Tsuki ga -capítulo 70

Traducción: ellocopro99

Capítulo 70: Los héroes se reúnen

Mientras volaba por el cielo lanzando luces brillantes desde su la lanza sagrada a la raza demonio y quemándolos, el héroe del imperio, Iwahashi Tomoki, estaba en un estado de confusión.

Literalmente en el momento en que la puerta se abrió y que pasaron a la fase en la que asaltarían el fuerte y tomarían la cabeza del general…

La gente en los alrededores desaparecieron.

Al mirar abajo, había un increíble gran agujero negro. Gente, armas,  parte de los demonios también. Teniendo una mirada dispersa como si estuviera viendo un “centro de gravedad” las personas estaban siendo absorbidos por ese Hades.

La hostilidad que estaba siendo dirigida a él. Desde la puerta abierta, Tomoki se dio cuenta de unos disparos mágicos y usó una luz destructora desde su lanza divina para dispersarlos. Al mismo tiempo, se acordó de algo importante.

Acerca de sus compañeros.

Ginebia, Mora, Yukinatsu.

Los compañeros que lucharon junto a él y que lo protegieron.

Tomoki activa una herramienta de hechicería que tenia forma de collar, y busca en los alrededores. Pronto encontró las reacciones de los tres.

Debido a las botas de plata que la diosa le proporcionó fue capaz de flotar en el aire sin usar poder mágico, por lo que fue capaz de invalidar esa increíble trampa, pero sus compañeros estaban sobre tierra normalmente.

Debido a que él era el primer blanco de los ataques, pero con todo el equipo abrumador que llevaba puesto en su cuerpo, eso no era nada.

–¡¿Cayeron los tres?! –(Tomoki)

Diciendo esto, Tomoki persigue las reacciones. Las reacciones de los tres estaban un poco más abajo. Afortunadamente, era prácticamente en el mismo lugar en el que estaban.

Cuando los alcanzó, estaban todos reunidos en un mismo lugar y estaban flotando. Pero ese hechizo puede haber sido uno incompleto, parecen estar cayendo lentamente.

–¡Eres lento Tomoki! ¡La réplica de las botas de plata no están completas por lo que si hay algo pesado vamos a caer! –

–Oi Yukinatsu, ¿te refieres a mí? No puedo dejar pasar eso. –

Ginebia, que lleva una armadura de placas y es claramente la más pesada de todos ellos, levanta una ceja y reprocha las palabras de su camarada.

–No peleen. ¡Ustedes dos son más pesadas que yo después de todo! –

–¡Por supuesto que lo somos! ––

Una tercera voz suena en la conversación que parecía que iba a transformarse en una pelea y las dos responden con las mismas palabras. Comparada con la pequeña chica Mora, la diferencia de altura estaba clara.

Gracias a la creación de Yukinatsu, que viene de un linaje de alquimistas, los tres de alguna manera fueron capaces de salvarse a sí mismos. Tomoki también acaricia su pecho aliviado.

El intercambio entre los tres también ayudó como ingrediente para calmarse.

–Estoy contento de que estén bien. –(Tomoki)

–Tomoki… Yo soy tu escudo. No voy a morir sin protegerte. –(Ginebia)

–No hagas francamente ese tipo de cara, que embarazoso. –(Yukinatsu)

–¡Estamos totalmente bien! –(Mora)

Debido a las sentidas palabras de preocupación de él, las tres apelaron su bienestar con sus caras sonrojadas.

–Pero de que gran manera nos atraparon, que engreído para un jefe intermedio. Mora, llama a Nagi por favor. Por ahora vamos a retirarnos. Sin confirmar la situación no podemos decidir continuar la batalla. –(Tomoki)

–… Tienes razón. ¿Cuántos soldados hemos perdido aquí? –

–Pero que trampa absurda. El que hizo esto está mal de la cabeza. –

–Entendido, llamaré a Nagi. –(Mora)

–Sí, cuento contigo. Probablemente habrán bastantes ataques viniendo desde arriba en cualquier momento. Ginebia y yo los bloquearemos a todos y cada uno de ellos, ¿puedes hacerlo? ¿cierto? –(Tomoki)

–Por supuesto. No dejaré que ni tu ni Nagi reciban una sola herida. No hay que subestimar a un guardia real. –(Ginebia)

–Gracias, Ginebia. –(Tomoki)

Mora continua cantando un aria a su joya, y mientras está en el medio de darle las gracias a Ginebia, por debajo del equipo que estaba cayendo lentamente, un dragón fue convocado. Un tipo de dragón volador que posee alas gigantes. Es Nagi, a quien Mora controla.

Sus escamas verdes esmeralda son preciosas, un dragón de clase media. También es uno de los individuos mas cercanos a Mora.

–Nagi, ¡sube! Cuando alcancemos la parte superior del agujero, vamos a retirarnos. ¡Por favor! –(Mora)

–GYAU. –(Nagi)

Encima del dragón, mientras desviaban los ataques que caían, Tomoki llegó hasta delante de la puerta.

–Pero que diablos, incluso el camino de atrás se ha vuelto un agujero. La retaguardia es realmente la única parte restante. –(Tomoki)

–Tomoki, tratemos de salvar a tantas personas como sea posible haciendo que monten en Nagi. –(Ginebia)

Ginebia sugiere. Si crean una barrera alrededor para que las personas no salgan volando, el espacio que Nagi tiene para llevar gente alcanza bastante. Estas fueron palabras que tuvieron en consideración ese hecho.

–Ginebia, eso no es bueno. En primer lugar tenemos que volver lo más rápido posible e informar de esto a Lily. Esa es la prioridad más alta. –(Tomoki)

Tomoki rechaza la sugerencia de Ginebia. Para él, no serían más que equipaje innecesario que reduciría la movilidad. Un resultado que no deseaba.

–¡¡Pero!! –(Ginebia)

–Desde hace un tiempo que no puedo ponerme en contacto con Lily. Además, esto es guerra. Debido a que esto es guerra, esta bien que simplemente luchemos tanto como la cantidad de personas que murieron con el fin de retribuírselos. –(Tomoki)

–Tomoki… Lo siento. Me puse emocional. –(Ginebia)

De la misma forma en que ha venido ocurriendo hasta ahora, las palabras de Tomoki entraron en el corazón y el cuerpo de Ginebia como si la impregnara. Ella fue capaz de aceptar la lógica de sus palabras naturalmente.

–No importa, está bien si la habitual Ginebia regresa. Ahora bien, ¡volvamos! –(Tomoki)

–Espera Tomoki. –

–¿Qué sucede Yukinatsu? –(Tomoki)

–¿Está bien no buscar al héroe de Limia y los demás? –(Yukinatsu)

Incluso en un campo de batalla que se ha sumido en el caos, ¿está bien no confirmar la seguridad de una de las dos figuras más importantes? Es lo que Yukinatsu trató de preguntar.

Incluso si ella es un héroe, en una situación como esta, no es definitivo que ella pueda tratar con esto tranquilamente. No importa si la retirada es una prioridad, no es extraño preguntar por el héroe Limia.

–Hibiki Eh. Ella también es un héroe. Debe de habérselas arreglado por sí misma. Que me preocupe por ella puede ser recibido como una grosería. Ella parece ser una “Señora Onee-san”, después de todo. –(Tomoki)

Solo porque dicha persona no está ahí, Tomoki llama al otro héroe, a quien se refería con -san unos momentos atrás, sin ningún sufijo.

–Ya veo. Si Tomoki tiene algo planeado, entonces está bien. Vamos. –(Yukinatsu)

–Bien, Mora cuento contigo. –(Tomoki)

–¡Bueno! ¡Nagi, hazlo! –(Mora)

–Bien. Pero ya que pasamos por todos los problemas de venir hasta aquí… –(Tomoki)

Tomoki se dirige a la dirección opuesta de a donde se dirigía Nagi, en definitiva, de frente al fuerte. Lo que prepara es su favorita “Lanza de dios”. La punta de lanza en forma de cono se envuelve con luz y, con el tiempo, todo brilla.

–¡Esto es una retribución!– (Tomoki)

Determinando su objetivo, Tomoki libera el poder de su lanza en la puerta que estaba tratando de cerrarse. La luz entra sin más por un hueco sobre la puerta que se cerraba… Y creó un fuerte estruendo.

–Bien apuntado allí. –

–Oh… ¡Que puntería!–

–¡Onii-chan, que bien…!–

Para las ovaciones de los tres, Tomoki hace una cara de “eso fue muy fácil”. Por si acaso, él usa el collar para comprobar el entorno.

–Apa. Parece que el héroe de Limia y los otros están bien. Ellos están por allí. –(Tomoki)

–Oh. Jeh… Tienes razón. Tal vez debería hacer una réplica de ese collar después. Es bastante conveniente. –(Yukinatsu)

Yukinatsu, un poco más lenta, utiliza algo parecido a un binocular para confirmar al equipo de Limia. Sabiendo que Tomoki usa una herramienta de hechicería para buscar en la zona, Yukinatsu mostró la avidez de un investigador. Demostró que ahora esta un poco más tranquila.

–En otro momento ¿de acuerdo? –(Tomoki)

Sintiéndose un poco incomodo por ser el conejillo de indias de Yukinatsu, Tomoki responde de una manera vaga. Para hacer una réplica es necesario tener la herramienta de hechicería activada y observar durante largos períodos de tiempo. Ese tiempo es bastante doloroso para él.

–¿Todavía no puede ponerse en contacto con Lily-sama? –

Ginebia pregunta. Es natural que ella esté preocupada por el bienestar de su otra maestra.

–Sí. Puede que me esté repitiendo pero, ¿tiene este mundo lo que se llama interferencia? –(Tomoki)

En la segunda parte Tomoki susurra como si hablara consigo mismo. Mientras estaban volando, se pusieron al día con Hibiki y los demás. Como era de esperar de alguien montando un dragón, a pesar de que Hibiki y los otros fueron los primeros en escapar, el equipo de Tomoki fue más rápido.

–Es genial ver que estás a salvo Hibiki-san. Los movimientos de tu lado son un poco sosos, ¿Pasó algo? –(Tomoki)

–… ¿Es tu habilidad de detección baja? Es el tan esperado general demonio. –(Hibiki)

Pensando que Hibiki y los demás simplemente no tienen la fuerza suficiente como para utilizar la transmisión, Tomoki señala sus movimientos sosos, pero su rostro se endurece con su respuesta.

En lugar del frío tono de voz de Hibiki, Tomoki quedó impactado por las palabras general demonio.

–¡¿General demonio dices?! ¡¿detrás nuestro?! –(Tomoki)

–Así es. Por otra parte, cortésmente dijo que va a esperar que nos reagrupemos. Palabras que no esperarías de alguien que tendió semejante trampa. Y así es que estamos en medio de hacer que la retaguardia se retire lo más rápido posible. ¿Entendido? –(Hibiki)

Tan rápido como sea posible. Hibiki regresa con un tono de mala gana las palabras insensibles de Tomoki.

–No puede ser, pero como… –(Tomoki)

–¿Quién sabe? Deben haber utilizado una mano que no conocíamos aún. Por cierto, más que el general demonio, está el hecho de que no puedo ponerme en contacto para nada con las tropas que se suponen que están en la retaguardia. Increíble eh, parece que la raza demonio es capaz de obstruir nuestras transmisiones. Es decir, existe la posibilidad de que la raza demonio pueda interceptar la transmisión del pensamiento. Qué desagradable. –(Hibiki)

–Fuga de información e interferencias…. ¿No es eso fatal? –(Tomoki)

Tomoki parece haber comprendido la situación. Él escupe palabras pesimistas.

–¿Y? ¿Qué van a hacer ustedes? –(Hibiki)

–¿Qué dices … Sobre que? –(Tomoki)

–Si nos encontramos con el general demonio será un frente común, o por lo menos así es como se supone que debe ser ¿verdad?– (Hibiki)

Hasta el día de hoy, esta es la primera vez. O más bien como que es la primera vez que Hibiki ha sonreído a Tomoki desde el fondo de su corazón.

–¡La situación es diferente, ¿o no lo es?! ¡¿Esta debería ser la condición en que cortamos hasta el campamento enemigo tan rápido como nos fuera posible y escapamos ¿cierto?! Si continuamos con la batalla así, ¡vamos a ir directamente hacia el final malo! –(Tomoki)

–Condición… Condición eh. Si ese es el caso, ustedes escapen. Voy a creer que la unidad en la retaguardia hará un ataque de pinzas con nosotros y los derrotaremos. Bueno, si fuéramos capaces de ponernos en contacto entre nosotros estaríamos en condiciones de cooperar en la retirada. En términos de estrategia esta es totalmente nuestra derrota. Para ser honesta, he tomado un interés en ese general demonio. –(Hibiki)

En esta clase de escenario, Hibiki siente un intérvalo concluyente en Tomoki que estaba hablando como si estuviera en un sueño o ilusión. Hibiki siente que una parte de ella lo está mirando de una manera fría.

Y una parte está felizmente hablándole como si se divirtiera. Tomoki también muestra unos ojos perplejos como si estuviera mirando a tal ser vivo por primera vez.

–Tú… ¿Eres una idiota?– (Tomoki)

–De ninguna manera. Además, no pedí tu cooperación ¿cierto? En cualquier caso, tú y yo tenemos mala compatibilidad. El punto clave es que ustedes tienen ataques de medio alcance. La mayor parte de mi equipo es de combate cercano. Tu lado muestra mejor rendimiento cuando se lucha contra grandes números, nuestro lado cuando luchamos contra menor cantidad. Incluso si luchamos contra el mismo oponente, creo que nuestros pasos serían diferentes. –(Hibiki)

(También, la actitud)

Hibiki secretamente añade.

–En resumen, ¿estás diciendo que no podemos formar un frente en común?– (Tomoki)

–Sólo estoy diciendo que no hay razón para hacerlo en este caso. No veo el mérito de unirnos. No me gustaría recibir un disparo de mis aliados. –(Hibiki)

–… Entonces, está bien ¿verdad?– (Tomoki)

–Sí. Solo lidera las tropas y utiliza ese poder de fuego para limpiar la mayor cantidad de enemigos de allí. Si hacen eso, hará posible que más supervivientes a escapen. Tomaremos el camino abierto y atraeremos al pez gordo. División de trabajos. Vamos a hacer eso en este caso. –(Hibiki)

–Entendido. Si dices eso, asegúrate de pillar al general demonio de acuerdo? –(Tomoki)

–Por supuesto. –(Hibiki)

La conversación entre los dos héroes termina.

Un pequeña reunión se llevó en ambas partes.

En numerosas ocasiones, voces de objeción sonaron.

Y se volvieron mas bajas con el tiempo. Ambas partes mostraron voluntad y determinación.

El tiempo en que los dos ejércitos se enfrenten una vez más… está cerca.

 

Anuncios

7 comentarios en “Tsuki ga -capítulo 70

  1. Pingback: Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulos. – SpanishTraslation

  2. Murasaki-san

    de ella lo está mirando de una manera fría.

    Y una parte está felizmente hablándole como si se divirtiera. Tomoki también muestra unos ojos perplejos como si estuviera mirando a tal ser vivo por primera vez.

    me preocupa que los ojos muestren sus efectos espero estar equivocado

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s