The Gate of Good Fortune, Prólogo 2.

 

Traducido por Zariox

Hay una cosa que quiero preguntaros, y es la siguiente: ¿Que tipo de honoríficos queréis que use? Sabéis que los asiáticos usan distintos tipos de honoríficos; Los chinos usan hermano, hermana, tío, etc… Pero yo prefiero usar nuestros honoríficos, en nuestro idioma también tenemos cosas como señorita, dama, caballero, señor… Etc. Así que lo dejo a vuestra decisión, en este capitulo he usado el chino pues estáis leyendo una novela china.



Prólogo 0002 : Cayendo por el vacío.

Ning Xiao Cheng estaba en la entrada de la universidad Jiangzhou, sosteniendo una horquilla de pelo con la forma de un copo de nieve, mientras se sentía emocionado. Hacía mucho tiempo que no veía a Mu Wan, esta vez también le dio el dinero y otra horquilla exactamente igual a su hermana. Ni si quiera tuvo tiempo de comer con su hermana antes de venir a la universidad.

Ning Cheng no tuvo que esperar mucho, ya que al instante vio salir a Mu Wan. Mu Wan seguía siendo tan bella como siempre, caminaba de una manera que todo el mundo se quedaba sin respiración. El corazón de Ning Cheng se llenaba de orgullo, pues una mujer  tan bella iba a ser su esposa. En este momento, el estaba feliz de haber estado en ese accidente, si no hubiese sido por la inundación tan horrible que ocurrió, el no habría tenido oportunidad alguna de conocer a Tian Mu Wan.

“¿Querías verme?” Dijo Mu Wan de forma seria, esto hizo que Ning Cheng se tragara el Wan’er, las dos palabras que iba a decir. Sintió que había algo muy extraño con Mu Wan hoy.

“He comprado esta horquilla de perlas para ti…” Ning Cheng quería decirle que le había comprado el horquilla de pelo y pedirle que se fueran juntos a cenar. Pero sus palabras se atascaron en la punta de su lengua, pues cuando había dicho la mitad, sintió un cambio repentino en Mu Wan.

Mu Wan cogió la horquilla que Ning Cheng le dió, y sin siquiera mirarla le preguntó, “¿Necesitas algo más?”

“Quisiera invitarte a cenar…” Ning Cheng no había terminado su frase cuando de repente vio un coche deportivo azul al lado suyo y de Mu Wan.

“Wan’er.” Un hombre joven que olía a colonia que echaba para atrás, abrió la puerta y elegantemente salio del coche.

Ning Cheng frunció el ceño, odiaba ese perfume, un hombre totalmente adulto que impregnaba su cuerpo con esa fragancia… Pensar eso hacia que fuese aun más difícil soportarlo. Reconocía a este hombre, la familia de Wan Lin se lo había presentado  como  su futuro prometido, llamado Zha Zha Yi.

“Zhi Yi…” La forma con la que Mu Wan le respondió, hizo que las cejas de Ning Cheng se juntasen. Anteriormente, cuando este hombre la llamaba Wan’er, Mu Wan siempre respondía con una voz fría y distante “No seas imprudente, no eres tu el que puede llamarme Wan’er.”

Hoy, sin embargo, ella no parecía tener problema alguno.

Mu Wan no solo no parecía disgustada con el, ni si quiera le dijo nada cuando el la llamó Wan’er, notando esto, Zhi Yi se exaltó, camino deprisa a su lado y dijo, “Wan’er, ¿Estás libre hoy? Me gustaría invitarte a cenar.”

Zha Zhi Yi no lo esperaba, pues a el siempre le trataba con despreció. Pero para su sorpresa Mu Wan no lo rechazó, asintió y le dijo, “De acuerdo, al parecer hoy no tengo planes y estoy libre, vamonos juntos.”

Zhi Yi estaba tan sorprendido que casi olvida su nombre, justo cuando iba a hablar, Mu Wan habló de nuevo, “Zhi Yi, ¿Puedes ayudarme y mirar esto?”

Mientras Mu Wan hablaba, le dio la horquilla de perla que le dio Ning Cheng a Zhi Yi.
“¿Qué es esto?” Zhi Yi pregunto inconscientemente cuando la cogió.

“Oh, ¿Esto? Me lo acaba de dar Ning Cheng. No tengo lugar alguno donde ponerlo.” Dijo  Mu Wan con indiferencia, haciendo como que no se daba cuenta de que la horquilla se podía poner en la cabeza en cualquier momento.

“Oh….” Dijo Zhi Yi después de escuchar a Mu Wan, sus manos temblaron y la horquilla cayo al suelo, rodando hasta las alcantarillas.

Zhi Yi no pensaba que se fuese a caer en las alcantarillas y con algo de frustración dijo, “Lo siento Wan’er, no he tengo cuidado, te compraré uno mejor.”

Al parecer a Zhi Yi no le importó en absoluto, mientras que a Mu Wan tampoco, pues asentía mientras decía, “Si se ha perdido, olvídalo. Eres libre de comprarme uno bueno. Vamos.”

Ning Cheng estaba pálido, ¿Como no iba a saber que Zhi Yi lo hizo de forma intencionada? Pero quien lo deprimió más, fue Mu Wan. No la había visto por tan solo medio mes, ¿Como ha podido cambiar tanto? Para el, Mu Wan no era una persona así.

“Wan’er, quiero hablar contigo.” Diciendo antes de que Mu Wan se fuese.

Mu Wan parecía saber que iba a decir Ning Cheng, se giro y dijo de forma fría, “Ning Cheng, se lo que vas a decir. Simplemente es que ya me he graduado de la universidad y no puedo estar jugando y haciendo el tonto. Deberías saber de sobra la diferencia que hay entre nosotros dos. Es absolutamente imposible que estemos juntos. Era ingenua e inocente,  pero ahora lo entiendo, espero que no vuelvas a buscarme nunca mas. Seria malo para los dos.”

Después de decir eso, Mu Wan simplemente ignoro a Ning Cheng y se fue directamente al coche deportivo, abrió la puerta y se fue.

Observando el deportivo azul irse y desaparecer entre edificios, Ning Cheng sentía su corazón sangrar. No entendía porque Mu Wan se comportaba así, la impresión que el tenia de Mu Wan era completamente diferente.

¿Eran todas las mujeres tan extrañas? A pesar de haber nacido en una familia pobre, nunca se había sentido indigno de Mu Wan, es más, Mu Wan nunca se había preocupado de su apariencia.
“Xiao Cheng, ¿Qué te pasa?” preguntaba una voz clara y dulce, interrumpiendo a Ning Cheng que seguía inmerso en sus pensamientos.

Ning Cheng que seguía algo pálido, se giro y descubrió a una chica hermosa con pelo corto y inconscientemente dijo “Zeng Ji Yun…”

“Xiao Cheng… Yo lo vi todo. Hay cosas que solo puedes dejarlas así como están. La familia de Mu Wan no es ordinaria, deberías buscar a alguien mejor para ti, quizás de la misma clase.” Ji Yun hablaba con un tono gentil y suave, como las nubes que surcan los cielos, conformando a Ning Cheng.

Ning Cheng parecía no oír las palabras de Ji Yun, con sus ojos sobre la alcantarilla que se tragó su horquilla de perla. Tardó un rato en responder hasta decir, “Gracias, pero tengo irme.”
“¡Espera! Ning Cheng, te acompañare a dar un paseo.” Dijo Ju Yun mientras daba un paso adelante, su mirada parecía algo apasionada cuando miraba a Ning cheng.

Ning Cheng sacudió la cabeza, no habló de nuevo y desapareció en la calle que estaba llena de gente.
Observando la espalda de Ning Cheng desaparecer entre la multitud, Ji Yun se mordía los labios e incluso dijo en silencio algo que ni si quiera ella podría escuchar, “Ning Cheng… Yo te quiero más que Mu Wan.”

Yi Jun era la mejor amiga de Mu Wan, pero sentía que entendía mejor a Ning Cheng  que  Mu Wan. El era uno de los pocos hombres tan excepcionales que había conocido. Ning Cheng tenia una personalidad dura y optimista, incluso cuando enfrentaba algún problema los resolvía sin importarle lo más mínimo.

Desde que conoció a Ning Cheng ella solo quería conocerle más y más. Ella investigó el pasado de Ning Cheng, no parecía que el hubiese tenido una educación formal, incluso así fue admitido en la universidad. Después de haber entrado en la universidad, el casi siempre faltaba y nunca estudiaba en clase, pero nunca fallo una asignatura. De acuerdo a sus investigaciones, Ning Cheng nunca ha tomado notas en su vida. Siempre llegaba una o dos horas tardes a los exámenes, solo ojeaba los libros una vez, justo como si leyese una novela o algo así.

Aun así nunca hubo asignatura alguna que Ning Cheng fallara, lo que incluía no solo exámenes verbales sino que también prácticos como de ciencias o ingeniería.

Su tiempo lo usaba para trabajos de tiempo parcial, sus matriculas y las de su hermana: El las pagaba con su sudor y sangre.

La investigación de Ji Yun concluía que, Ning Xiao Cheng no solo tenia memoria fotográfica, sino que también tenia una habilidad de comprensión, solo podía ser descrita como ‘talento especial’.
Su único fallo era una cosa: Ning Cheng no sabia hacer dinero, con su habilidad el no necesitaría trabajar de peón en construcciones. Sin embargo, más tarde, Ji Yun descubrió que esto era erróneo, no era que Ning Cheng no supiese hacer dinero, era que el no quería que los demás descubriesen su habilidad.

Con un mejor entendimiento de Ning Cheng, el corazón de Ji Yun solo estaba lleno de su imagen. Incluso si Mu Wan era su mejor amiga, ella quería a Ning Cheng para si misma. El querer investigar la casa de Ning Cheng, era la idea de Mu Wan.

***********

“Bajémonos aquí.” Las palabras de Mu Wan dejaron a Xhi Yi, quien seguía en un estado de excitación animal, le golpearon como un rayo.
“Pero… A-Aún no hemos llegado…” Dijo Zhi Yi inconscientemente mientras detenía el coche, nunca ofendería a Mu Wan.
Mu Wan abrió la puerta y dijo, “Mi Familia me ha llamado y me ha pedido que vuelva inmediatamente.”
Al mirar a Mu Wan irse, Zhi Yi sintió que habían jugado con el, no escuchó ni vio a Mu Wan usar el teléfono, así que sabía que le estaban engañando, pero aun así no se atrevía a que Mu Wan estuviese insatisfecha.

***********
Ning Cheng dejó de caminar y para su sorpresa descubrió que había caminado hasta la autopista, la cual estaba llena de coches. Sacudiendo su cabeza decidió que buscaría a Mu Wan mañana otra vez, para preguntarle claramente porque se había comportado así. Si Mu Wan se sentía tal y como ella lo había insinuado, entonces el no seguiría en esta ciudad.

Su hermana estaba a punto de graduarse, y ya no se le necesitaba. Si no fuese por Mu Wan y su hermana Ning Ruo Lan, el ya se habría ido.

De repente, cuando Ning cheng decidió volver un rayo dorado que cegaría cualquier ojo se disparó hacia el. Incluso con la rápida velocidad de reacción de Ning Cheng, era demasiado rápido para determinar que era ese rayo dorado, ya que acababa de golpearle, sintió un gran cambio en la atmósfera justo ese, el de un mundo de eras antiguas.

***********

Tian Mu Wan se sentó en la silla de su dormitorio con su cabeza un poco trastornada, cogió el móvil y lo dejo en la mesa… Luego lo volvió a coger y lo volvió a dejar. Está acción se llevaba repitiendo varías veces ya, pero ahora que Ning Cheng había desaparecido de su vida, sintió que nunca podría olvidar al chico que siempre estaba lleno de polvo.

Después de repetirlo varias veces Mu Wan suspiraba, después de todo, decidió que no contactaría a Ning Cheng. Incluso intentó borrar su numero de teléfono varias veces. Justo cuando iba a dejar el móvil de nuevo, su teléfono sonó.

Mu Wan cogió la llamada y escuchó una voz algo rota pero cuidadosa, “¿Eres la hermana mayor* Mu Wan? Yo soy la hermana de Ning Cheng, quiero hablar sobre mi hermano…”

Diez minutos después, Mu Wan había llegado al café fuera de la escuela, vio a una Ning Luo Ran ansiosa.

“¿Eres tu?” Mu Wan reconoció a la hermana de Ning Cheng, era la chica que estaba antes con el en la entrada, ¿No?

Ning Lan no había visto nunca a Mu Wan, pero cuando Mu Wan vino, ella sabía a primera vista quien era. Solo este tipo de mujer podría estar a la altura de su hermano.

“Así es, soy la hermana menor de Ning Cheng, Ning Ruo Lan. Mi hermano no me ha dejado ningún mensaje y no ha vuelto a su dormitorio, ¿Sabes donde esta?” Ning Lan no estaba de humor para hablar con Mu Wan, cuando abrió su boca solo fue para preguntar por su hermano.

Mu Wan no reaccionó a las palabras de Ruo Lan, ella tan solo preguntó, “La hermana menor de Ning cheng esta en su casa, trabajando en la granja… ¿No? Como es posible que intentes…”

Ning Lan frunció el ceño y dijo, “Mi hermano y yo estamos en Jiangzhou, quería estudiar aquí, ¿Como tendría tiempo de arar y estudiar a la vez?”

La cara de Mu Wan cambió, inmediatamente llena de claridad. Después de todo, era algo inteligente, asociando lo que dijo Yi Jun entendió un poco la verdad.

“Esto no está bien…” dijo Mu Wan inmediatamente después de pensar en Ning Cheng.

Esa noche un puente levadizo fue golpeado por fragmento de meteorito, no tenia nada que ver con su relación con Ning Cheng, pero en este momento por su cabeza pasó una imagen asolada de Ning Cheng estando en el puente.

Al ver que Mu Wan salió corriendo desesperada, la cara de Ning Lan cambio, estaba claro que algo le había ocurrido a su hermano.


 

Capitulo Anterior.                              Indice.                                   Siguiente Capitulo.

Anuncios

9 comentarios en “The Gate of Good Fortune, Prólogo 2.

  1. Pingback: The Gate of Good Fortune – Prólogo – SpanishTraslation

  2. Pingback: The Gate of Good Fortune – Capitulo 1. – SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s