PMG Cap 21

Traduccion: Luciel Pendragon
Capítulo 21: Cuestionando a un Mayor

Con el fin de no llamar la atención de otras personas y mantener la discreción, protector Bei había decidido hacer que Lin Feng se moviera a otra habitación que también fue diseñado para los discípulos ordinarios, pero que se encuentre en el bosque, lejos de muchos discípulos.

Lin Feng no podía esperar y comenzó a dirigirse hacia Han Man. Cuando pasó su nueva sala de entrenamiento, ni siquiera le dio una mirada y siguió adelante.

“Lin Feng.”

Lin Feng se dio la vuelta y vio a un discípulo que fue sorprendentemente esperando en la puerta de su sala de entrenamiento.

Lin Feng estaba molesto porque esa habitación que se suponía que mantenerse en secreto. Fue el lugar de entrenamiento sagrado de un discípulo. Lin Feng no esperaba a nadie, así que ¿cómo sabían dónde buscarlo?. El discípulo siquiera se había tomado la libertad de abrir la puerta y mirar dentro. ¿Y si había cosas privadas o incluso secretas dentro de esa habitación?

“Usted sabe acerca de las reglas de la secta, no se le permite entrar en las habitaciones de otros discípulos.”, Dijo Lin Feng como su cólera estaba aumentando. Él sabía que discípulo, su nombre era Hou Qing. Fue clasificado dentro de los 10 primeros discípulos ordinarios de la secta. También estuvo a cargo de asegurarse de que las normas de la secta fueron respetadas por los discípulos ordinarios. Lin Feng lo conocía por el estado que ocupó dentro de la secta. Además, también conocía a Lin Feng.

En la secta Yun Hai, Mo Cang Lan fue uno de los grandes ancianos. Él disfrutó de un estatus alto. También fue responsable de asegurarse de que las normas de la secta estaban siendo respetadas por todos. En la secta Yun Hai los responsables de asegurarse de que se respeten las normas de la secta fueron numerosos. Hubo algunos que tuvo que ver a los discípulos ordinarios y otros que tenían que ver a los discípulos de élite.

Hou Qing a menudo abusa del poder que tenía como discípulo a cargo de mantener las normas de la secta. Sin embargo Lin Feng no había esperado que se atreva a romper una de las reglas más sagradas dentro de la secta.

“Por supuesto que sé que la regla. Sin embargo, una norma de este tipo no tiene por qué ser aplicado cuando se trata de usted, pedazo de basura. “Hou Qing parecía lento. Él no estaba mirando directamente a los ojos de Lin Feng. En sus pensamientos, Lin Feng seguía siendo la pieza de basura que solía ser cuando estaba en la quinta capa Qi.

“Sígueme”. Dicha Hou Qing.

“No tengo tiempo.” Lin Feng comenzó a caminar de nuevo. Han Man todavía estaba herido y estaba esperando sus píldoras. Por qué iba a dar la cara Hou Qing cuando él tenía mejores cosas que hacer con su tiempo.

“¿Eh?” Hou Qing se sorprendió cuando vio que Lin Feng lo estaba ignorando. Estaba furioso y su figura desapareció de repente.

Un viento fuerte empezó a soplar con locura y una silueta apareció delante de Lin Feng. Fue Hou Qing.

Hou Qing estaba muy orgulloso de su técnica de agilidad ya que sabía lo fuerte que era, sobre todo cuando vio Lin Feng tenía el ceño fruncido. La pieza de basura estaba obviamente sorprendida por esas grandes habilidades.

“Uno de los ancianos de la secta quiere verte. ¿No vas? “, Dijo Hou Qing en tono de burla, como si Lin Feng había estado haciendo el tonto.

“¿Uno de los ancianos quiere reunirse conmigo?”, Dijo Lin Feng, que se sorprendió. ¿Fue debido a la Arena de la vida o la muerte? Imposible, había matado a todos los que habían conocido su verdadera identidad. ¿Fue por lo que había sucedido en el Barranco de Zhangu? Imposible, protector Kong no quería que la noticia se extienda dentro de la secta, protector Bei no querría eso tampoco. Ellos definitivamente no dejarían Hou Qing saber sobre él o enviarlo a recoger a Lin Feng. También sabía que tendría negocio con Han Man.

Uno de los ancianos es sorprendente que querían conocer a Lin Feng y no había ninguna razón para rechazar.

“Espera para mí por un tiempo, ahora vuelvo.”, Dijo Lin Feng a Hou Qing y se alejó, cosa que sorprendió a Hou Qing una vez más. Ese tipo había escuchado que un anciano quería verlo y él se atrevió hacer que un anciano de la secta espere. Hou Qing estaba furioso pero luego recordó que Lin Feng iba a tener que enfrentarse a la realidad después de todos modos, así que era sólo cuestión de tiempo.

Lin Feng fue al cuarto de Han Man tan rápido como pudo y le dio tres pastillas. Han Man de buen grado las aceptó y se los tragó inmediatamente. Lin Feng le había dado tres de sus invaluables píldoras profunda curación para asegurarse de que no quedaba nada sin cicatrizar dentro de su amigo. Se aseguró de sentarse al lado de la cama a la espera de su recuperación.

“Lin Feng, ¿tú fuiste al precipicio del abismo?”, Preguntó incierta Jing Yun mientras mira a Lin Feng.

Lin Feng asintió. Él no mentiría a Han Man o a Jing Yun, pero cuando se acordó de las palabras de los protectores; que sólo pudo asentir sin hacer ruido.

Jing Yun ya sabía que había tenido éxito cuando vio la expresión de Lin Feng. Jing Yun alguna manera sabía que había ido al Barranco del Abismo, tomado unas pastillas y volver. También sabía que si alguien podía pasar el examen sería Lin Feng.

Han Man tenía la sensación de ondas que fluían en su cuerpo de una fuente desconocida. Abrió los ojos y miró a Lin Feng con asombro. No dijo nada, pero se sentía agradecido de tener un amigo tan increíble. Podía sentir innumerables olas cálidas energía curativa fueron fluyendo en su cuerpo sin detenerse.

“Lin Feng. Gracias “, dijo Han Man. Durante el corto tiempo que pasó con Lin Feng había ya ninguna duda acerca de ellos ser verdaderos amigos. Han hombre siempre recordaría el nombre de un amigo así en su corazón. Si los cielos amenazaron con castigar a Lin Feng, primero tendrían castigar Han Man en su lugar.

Lo que un verdadero amigo! Había matado a Jing Feng y quería soportar las consecuencias solo, había compartido objetos preciosos con ellos a pesar de que había matado a las fieras feroces por su cuenta, él también era capaz de matar a Jiang Huai y Jing Hao por sí mismo y luego fue también capaz de ir al Barranco del Abismo y aprobar el examen sólo para salvar a su amigo Han Man. En este mundo, sería difícil encontrar a alguien que haría esto para alguien que habían conocido durante un tiempo tan corto. Lin Feng verdaderamente valora todas sus amistades y la gente que iba a llamar amigos.

Después de un breve periodo de tiempo, Han Man podía sentir que su cuerpo se había recuperado casi por completo. Podía sentir que su cuerpo todavía se estaba recuperando. Ya no había ningún dolor sólo la sensación de pinchazos en su piel. Se ha recuperado sorprendentemente tan rápido.

Jing Yun vio la rapidez Han hombre se estaba recuperando y que los moretones en su cara había desaparecido. Ella se sorprendió de lo rápido que las pastillas de curación profundas afectadas del cuerpo y lo fuertes que eran.

“Estas pastillas son muy útiles, como se espera de los protectores” Lin Feng pensó cuando vio lo rápido Han hombre se estaba recuperando. Lin Feng estaba sonriendo y finalmente había comenzado a relajarse.

“Han Man ya que te estás recuperando tan rápido. Ya no puedo estar contigo ya que tengo algo a lo que debo asistir”.

Antes de salir de Lin Feng tomó tres pastillas de la jarra y se las dio a Jing Yun.

“Jing Yun, si sus lesiones no se recuperan por completo, entonces usted debe darle estas tres pastillas de curación profundas. Confío en ti para esta tarea”.

“Lin Feng, no se preocupe, lo haré como dices.” Jing Yun se llevó las tres píldoras curativas profundas y luego observó como Lin Feng se fue.

Lin Feng estaba siguiendo a Qing Hou cuando noto que se dirigían hacia el Stormy Gorge o más precisamente hacia la Arena de la vida o la muerte. Lin Feng vio que había muchos discípulos reunidos alrededor de la arena. No tenía idea de lo que podría haber ocurrido y por qué estaban todos reunidos en un lugar en que no había sonidos de la batalla.

Más importante aún, que se preguntaba Elder quería verlo y por qué razón.

“Patriarca, Mayor Mo, traje a Lin Feng.” Hou Qing dijo respetuosamente teniendo Lin Feng a la vida o la muerte Arena.

“Este es nuestro Patriarca de la secta Yun Hai, Nan Gong Ling, y el Gran Mayor Mo Cang Lan”.

La mandíbula de Lin Feng casi había chocado contra el suelo sobre esas palabras. No esperaba conocer a gente tan importante y que habían llamado directamente por él. Miró a su alrededor y vio Chu Zhan Peng y Lin Qian. Lin Qian lo miraba con una sonrisa fría en la cara.

“¿Que está haciendo ella aquí?”

“Lin Feng, ¿conoces los crímenes que han cometido?”, Preguntó Mo Xie Lin Feng con una mirada siniestra y oscura en sus ojos.

“Mayor, no entiendo.”, Dijo Lin Feng moviendo la cabeza y sensación de frío sudor que gotea en la espalda. Mo Xie era un anciano dentro de la secta. Lin Feng sintió que algo muy malo estaba a punto de suceder.

“¿Usted no entiende? Usted es un discípulo y no entiende a sus mayores, haces daño a sus hermanos y hermanas, insultas a tus ancianos y tus superiores. Usted es la vergüenza de la secta Yun Hai. Eres una desgracia. Eres basura. “Mo Xie se había asegurado de embellecer las cargas e incluso se aseguró de humillarlo debido al acuerdo que había hecho con Chu Zhan Peng para salvar la cara. Debido a que Lin Feng era un mero discípulo ordinario, nadie cuestionaría Chu Zhan Peng en la forma en que había tenido la intención de disponer de él. Nadie quería que el patriarca de la secta Yun Hai para alarmarse.

Había embellecido todas estas acusaciones en frente de todos y la intención de tener a Lin Feng expulsado de la secta Yun Hai. Se había asegurado de aplicar tanta presión como sea posible para que un mero discípulo ordinario no pudiera reprender a sus acusaciones.

“¿Desgracia, basura, por lo que la secta Yun Hai pierda la cara?” Los ojos de Lin Feng miraron perplejos y luego se miraron Lin Qian y comprender lo que estaba pasando. No podía entender al Mayor Mo Xie sin embargo y por qué se ponía de pie en el lado de Lin Qian. A pesar de que Lin Feng no era un discípulo famoso, todavía era un discípulo de la secta.
“¿Por qué no estás hablando? ¿Pueden ver lo culpable que es simplemente por su falta de voluntad para defenderse de estas acusaciones? “Mo Xie dijo fríamente mirando Lin Feng que se quedaron en silencio.

“Mayor, que parece haber muchos de los cargos en mi contra sin pruebas. Soy sólo un discípulo ordinario y al parecer las palabras de la gente pequeña no importan mucho a las personas mayores omnipotentes de la secta Yun Hai. Incluso si he demostrado mi inocencia, ya estoy considerado culpable por Mayor que es como un sabio que lo sabe todo y lo ve todo. ¿Necesito decir algo? ”

“Imprudente!”, gritó Mo Xie que no esperaba esas palabras agudas desde Lin Feng. Lin Feng en efecto había hecho una referencia a la forma humilde discípulos ordinarios se trataron y cómo los ancianos podrían acusar a cualquiera de todo, incluso sin necesidad de prueba de sus acusaciones.

“¿Cómo te atreves a responderme! Soy uno de los ancianos de la secta, Mi deber dentro de la secta es castigar a los discípulos de sus crímenes. ¿Por lo menos se da cuenta de que hablar de nuevo a un anciano de la secta es un crimen en sí mismo? ”

“Si yo no digo una palabra y luego se toma de acuerdo conmigo a admitir mi culpabilidad a todas sus acusaciones. Sin embargo cuando decido hablar, me acusas de ir contra un anciano que está realizando sus funciones. Yo, Lin Feng, quisiera pedir a un anciano, ¿qué es exactamente lo que trabajas? ¿Sin duda, el maestro no podría haber ido lejos de su perro obediente? “Gritó Lin Feng.

Cuando llegó a acusar a Lin Feng, Mo Xie ya estaba convencido de los crímenes que había cometido como si los hubiera presenciado. Nada podría cambiar de opinión. Él pensó que Lin Feng era culpable de deshonrar a la secta y trato a Lin Feng como un animal. Lin Feng sabía que Mo Xie haría las cosas más difíciles para él, no importa lo que hizo. Sin decir una palabra sería un crimen, pero el argumento de lo que sería un crimen. ¿Por qué habría necesidad de restringir sus acciones cuando ya era culpable de cualquier manera?

Frente a toda la multitud, todos los miembros de la secta, Lin Feng miraba hacia abajo en Mo Xie y no tenía miedo en absoluto.

T/N: Luciel regreso a traducir y también tiene de nuevo sus papas picantes :v

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s