PMG Cap 23

Traduccion: Luciel Pendragon
Capítulo 23: La Sombra Terrorífica

Hou Qing estaba usando su otra mano para cubrir la herida con sangre en donde su brazo solía ser. La sangre fluía sin cesar de la herida por medio de sus dedos formando un charco en el suelo. Parecía absolutamente aterrorizada y no pudo llegar a familiarizarse con la forma en que había perdido su brazo. La escena era tan impactante que nadie podía creer lo que acababan de ver.

“Usted, debe haber sido suerte! Si usted no tuvo tan buena suerte entonces…. “, Dijo Hou Qing mientras mira a Lin Feng de un modo siniestro. En ese momento él todavía cree que Lin Feng no le había golpeado y que la fuerza de Lin Feng era enormemente inferior a la de él. Todo lo que sucedió cuando se abrió al azar su espada debe haber sido suerte, ¿cómo podría siquiera saber dónde estaba? Lin Feng había tenido suerte y cuando se le roza el aire conseguido golpear accidentalmente el brazo. Hou Qing no era el único que piensa de esa manera, muchos discípulos ordinarios dentro de la multitud tenían el mismo tren de pensamiento. Que realmente no podía creer que Lin Feng había visto a Hou Qing en movimiento a velocidades tan altas de manera tan simple que se usa un solo golpe para cortar con precisión de su brazo.

“Yo de hecho tengo una gran suerte.” Lin Feng pareció sorprendido por un segundo y luego sonrió y respondió. Realmente había tenido suerte de hecho de tener esta oportunidad para golpear Hou Qing abajo de una muesca.

“La próxima vez, no voy a ir fácil en usted y no te daré ninguna posibilidad de tomar represalias”, dijo Hou Qing caminar vacilante. Se apartó de Lin Feng y se movió a través de la multitud de los discípulos. Su brazo había sido cortado limpiamente y esto no fue una lesión que podría dejar sin asistencia médica. Su herida requiere asistencia médica tan pronto como sea posible o perdería su vida junto con su brazo. Ya había perdido tanta sangre que era difícil para él de pie.

“Espero que no sea tan tonto como para desafiarme a una” próxima vez “.”, Dijo Lin Feng una sensación de impotencia y moviendo la cabeza. Hou Qing todavía no ha aceptado el hecho de que había perdido y atribuyó la victoria de Lin Feng a la suerte, con ese tipo de temperamento entonces que volvería de venganza y terminan perdiendo su otro brazo.

“Te atreviste de perjudicar a un discípulo a cargo de Distribuir justicia cuando no se respetan las normas Sectas. La secta no significa nada para usted, es claro en sus ojos que nos ven como algo que se puede faltar el respeto. “Mo Xie estaba culpando Lin Feng, una vez más, acusándolo de lo que quisiera para satisfacer sus necesidades en el momento.

Mientras que sonríe, Lin Feng dijo a Mo Xie: “Es fácil dar a un perro un mal nombre y luego colgarlo. Si entiendo lo que quiere decir correctamente, usted está diciendo que debería haber dejado que me corte el brazo y luego ser expulsado de la secta y encima de eso yo debería tener aún la Secta en mi corazón. ¿No le parece que su análisis en sí mismo, es ridículo y risible, anciano? ”

Lin Feng estaba provocando al anciano Mo, que quería cortar su brazo y luego expulsarlo de la secta y encima que quería que se preocupe por dar la secta el respeto que se merece. Lin Feng admiraba a Mo Xie por ser capaz de decir cosas tan estúpidas con una cara seria.

“¿Patriarca, se me permite añadir algo a lo que se ha dicho ya?”, Preguntó Lin Feng ignorando por completo Mo Xie una vez más. Si había alguien que tenía el poder de tomar decisiones en esta situación, sin duda era Nan Gong Ling.

Nan Gong Ling tenía una expresión en su cara que mostró que no podía dejar de estar interesado en este joven discípulo. Él era en realidad estaba muy interesado en Lin Feng y sus acciones. Lin Feng no fue ni arrogante ni subordinada, ni arrogantes ni humilde. Lin Feng quedó completamente tranquilo y compuesto, aunque en una posición aparentemente tan desastrosa. Eso era exactamente el temperamento necesario para ser un gran cultivador y mejorar con pasos agigantados en el camino de la cultivación. “Usted puede hablar.” Dijo Nan Gong Ling moviendo la cabeza.

“Patriarca, me dijeron que viniera como un anciano quería reunirse conmigo personalmente. Yo a su llegada inmediatamente oí que el anciano me acusa de cosas diferentes, a saber, de ser culpable de traer vergüenza sobre el nombre de la secta y hacer perder la cara. Me llamó la desgracia de la secta y un pedazo de basura. Cuando trato de dar una explicación a defenderme, me prohíbe hablar y dice que lo estoy contradiciendo. Debido a que he elegido para defender mi inocencia que quiere mi brazo para conseguir cortado. Me gustaría preguntar. ¿No es el anciano Mo, que hizo su decisión en base a su propia opinión personal, culpable de deshonrar a la secta y haciendo que pierda la cara? Como un anciano responsable de asegurarse de que se respetan las normas, no se supone que está a cargo de que las reglas sean respetadas, en lugar de mantener su propia injusticia sesgada? ”

Palabras agudas y precisas de Lin Feng habían conmocionado a toda la multitud cada vez más se creía que se había vuelto loco.
“Audaz.” Una fuerte Qi había rodeado a Lin Feng donde se encontraba. Mo Xie odiaba a Lin Feng tanto que él quería matarlo allí sobre el terreno antes de que pudiera perder más cara ante las palabras de este joven discípulo.

“No soy audaz. La secta quiere abandonar y expulsarme sin encontrar la verdad detrás de las acusaciones. Por qué no ser audaz de todos modos? Me gustaría preguntarle anciano Mo, los delitos que me acusan de, quien dijo que los había cometido en el primer lugar? “Lin Feng estaba sonriendo y completamente tranquilo, no tenía miedo de enfrentarse a Mo Xie.

“Usted Basura! Lesionar a los propios miembros de la familia, humillas a los mayores. ¿No te atrevas a admitirlo? “” Lin Qian dijo en un tono frío.

“Así que eso es lo que es… Ya veo.”, Dijo Lin Feng sonriendo. “Parece que los crímenes que anciano Mo me acusaron de vino de ella. Era mi primo que le ha dicho todo esto, ¿verdad? ”

“Sí, ¿y qué?”, Dijo Mo Xie cuyas intenciones asesinas eran cada vez más y más fuerte en lo más profundo de su corazón. Incluso si Lin Qian y Chu Zhan Peng no eran los de aterrizar el golpe mortal, todavía quería su muerte.

“Jeje, ya que lo admites, anciano Mo, me gustaría hacerle una pregunta en presencia del patriarca. Que escuchó su versión de los hechos con el fin de acusarme de diversos delitos, pero es usted un anciano de la secta Yun Hai o un anciano de la secta Hao Yue? ”

“¡Cómo te atreves! Atreverse a humillarme, un anciano dentro de la secta. Voy a paralizar su cultivo ahora. Despejar el camino. No hay más espacio para la discusión. “Mo Xie había llegado al límite de su paciencia. Permitiendo Lin Feng para hablar de esa manera sobre le había causado su brillantez y su reputación como un anciano que se arruinó por completo.

“Aquí todo el mundo sabe lo que está bien y qué está mal. Es sólo que no soy un discípulo de élite dentro de la secta, así que no puedo defenderme. Sólo se respetaron a los fuertes. Si quieres paralizar mi cultivación, hazlo, no hay necesidad de fabricar cargos contra mí. “, Mientras que Lin Feng dijo que, no dejaba de mirar a Nan Gong Ling.

Si Nan Gong Ling impidió que Mo Xie ataque, Lin Feng seguiría siendo un discípulo de la secta Yun Hai en su corazón, incluso en caso de expulsión. Sin embargo, si Nan Gong Ling le permitió atacar, luego, Lin Feng les diría rápidamente lo que había sucedido en el Barranco de Zhangu. Luego, durante la confusión, Lin Feng escaparía, ya que podría ser peligroso para él y no le gustaría ser un discípulo de la secta Yun Hai de todos modos. Si la secta no quería a Lin Feng, ¿por qué iba a necesitar a la Secta? Lin Feng no tenía el más mínimo de servilismo en el fondo de su corazón. Nunca sería cualquier servidor sirve todo el tiempo que vivió.

Nan Gong Ling estaba considerando cuidadosamente todo lo que había sucedido. Mo Xie se acercaba y se prepara para atacar con rapidez Lin Feng.

Nan Gong Ling estaba prestando atención a la expresión facial de Lin Feng. Él estaba mirando a los ojos completamente tranquilos de Lin Feng en intriga.

“Su voluntad y determinación son extremadamente fuertes. Él sigue siendo absolutamente tranquilo cuando se enfrentan a peligros. Además, sus habilidades naturales son buenas. Podía unirse a los discípulos de élite dentro de unos años. Se podría llegar a ser una persona muy importante dentro de la secta y un día podríamos requerir el talento como el suyo”.

“Mo Xie es un anciano. Sus logros en el camino de la cultivación no son insignificantes. Su talento y duro trabajo natural también juega un papel importante en su desarrollo. Podía subir por la jerarquía en el futuro. A pesar de que lo que está sucediendo hoy en día es culpa de Mo Xie, él es un anciano después de todo y además, él es el hijo de Mo Cang Lan”.

Nan Gong Ling estaba considerando todo lo que había ocurrido y el cálculo de su respuesta a velocidades extremadamente rápidas. Fue el patriarca de la secta. Cualquier problema que hay, siempre debe distinguir claramente las cosas y entender las ventajas y desventajas de hacer algo. Si hay algo que puede ser de beneficio a la secta, entonces se tiene que hacer, si es desfavorable para la secta, entonces no se debe hacer. Esta fue la comprensión simple, que siguieron todos los patriarcas.

Por supuesto, él sabía que Mo Xie había cometido un error en relación con los problemas en curso. El problema era que si dejaba de Mo Xie de la actuación, que sería lo mismo que haciéndole perder la cara. Si él le permitió atacar, se sentiría una gran pérdida para la secta en su corazón. Además, no tenía más remedio que tomar en consideración Mo Cang Lan así y no podía hacerle perder la cara tampoco. Después de todo, Mo Cang Lan tenía la condición de Gran Anciano dentro de la secta. Se había prestado servicios heroicos a la secta.

A modo de comparación, estaba Lin Feng, que sin duda tenía un cierto potencial, pero realmente era una cifra insignificante en comparación con los ancianos.

Vacilaciones de Nan Lin Gong hicieron a Lin Feng reírse de sí mismo para siempre creer en la secta. Se rió de su propia ignorancia. A pesar de que había derrotado Hou Qing, uno de los diez mejores discípulos ordinarios, Lin Feng estaba todavía en los ojos de todos un discípulo ordinario, además de Mo Xie era un anciano de la secta. ¿Cómo podría Nan Gong Ling hacer a Xie Mo perder la cara a causa de Lin Feng? Lin Feng no era muy fuerte, por lo que no debería ponerse en situaciones peligrosas. En sus mentes era culpa de Lin Feng por no ser lo suficientemente fuerte o tener suficiente talento para ser digno de ser protegido.

“Niño ignorante.”, Dijo Mo Xie, mientras se acercaba a Lin Feng. Estas palabras apuñalaron tímpanos de Lin Feng. Su sonrisa reveló sus intenciones asesinas, que quería matar a Lin Feng. Era un discípulo ordinario, nada más. En realidad se atreve a oponerse Mo Xie sería muy imprudente.

“Lin Feng está muerto!”, Gritó discípulos en la multitud. Pero Lin Feng sólo podía culpar a su propia impotencia.

“Qué lástima que no puedo paralizar su cultivo a mí mismo.”, Dijo Lin Qian mientras sonriendo fríamente. Era una situación bastante inesperada para Lin Qian pero el resultado fue el mismo, esos eran los últimos momentos de Lin Feng todos modos.

Una energía fuerte y poderosa paralizo a Lin Feng. El pelo por todo su cuerpo se levantó, estaba a punto de abrir la boca, pero en ese momento la fuerza oprimirlo por todo su cuerpo desapareció sin dejar rastro.
“¿Eh?” Lin Feng estaba aturdido. Eso fue inesperado. ¿Cómo podría desaparecer de repente su fuerza? Además, ¿cómo podía desaparecer de esa manera sin dejar rastro?

Mo Xie no estaba lejos de Lin Feng pero en ese momento se detuvo a caminar hacia Lin Feng. Las pupilas de Mo Xie estaban dilatadas, como si hubiera visto algo inimaginable. Por otra parte, una fuerza divina oprimía a todo el cuerpo de Mo Xie.

Muchas personas no entienden por qué Mo Xie se había detenido. Nan Gong Ling, así como Mo Cang Lan estaban todos asombrados de éstos giro de los acontecimientos.

“Esto…” Lin Feng estaba mirando a la expresión de Mo Xie y luego miró a su cuerpo. Lin Feng estaba tan sorprendido como todos los demás y no podía creer lo que estaba viendo.

“No estoy equivocado…” Lin Feng estaba tan sorprendida que sus ojos no podían ser más abierto que en ese momento. En el cuerpo de Mo Xie, había una sombra que parecía un cuerpo humano. Además, esa sombra se movía a pesar de que Mo Xie estaba paralizado.

Es una sombra. Realmente parecía exactamente como la sombra de un ser humano.

La cosa más espantosa fue que Lin Feng sólo podía ver la sombra, pero no podía ver a quién pertenecía.

No fue solamente Lin Feng prestar atención, el Patriarca, así como todo el mundo era anormalmente sorprendido y mirando a la sombra que envuelve el cuerpo de Mo Xie.

“Regresa, ya perdiste.” Dijo una voz que resonó en toda la zona. Sólo la voz se oía. Nadie podía ver que había dicho, pero la voz se sentía como si contenía un inmenso poder que sacudió a todos a su núcleo.

La voz que habían oído hizo que muchas personas comienzan a temblar de miedo, muchos querían caer de rodillas. Esa sombra que había salido de la nada había asustado a todos los presentes y sus cuerpos estaban pidiendo para escapar como un instinto casi primitivo.

Anuncios

Un comentario en “PMG Cap 23

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s