Tsuki ga – Capítulo 91

Traducción: ellocopro99

Capítulo 91: Rumor: Mio, cocina y héroe, tercera parte

–Ara, viniste. –

En el interior del mostrador, en un lugar donde hay un taller, se escucha una voz familiar. Hibiki y los demás se dan cuenta de que han llegado a su objetivo.

Están en Tsige que está mostrando el mayor crecimiento en esta remota región, y además, en la Compañía de Rembrandt que está manejando el impulso y crecimiento de la misma. Ellos están en una esquina.

Una semi-humana de piel oscura les sonrió suavemente desde el mostrador y los recibió.

Es la sucursal de la Compañía Kuzunoha en Tsige.

Esta Compañia ya ha obtenido un gran cantidad de clientes estables y entre los aventureros es una tienda admirada.

Utilizan materiales excepcionales y en esta ciudad es el lugar con los equipamiento de la más alta calidad. Además, si uno tiene la cantidad correcta de dinero, incluso aceptan pedidos de mejoras de armas o creaciones originales. Para un equipamiento que sin duda durará por mucho tiempo, no sólo los aventureros, sino también las personas que tienen ocupaciones en las que se encontrarán con batallas, puntúan muy alto a este lugar.

A pesar de ello, hay varios comerciantes en una esquina haciendo cola para comprar medicina. los medicamentos de la Compañia Kuzunoha son famosos por ser más eficaces que los otros medicamentos mágicos incapaces y sus ventas están aumentando. No hay duda de que lo están haciendo bien como una compañia.

En este momento las órdenes de armaduras se detuvieron temporalmente, por lo que en el lugar para ordenar armaduras, no hay nadie. Sin embargo, varios hyumanos con aspecto de aventureros estaban allí mirando la situación desde la distancia, por lo que algunas personas esperaban anticiparse para cuando los pedidos comenzarán de nuevo.

Hibiki y sus compañeros fueron transportados a una posada en Tsige por Mio mientras estaban inconscientes. Mio dio instrucciones detalladas a la casera y salió de la posada. El grupo de Hibiki escuchó la situación de la casera (varias partes fueron alteradas) y se dedicaron a Bredda que fue gravemente herido, viviendo varios días allí.

Y entonces, hoy.

Debido a que Bredda era capaz de caminar normalmente ahora, una vez más se reunieron y se dirigieron a la sucursal de la Compañía Kuzunoha donde se les dijo que podían ponerse en contacto con Mio.

El grupo de Hibiki no se dieron cuenta de las miradas curiosas y de la envidia que estaban dirigidas hacia ellos. Es porque estaban envidiosos de que tenían conexiones con Mio, pero el grupo de Hibiki que no sabían acerca de la Compañia Kuzunoha y el status de Mio en esta ciudad, no es de extrañar que no lo hayan notado.

Cuando el empleado Oni del Bosque dijo “lamento hacerles esperar” una chica de pelo negro que conocieron hace unos días apareció.

–Ese caballero, parece que ya se ha curado-desu ne. Es bueno que no haya sido nada grave. –(Mio)

–Sí… En ese momento realmente nos ayudó. Por lo que oí, incluso nos echó una mano con la curación. Le damos las gracias. –(Bredda)

Bredda mismo dio un paso adelante y le agradece a Mio. Mio lo mira y pronto dirige su mirada a Hibiki.

–No importa-desu wa. Estoy acostumbrada a la protección después de todo. Y entonces Hibiki, parece que su compañero está en un buen estado pero, ¿tienes un momento? –(Mio)

–Sí. He oído de la casera que tenía unos asuntos conmigo. Así que uhm… ¿Es sobre la pelea con el Mamono? –(Hibiki)

La expresión de Hibiki es sombría. Mostrando una apariencia patética y que le dijeran que había sido una decepción, se había vuelto en una molestia persistente en su interior. Para ella, no hubo experiencia en el pasado en la que haya decepcionado a alguien y no tenía experiencia enfrentando su propia debilidad.

Sumado con su pelea contra el general demonio hicieron que tenga dudas sobre su fuerza, ella, quien es un héroe, no había sido capaz de digerir ese sentimiento dentro suyo aún.

–¿Pelea? Ah, no me importa eso. Como acabo de decirte, por varias razones, estoy acostumbrada a proteger a gente como ustedes. Sólo piensen en ello como que tuvieron suerte-desu wa. –(Mio)

Sin embargo, las palabras de Mio negaron totalmente los pensamientos de Hibiki. Desde el punto de vista de Mio, el camino de regreso a Tsige se había vuelto en proteger hyumanos, eso es todo.

–¿Tuvimos suerte…? –(Hibiki)

–Sí, porque ustedes no murieron. Por otra parte, no soy su compañera ni su profesora, y aún así, ¿por qué tengo que calificar su pelea y regañarlos? –(Mio)

Las palabras de Mio implicaban que no le importaba mucho sobre la vida del grupo de Hibiki. Esas palabras apuñalaron al grupo de Hibiki.

–Eso es… entonces ¿por qué nos salvó? –(Hibiki)

–Le dije esto a la casera también pero, Hibiki, es porque tenía unos asuntos contigo-desu. Todavía no te he preguntado sobre cómo hacer Dashi de los productos marinos y pescado seco, después de todo. –(Mio)

–¿D-dashi es eso? –(Hibiki)

–Sí. –(Mio)

–¿Sólo por eso? –(Hibiki)

–¿? Así es. Si conoces la manera de cocinarlos, sería una pena que murieras. Solo eso. Ahora Hibiki, que ya te has encargado de tus preocupaciones, así que por favor dame un poco de tu tiempo. –(Mio)

Sin ninguna preocupación, Mio simplemente responde a las palabras de la aturdida Hibiki.

–Mio-dono, estamos agradecidos por salvarnos, pero no podemos acceder a su solicitud. La razón por la que vinimos aquí es para entrenar y obtener buenos equipos. Lamentablemente, no tenemos tiempo de sobra… –(Wudi)

Wudi se opuso a la propuesta de Mio. El grupo de Hibiki llegó a Tsige porque estaban buscando un lugar excepcional para entrenar. Y también para encontrar equipamiento que se ajuste a sus habilidades. Por el bien de la revancha contra el general demonio y también para superar el Fuerte Stella esta vez con certeza. Todas sus acciones eran por ese objetivo.

–Deténganse. Que sean derrotados por un enemigo de ese nivel y es más, que sean un equipo que tiene la toma de decisiones de un bebé, entrando en el baldío acabarán convirtiéndose en alimento. Sus niveles pueden ser altos, pero en ese lugar que sólo serán niños con una contextura grande. Es imposible-desu. –(Mio)

Mio rechaza el discurso de Wudi como si fuera sorprendida. No era que ella les restó importancia o los menospreció. Era como si realmente estuviera amonestando a un niño.

–¡Aún así! ¡Tenemos que volvernos más fuerte! ¡No tenemos tiempo! –(Hibiki)

Mio suspira ante las palabras intensas de Hibiki. Porque vio en sus ojos la luz de un aventurero apurándose a su lugar de muerte, los ojos característicos de una persona limitada.

–No entiendo. Pensé que eran unos aventureros que eran un poco diferentes, ¿Pero tienen un objetivo que los haga apurarse tanto? –(Mio)

–Eso es… –

–Pero quiero que al menos me pagues por salvarles su vida. Además, no importa lo fuerte que sean, ¿de verdad tienen la intención de llevar un niño tan pequeño al baldío? –(Mio)

–… –

–Silencio-desu ka. Y pensar que ustedes eran más estúpidos de lo que pensaba. Hmph, aún así, esto es problemático. Yo tampoco puedo retroceder después de todo… –(Mio)

–Mio-san, por un tiempo nos estaremos moviendo de día. Entonces, ¿qué tal si acompaño a Mio-san por la noche? –(Hibiki)

–De la forma en que lo dijiste, se siente como que no serán muchos días-desu wa ne. Ya veo, ¿qué deberá hacer…? –(Mio) {NTI: Dando a entender que morirán en pocos días si continúan}

Hibiki y Mio conversan sobre el mostrador.

Allí, un hombre se mete. Es un hombre que al igual que Mio, vino del interior de la tienda.

–Entonces, ¿qué tal esto?–

–Nn, Beren. ¿Tienes una idea ingeniosa? –(Mio)

–Aunque no es hasta el punto de llamarla ingeniosa. Mio-sama quiere preguntarle sobre cocina a la señorita de allí ¿cierto? Y si es posible, aprender técnicas también. –(Beren)

–Sí. –(Mio)

–Y también, el grupo dice que quieren hacerse más fuerte en el baldío. –(Beren)

–Sí. Esa es la razón por la que vinimos. –(Hibiki)

Aparte de Hibiki que contestó, los otros asintieron.

–Ya veo, justo cómo dijo Mio-sama, si continúan así, ustedes morirán en un momento dado. Prácticamente seguro. –(Beren)

–¡¡!!–

–Beren, ¡no te vayas por las ramas y dilo de una vez!– (Mio)

–Perdón por la descortesía. Si vas a enseñarle a cocinar a Mio-sama, en recompensa por enseñarle a ella, yo les proporcionaré también a todos equipamientos que se ajuste a ustedes como pago. Podrán salir al baldío en ese momento. De esa manera, hasta que se haga el equipamiento… vamos a ver, tal vez en tres días. En ese momento se hará. Después de eso, vas a seguir dándole clases a Mio-sama sobre cocina por la noche. ¿Qué piensas? Perdón por mi falta de respeto, es cierto que los equipamientos de todos son razonablemente buenos, pero parece que están bastante dañados. Ir al baldío así es como un suicidio. –(Beren)

–… ¿Podemos estar en paz sólo cambiando el equipamiento?– (Mio)

–Entonces, ¿qué hay de hacer que Toa y los demás les acompañen también? Si se trata de una solicitud de Mio-sama, no lo van a rechazar. –(Beren)

–Ya veo. Si son ellos, siempre y cuando sea en el día en que no haya mucho de qué preocuparse. Beren, ¿que no fue una idea ingeniosa, después de todo? –(Mio)

–Me siento honrado. Y entonces, ¿qué les parece? –(Beren)

Las opiniones de las personas en el interior del mostrador habían sido arregladas y el artesano enano pide la respuesta del grupo de Hibiki.

–Tres días eh. ¿No puedes acortar ese tiempo? –(Bredda)

–Voy a tomar sus medidas ahora. Sería una historia diferente si simplemente fuera una reparación. Tres días es un tiempo increíblemente corto que no importa a que artesano le pregunte que lo haga. –(Beren)

A la pregunta del Bredda, el artesano Beren responde cortésmente. Dentro de él, estaba sorprendido por el caballero que no entendía de forja.

–¿Que prueba tenemos de que los aventureros que nos acompañaran son de confianza?– (Wudi)

Es el mago Wudi. Estaba preocupado si los acompañantes eran de confianza. Tener a los aventureros que contrataste traicionándote, no es una historia inusual. Si se produce una traición en un lugar peligroso, incluso podría matarlos a todos.

–Toa-dono es la persona en la cima de la lista de Tsige. Su cara es conocida y no es del tipo de persona que haría cosas poco razonables. El nivel medio de su equipo es de más de 450 y su habilidad pronto se podría llamar de clase alta. –(Beren)

–¡¿450?!–

–Además, son aventureros en los que Mio-sama confía. Si dices que no hay manera de que puedan confiar en ellos, entonces en ese momento tendríamos que pensar en otra forma. –(Beren)

–¡¿?!–

Wudi tiembla ante la mirada mezclada con sed de sangre que Beren liberó por un segundo. Se sentía como si no dudaría en tomar medidas sin escrúpulos. Que sienta peligro por una conversación sobre cocina es simplemente irracional.

Con un movimiento de cabeza que se podría tomar como consentimiento, Wudi da un paso atrás.

–Hibiki, ¿qué vas a hacer? Yo creo esta propuesta es ventajosa para su equipo. –(Beren)

–… Cuento contigo. –(Hibiki)

–¡Estupendo! Entonces, vamos a empezar a tomar las medidas tan pronto como sea posible. Beren, deprisa. La primera será Hibiki ¿de acuerdo? Después de eso, contacta con Toa y… –(Mio)

–Todo el mundo, por aquí por favor –(Beren)

Siendo invitados por Mio y Beren, el grupo de Hibiki desaparece en el interior de la tienda.

El Héroe de Limia comenzó su reinicio en la frontera.

◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆

Esta es la primera vez en la vida de Hibiki en que varios meses sintieron tan cortos.

Ahora se siente nostálgico aquel momento en que se vieron sorprendidos por el rendimiento de las armas que Beren y los otros enanos ancianos crearon.

Del equipo de aventureros de la chica Toa que les presentaron, han aprendido las formas de como un aventurero toma decisiones y su forma de pensar. Toa, que estaba llenando el papel como líder del equipo, es del tipo que utiliza la velocidad como arma y si bien es del mismo tipo que Hibiki, utiliza un método diferente para aprovechar la apertura del enemigo, y fue capaz de convertirse en una buena compañera de sparring para Hibiki. Toa que pensó en Hibiki como una persona de su mismo oficio, no encontró la oportunidad de mostrarle su carta de triunfo a Hibiki ni sus habilidades ocultas. Nadie sabía cuál sería el resultado si una pelea de verdad llegara a suceder. Al menos Hibiki piensa que no quisiera enfrentarse a ella.

Últimamente, Hibiki no ha estado aumentando su nivel, sin embargo, su fuerza ha aumentado claramente.

Al principio, Hibiki que seguía arrastrando su trauma por perder a su compañera, espléndidamente pierde la pelea contra Toa que estaba cercana a su nivel. Ella ya tiene experiencia, pero era la primera vez que Hibiki había perdido contra un hyumano tan mal. Por cierto, ella también peleó contra Mio, pero el resultado fue una derrota completa. Prácticamente no la dejó hacer nada.

Una vez, a altas horas de la noche en la posada donde ella había expandido una barrera en caso de intrusos y se había dormido, hubo un caso donde Mio, no rompió la barrera, sino que pasó a través de ella y la despertó. Hibiki que estaba en aprietos porque no sabía lo que estaba ocurriendo, fue subyugada fácilmente y arrastrada a la cocina por Mio que tenía los ojos brillantes, para que le enseñe su forma de cocinar.

Hubo un momento en que Hibiki estaba particularmente pegada a la idea de los niveles, no entendía por qué perdió contra Toa que tiene un nivel más bajo que ella, y tuvo que preguntar.

–Cuando estaba en Zenno, yo era así. Bueno, ¿no son los niveles sólo uno de los muchos indicadores? –(Toa)

Es lo que pensó Toa al recordar al comerciante enmascarado.

–Tener un nivel alto es sólo una prueba de que has matado a muchos. No debes sentir la fuerza de un número, sino con tu cuerpo. –(Mio)

Esto fue dicho por Mio. Estaba ligeramente mezclado con el masoquismo de cuando era controlada por el hambre, pero Hibiki no se dio cuenta. Ella sólo estaba mirando a Mio con admiración.

Y Mio que estaba aprendiendo de Hibiki la manera de hacer Dashi de pescado seco y kombu, tenía los ojos brillantes de un niño.

Una compañera que tiene el mismo pelo negro como ella, e incluso si sólo se limita a la cocina, es capaz de hablar con ella sobre el conocimiento de su mundo anterior en una luz favorable. Mientras Hibiki estaba conquistando ininterrumpidamente su trauma, al mismo tiempo estaba creciendo una dependencia a Mio.

– – – – –

Esta noche será la última noche en que su equipo va a permanecer en Tsige.

Una orden de repatriación había sido enviada por Limia.

Al principio, debido a que estaban siendo tratados favorablemente por los enanos, el equipo de Hibiki fue blanco de la envidia, pero al hacerse amigos del equipo de Toa y cooperando mutuamente en el baldío. Al mismo tiempo que Hibiki conquistaba su trauma, ella lentamente recuperó su disposición de atraer espíritus y poco a poco terminó siendo aceptada por los aventureros en esta remota región.

Es por eso que esta noche, una fiesta es celebrada en nombre de ella y de su equipo, y un gran número de aventureros estaban tristes por su partida e hicieron bastante ruido. Hubo algunos que decidieron seguir al equipo de Hibiki a Limia y hubo otros que habían decidido luchar junto a ella.

Bredda y Wudi estaban completamente borrachos y en ese estado, desaparecieron en algún lugar. Tal vez ellos fueron secuestrados por las mujeres que estaban tristes por su partida y que querían pasar una noche de pasión con ellos.

Chiya no tenía aventureros que fueran de la misma edad que ella y se sentía excluida, por lo que hubo un momento en donde estaba melancólica, pero gracias a que se amigó de la hermana de Toa, Rinon, se estaba divirtiendo en esta fiesta mientras bebía jugo y, al final, las dos felizmente se fueron a dormir en la misma cama.

Y Hibiki…

Había dejado el tumulto y estaba en la cima de la muralla que rodea la ciudad. No se podía comparar con la visión de las modernas ciudades de neón, pero a su espalda está la ciudad iluminada de Tsige. En su frente, está la carretera dorada. El lugar donde el rico comerciante Rembrandt y su mayordomo despidieron a Misumi Makoto, es exactamente en ese lugar.

Ella no está sola.

Desde la parte interna que se inclina en la muralla, hay una mujer mirando a Hibiki. Es Mio.

–¿He oído que tienes algo de qué hablar? ¿Es algo que tienes que pedirme como para hacerme venir hasta aquí-desu no? –(Mio)

–… Sí. En ese lugar donde se celebra una fiesta, sentí como que el ánimo no estaba bien. –(Hibiki)

Hibiki, que estaba mirando a la carretera, se da la vuelta.

–Que sea corto. Estar en este tipo de lugar a media noche puede crear malentendidos innecesarios .–(Mio)

–Como siempre, cuando no está relacionado con la cocina eres tan fría, Mio-san. Entendido, tengo dos cosas que quiero transmitir. –(Hibiki)

–… –

–En primer lugar, Mio-san muchas gracias. –(Hibiki)

Hibiki baja la cabeza profundamente y le da las gracias.

–Si no nos encontrábamos con Mio en Koran, creo que no estaríamos vivos. El baldío era mucho más duro de lo que pensábamos. El disparador fue Horn poniéndose salvaje, pero estoy muy contenta de que le conocí Mio-san. –(Hibiki)

–Yo también tenía un objetivo después de todo. No hay necesidad de agradecerme. –(Mio)

(Además, la razón por la que el lobo llamado Horn me atacó fue porque él reaccionó a mi olor. Hasta el final parece que estos chicos no se dieron cuenta de que yo soy la araña negra con la que pelearon, sino que sólo esa cosa lo hizo. No se puede evitar que me haya atacado. Además, ya he “silenciado” a Horn, así que no hay necesidad de que se lo diga) (Mio)

Mio descubrió la razón de porque el lobo plateado la atacó. Además de eso, ella le dio instrucciones detalladas a Horn e hizo que no pueda revelarle nada a Hibiki y a los demás. Pensando en las condiciones, ese lobo no reveló nada, es lo que pensó Mio con tranquilidad.

–Me sorprendió que incluso tenían katanas, pero la espada que hizo Beren-san es realmente increíble. Nuestro encuentro con él también es gracias a Mio, así que por favor acepta mi agradecimiento. –(Hibiki)

Hibiki tenía su corazón bastante agitado cuando vio la katana en el taller de los enanos ancianos. También se debió a que originalmente practicaba kendo. Cuando ella lo tomó en sus manos y la desenvainó, estaba deslumbrada por su belleza y tragó aliento.

Pero, Beren sin rodeos dijo Hibiki que no es apta para una katana y le cortó sus ojos anhelantes.

Beren que había visto a su espada, le había advertido que la técnica con la espada de Hibiki no encajaba más con las katanas.

–Puedo decir que las habilidades que se encuentran en el cuerpo de la señorita son originalmente técnicas para manejar espadas de un solo filo. Sin embargo, la espada que la señorita está haciendo oscilar en este momento claramente usa técnicas de arma de doble filo. No recomiendo la katana que también tiene un método especial de mantenimiento. Esa es mi opinión como persona que recomienda armas. –(Beren)

No había ningún error.

La forma de usar una espada que Hibiki conocía originalmente era de kendo y un poco de esgrima. Aparte del kendo, en donde ella continuó con sus actividades del club, también aprendió un poco de esgrima, pero debido a razones, pronto tuvo que parar.

Y así, cuando vino a este mundo, se había asentado ahora a las técnicas de espada de combate real de la ya fallecida Naval, que está mezcladas con técnicas autodidactas, así como la forma de luchar con una espada bastarda. Usar una katana ahora podría ser difícil, ella misma lo sabe.

Aceptando la advertencia obedientemente, Hibiki por primera vez obtuvo un arma que supera sus habilidades. Contrariamente a la forma como habia sido en el pasado, tuvo que entrenar para ser capaz de usar adecuadamente las habilidades del arma. Esta espada que tenía mezclada el lado alegre de Beren, es una espada que es más grande que una espada bastarda y su aspecto se puede comparar con una gran espada, pero era inesperadamente más ligera que la espada que Hibiki utilizaba.

Si ella toma en consideración precisamente su tamaño, es capaz de utilizarla como su espada anterior. Que Beren haya usado la guadaña que Mio le mostró con indiferencia como material, es uno de los secretos que no han sido revelados a Hibiki.

Recordando esa gratitud también, Hibiki quita su mirada de Mio y mira el cielo nocturno.

–Creo que en este momento sólo soy capaz de sacar cerca de la mitad de las capacidades de esta espada. Beren-san también dijo que todavía no he sido capaz usar el truco de ella y estaba decepcionado. Salir antes de terminar una tarea, es honestamente mortificante. –(Hibiki)

–No realmente. La actual tú puede entrenar apropiadamente incluso sin quedarse aquí. Probablemente serás capaz de utilizar la creación de Beren en un futuro no muy lejano. –(Mio)

–Haré mi mejor esfuerzo. Y entonces, sobre la otra cosa que quería transmitir. –(Hibiki)

Hibiki, inusual de ella, se veía como que estaba teniendo un momento difícil para elegir sus palabras. Habiendo bebido y comido lo suficiente y sin tener ningún asunto urgente, Mio sólo espera en silencio por las palabras de Hibiki.

–… Mio-san, ¿podrías venir junto con nosotros? Al final no fui capaz de reunirme con él, ¡pero definitivamente me asegurarse de no mostrar descortesía al representante de la compañía! –(Hibiki)

Hibiki no se ha encontrado con el representante de la Compañía Kuzunoha, Raidou. Es alguien que aparece en las conversaciones a veces y también ha oído historias de Toa. Ese misterioso comerciante que parece tener habilidad, al final, no regresó de aprovisionarse y ni Hibiki ni ninguno de sus compañeros lo han conocido.

Es sólo que estaba claro que Mio, Beren y las personas de la compañía lo admiran mucho y cuando le dijeron a Hibiki sobre Raidou, mostraron un orgullo extraordinario.

–No quiero-desu. Tengo a Waka-sama después de todo. Se lo dije a Hibiki también ¿cierto? –(Mio)

Una respuesta inmediata.

–Entonces junto con ese Waka-sama. También voy a preparar todo para que pueda hacer una tienda allí. –(Hibiki)

–Eso es también un no-desu. ¿No te dije que Waka-sama está ocupado? –(Mio)

No había puntos donde Hibiki pudiera encontrar un compromiso.

–… Esto es sólo un ejemplo pero, si mi deseo se refiere al mundo y que el problema llegue a arrastrar a la persona más importante para Mio-san, Waka-sama, y se convierte en una situación en la que es necesaria tu fuerza para hacerle frente. ¿Todavía dirás eso? –(Hibiki)

Soy un héroe, hasta el final, Hibiki no se lo dijo a Mio. Ella la engañó diciéndole al azar que su conocimiento sobre cocina lo aprendió en libros de lectura. Por supuesto, es una mentira que solo preguntando se caería pronto. Pero para Mio, la parte importante era el conocimiento y las técnicas de cocción, todo lo demás era irrelevante.

Fue también porque se sentía incómoda sobre revelar su posición de héroe a Toa y a Mio, y que por eso cambiaran su forma de tratarla. Ser capaz de permanecer como un simple aventurero, estos varios meses fueron buenos, y realmente lamentaban tener que partir.

–Ni siquiera vale la pena discutir. No me importa el mundo para nada-desu. Lo único que me importa es Waka-sama. Si se convierte en una situación en la que una simple mujer como yo tiene que proporcionar refuerzo para resolverlo, significa que Waka-sama puede tratar con ello también. Entonces sólo necesito permanecer en el lado de esa gran persona, y poner mi vida por él. –(Mio)

–… ¿No importa qué? –(Hibiki)

–No importa qué-desu wa. –(Mio)

Hibiki pensó en simplemente revelarle que ella es un héroe de una vez por todas, pero pronto se sacó esa idea de la cabeza. Mio dijo que no le preocupaba el mundo. Entonces, incluso si ella le revela que es un héroe que ha sido llamada para proteger a la sociedad hyumana, no afectaría a la negociación.

(¿Pero quién se supone que sea ese Waka-sama de quien Mio-san esta tan enamorada? Toa-san también dijo que él está en un nivel completamente diferente e hizo una sonrisa irónica después de todo. ¿Podría ser que ese tipo y el grupo de Mio podrían incluso salvar al mundo?) (Hibiki)

El comentario Hibiki que pensó en broma podría no ser tan tonto, es lo que pensará de nuevo cuando llegue el momento.

–… Fuh… No importa que eh. He sido espléndidamente rechazada. –(Hibiki)

–Si eres una persona con el rol de manejar un equipo, deberías saber que tenerla cómoda y fácil es un punto negativo. No tengo la intención de seguir las órdenes de nadie, aparte de Waka-sama. –(Mio)

–Sí, sí, gracias por toda la dulzura. Eso es todo lo que quería transmitir. Entonces Mio-san, con esto… –(Hibiki)

–Sí, Cuídate cuando regreses. –(Mio)

–Sí. Mio-san, por favor visita Limia cuando tengas la oportunidad. En ese momento me acordaré de más recetas. –(Hibiki)

–Ara, esta es la primera propuesta atractiva que has hecho. Voy a tenerlo en cuenta. –(Mio)

Para el final, Hibiki hizo una profunda reverencia y se fue.

Así es como había terminado la extraña reunión entre Mio y Hibiki.

 

Anuncios

19 comentarios en “Tsuki ga – Capítulo 91

  1. Pingback: Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulos. – SpanishTraslation

  2. mariolol156

    aveces pienso que Mio no tiene sentimientos o que aun no los entiende
    seguro se encuentran a makoto pero no lo toman la gran cosa o algo por el estilo y si lo agarran a puteadas o le faltan el respeto con Tomoe o Mio viendo o algo esos heroes pueden darse por muertos

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s