El laberinto de la libertad – Capitulo 7

“La resolución y el futuro”

     Después de aquel acto que presencio casi toda la torre en la mina, los guardias llevaron a los esclavos a sus celdas rápidamente, para terminar por este día los trabajos forzados sin más incidentes o muertes. Elian y Jairo tuvieron que cargaba a Ardan desde las minas hacia las celdas, ya que él estaba gravemente herido debido a las descargas eléctricas que recibió por parte de Lujus, quedando su cuerpo con muchas quemaduras graves.

–Ya suponía que sucedería esto… debería preocuparse más sobre sus impulsos de justicia –dijo Jairo indiferentemente con la mirada hacia el frente.

–Jairo… ¿esto no te da para pensar sobre la situación de todos los esclavos en la torre? –dijo muy seriamente Elian mientras miraba el cuerpo u cara destrozado de Ardan.

Un silencio abordo sobre estos dos jóvenes, notándose más en la mirada que tuvo Jairo que fue un poco decaída al darse cuenta de que esta escena se volvería a repetir el próximo día, y quizás el siguiente, y así sucesivamente.

–Tuvimos realmente mucha suerte de que le perdonaran la vida a Ardan los guardias –dijo Elian mirando hacia el piso.

Jairo detuvo sus pasos por un instante, su mirada decayó en ese breve momento al recordar su niñez, en el cual veía la silueta de un hombre y una mujer vestidos con el uniforme de la milician legio del imperio, Estas dos personas transportaban esclavos hacia alguna de la torres de obsidem mientras llevaban a un niño con su ropa destrozada de la mano.

Este niño miraba las caras de estos individuos las cuales no reflejaban ningún sentimiento o expresión facial alguna, solo se dedicaban a vigilar a los prisioneros mientras caminaban y llevaban a ese niño consigo.

–¡Jairo!… ¿estás bien? –pregunto Elian preocupado.

La mirada de Jairo volvió en sí, volvió a mirar hacia el frente, abrió los ojos con una gran resolución en ellos, y miro a Elian.

–Elian…, vamos a tener una conversación con todos los de nuestra celda, incluyendo a Ardan… creo que se alegrara al oír la conversación… –dijo Jairo firmemente.

Elian quedo atónito al escuchar las palabras de Jairo en ese momento junto a la resolución con que las decía, pero también sabía que aquellas palabras tenían un significado y algo grandioso detrás de ellas al saber la inteligencia que poseía Jairo, esto le daba mucha curiosidad  a Elian el cual no podía a esperar para saber que era, asique simplemente le devolvió lo dicho con una sonrisa llena de resolución también, y siguieron su camino hacia la celda donde los esperan sus demás amigos de celda.

Después de 1 hora de caminata agotadora, Elian y Jairo llegaron por fin a la celda, donde un niño y una niña de más o menos 7 años de edad corrieron despavoridos para lanzarse directamente hacia Elian para derribarlo y abrazarlo, y preguntarle si estaba herido o algo por el estilo.

Estos niños al parecer eran los hermanos que tomo por adopción Elian hace cuatro años atrás, tras haberlos rescatado en un viaje de trabajos forzados impuesto por el imperio hacia la “isla sin cielo”. En ese lugar conoció a un niño y una niña de tan solo tres años de edad  y ya eran parte de la sociedad de esclavos del imperio, debido  que Elian sabía que esos niños no iban a sobrevivir mucho tiempo, ya que estaban ellos dos solos tratando de vivir en un mundo lleno de esclavos, y sin ninguna protección por parte de algún esclavo adulto. Por eso decidió rescatarlos  de un sufrimiento espantoso, peor que el de un simple esclavo, y llevarlos consigo a la torre donde se encontraba Elian para que al menos su vida no fuera demasiado miserable. Estos niños recibieron nuevos nombres por parte de Elian, los cuales fueron Elaine Degenhart  y Alain Degenhart.

–¡¿Hermano estas bien?! – dijeron Elaine y Alain al mismo tiempo mientras apretaban a Elian.

En ese instante Elian pego un gran grito que llego a asustar hasta a sus hermanos, debido al dolor que sentía en el cuerpo por haber trabajado durante casi todo un día, los demás esclavos de la celda se encontraron en un shock profundo al ver el estado en el que se encontraba Ardan, y lo socorrieron inmediatamente para tratar sus heridas con lo que tuvieran a mano.

–… veo que Ardan esta vez no puedo controlarse del todo ¿no? –dijo Bilias mientras daba un suspiro.

–De hecho esta vez los guardias le colmaron la paciencia a Ardan y a todos los demás esclavos – dijo Elian seriamente.

Bilias miro hacia un lado, donde se encontraba Jairo, vio que la mirada de él estaba clavada en el suelo, pero no tardo mucho para que Jairo le devolviera la mirada.

–Jairo… ¿Qué sucedió? –dijo Bilias con un tono árido.

Jairo se acercó a Bilias y lo llevo lejos de los esclavos de la celda para decirle algo que lo dejaría extremadamente sorprendido.

–Abuelo Bilias…. Quiero que todos los esclavos tengamos una reunión, para una posible rebelión en la torre –.

 

Anuncios

Un comentario en “El laberinto de la libertad – Capitulo 7

  1. Pingback: Arco 1: La rebelión de Obsidem | SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s