogancia.
  • Farrus, el demonio de la Mentira
  • Eagon, el demonio de la Ignorancia
  • Qum, el demonio de la Avaricia.

Un total de 4, de los 27 que existían, aunque en realidad creía conocer a un quinto.

‘¿Eres un Hijo de Edin, verdad Cedric?’ Le preguntó Aran al demonio Cedric.

‘Jejeje… eres muy inteligente chico. Podrías decir que lo soy, pero en realidad no. Lo dejaré a tu imaginación’ Sin embargo, Cedric no estaba dispuesto a revelar su identidad completamente.

Aran puso una sonrisa forzada y continuó pensando en ello. Según Cedric, él era un Hijo de Edin, pero no lo era. Sin duda tenía un poder comparable a ellos, o incluso superior, ya que se comió al Deva, pero no conseguía relacionarlo con nada, por lo que se puso a pensar en otra cosa.

***

Eris se despertó en su cama. Habían pasado casi cuatro horas desde el suceso, y estaba agotada.

“¿Qué ha pasado?” Preguntó con una voz ronda y atrancada.

Parecía no acordarse de nada, pero una imagen pasó por su mente y lo recordó. La imagen era de ella hablando con su padre y Aratiel sobre ser el contenedor del Deva, por lo que al instante pensó en lo que había pasado.

“El ritual se detuvo” Dijo el duque Larion, el cual estaba a su lado sentado en una silla de madera.

Los ojos de Eris se abrieron y puso una cara extraña. No entendía por qué habían detenido el ritual.

“¿Por qué lo detuvisteis? ¿Se trata de que no puedo ser el contenedor?”

Su expresión era de agrado y desagrado a la vez. Se sentía feliz debido a que no sería el contenedor del Deva, al menos por el momento. Por otra parte, si ella no era el contenedor entonces había habido un problema y el Deva no podía haberse sellado, por lo que eso era peligroso.

“No lo detuvimos nosotros. Un chico entró en la habitación y detuvo el ritual. Después de eso, invocó a un demonio y éste se tragó al Deva”

Eris no sabía qué cara poner. Solo creía en las palabras de su padre porque precisamente, era su padre y no otro el que había dicho eso. Aun así, su expresión era algo divertida.

***

Aran se levantó de la cama y fue hacia la puerta. Detrás de ella se encontraban dos guardias.

Cuando Aran la abrió, los guardias se retiraron de ella con caras de asombro. No confiaban en Aran, pero sabían que ahora se trataba de alguien importante.

Había sido llamado por Aratiel, el rey. Según él, le había dicho que en cuanto terminase de acomodarse, por favor, fuese a hablar con él, ya que tenían temas de los que tratar.

***

En cuanto llegó al salón del trono, los cinco guardias posicionados en la entrada le abrieron las puertas y entró a la gran sala. En ella, en un trono de hierro, se encontraba sentado Aratiel.

“Te lo agradezco por venir” Dijo Aratiel en tono solemne “¿Podría preguntarte tu nombre completo?”

“Aran Flint” Dijo él. No tenía intención de mostrar inferioridad con el rey, por lo que no se arrodilló ni puso un tono de respeto en su palabras.

“Bien. Entonces, ¿podrías decirme quién eres exactamente? ¿Cómo conoces toda esa información, cómo es que posees un demonio, y además cómo es que sabías de ese ritual?”

El rey no se andaba con rodeos, sin duda. Su expresión era firme, y estaba llena de curiosidad.

“Me temo que esa información es imposible de contestar ahora mismo, pero pronto se enterará de todos los detalles” Dijo Aran, el cual no pensaba exponerse tan rápidamente.

“En primer lugar, tengo una petición y una advertencia”

“Adelante”

“La advertencia es sencilla. Dentro de un mes, esta ciudad será borrada del mapa por una enorme horda de monstruos, en la cual el 97% de la población será asesinada. En cuanto a los supervivientes, en los cuales no figura ni usted ni el conde, se refugiarán en Sima Diester y esperarán su muerte. Evitarlo es sencillo, está en su mano”

La cara de Aratiel se puso blanca. ¿Cómo podía saber eso este crío? Aun sabiendo que era una locura lo que decía el chico, le creyó.

“La petición es llevarme a Eris conmigo y viajar a otro área. Debo decir que lo que busca la horda de demonios es a Eris, por lo que será incluso mejor si la alejamos de aquí”

“¿Cómo sabes todo esto? ¿Y por qué dices que la tal horda busca a Eris, la hija del duque?” Aratiel se mostraba nervioso.

“No es la horda quien la busca, sino los que la controlan, Argos” Dijo Aran “Es un organización de la que tener cuidado”

“Tiene dos días para aceptar la petición. En caso de que la decline, me veré forzado a hacerlo por la fuerza. Estoy seguro de que comprende que estoy dotado para hacerlo. Hasta la vista, majestad”

Los ojos de Aran brillaban fuertemente, y su cuerpo revelaba un instinto asesino que Aratiel notaba penetrando sus huesos. Costaba creer que fuese un niño.

“Está bien, acepto la petición” Dijo Aratiel. No lo había pensado demasiado, pero estaba seguro de que Aran no mentía en sus palabras.

“Me alegro de que lo haya aceptado tan rápidamente”

Aran se despidió y salió de la sala. En cuanto a Aratiel, suspiró con fuerza y quedó pensativo. No podía creer lo que acababa de aceptar, que era una idea estúpida formulada por un crío que no superaba los 15 años.

Fuera, en el pasillo, Aran caminaba hacia la habitación en la que se encontraban Eris y el duque.

‘Me caes muy bien, chaval. Nunca pensé que un humano pudiese ser tan interesante… Jejejejeje…’ Una carcajada se escuchó en la mente de Aran. Se trataba de Cedric, el cual disfrutaba cada vez más.

Anuncios

2 comentarios en “Desafiando a los cielos – Capitulo 8

  1. Pingback: Arco 1 – Arco de la resurrecion | SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s