Tsuki ga – Capítulo 100

Traducción: ellocopro99

Capítulo 100: La solicitud del demonio

–Compañía Kuzunoha… Si no recuerdo mal, esa es una tienda general que abrió no hace mucho tiempo. Y que tiene una tienda en Tsige también, no, ¿una sucursal? –(Rona)

–Tú sabes bastante. – (Makoto)

–Je, por lo que dicen. Raidou, la imagen que da en este momento es realmente diferente de cuando utiliza la comunicación escrita ¿sabes? ¿Cuál es la verdadera? –(Rona)

–Ésta. Shiki lo siento pero ¿podrías por favor poner ese nabe un poco más lejos? El olor dulce está llegando incluso aquí. Y así, Rona-san. ¿Qué quiere decir con “por lo que dicen”? –(Makoto)

–Sobre conocer bien. A pesar de que mi nombre es sólo conocido por un número de personas verdaderamente escaso. ¿Cómo puede una compañía que fue recién hecha tener una mayor capacidad de recolección de inteligencia que una nación? Uaa, esto es delicioso. –(Rona)

–¡¡Oua!! Rona, ¡bastarda! ¡¡Esa era la que estaba planeando comer!! ¡Los demonios no deberían comer cosas azules, eso es canibalismo! –(Shiki)

–¿Podrías por favor no llamarme por mi nombre con tanta familiaridad? Además, diciendo que comer cosas azules es lo mismo que el canibalismo, esa es la primera vez. Ah, voy a tomar este también… ¿Nnn? ¡¡Deliciosooo!! –(Rona)

–¡¡No es como que porque sea rojo está bien!! Ooooh… Bastarda, ¿deseas que ésta sea tu última comida? –(Shiki)

–Bueno bueno, cálmate Shiki. Está bien que ordenes más. Ah, Rona-san. La carne de ave de allí también está lista para comer. –(Makoto)

–Raidou, realmente conoces tus cosas. ¡El condimento también es lo mejor…! Tal vez debería aprender a hacer esto antes de que vuelva. –(Rona)

–Raidou-samaaaa… –(Shiki)

La habitación privada de Gotetsu está bastante caótica.

Rona-san que obviamente no conoce la etiqueta al comer nabe, parece haber tomado el gusto a la cocina nabe. Aún así, parece que Shiki y ella… no son compatibles. Shiki, a pesar de que tomaste la iniciativa y propusiste ordenar y comer mientras discutiamos, ¿por qué es que eres el que más sufre?

Incluso si vienes a mí llorando, no puedo hacer nada por ti. Está bien que pidas más, así que no hagas una voz tan patética.

Shiki parece conocer a Rona, pero tal vez porque no quiere revelar su identidad, no le ha dicho quien era anteriormente. En sus ojos, Shiki probablemente la esté reflejando como una enemiga a tener cuidado. Que ella no lo esté demostrando en su cara es como era de esperarse.

–Haaah… ¡He comido bien! ¡Ha sido un tiempo desde que he estado completamente satisfecha! –(Rona)

–Entonces, vamos a continuar con la conversación. –(Makoto)

–Conversación eh. Tú dices eso, pero incluso tratar de matarte sería difícil en un 2 contra 1, ¿así que no estoy en una situación desventajosa? En primer lugar, probablemente quiero más información sobre la Compañia Kuzunoha… –(Rona)

–Las discusiones que comienzan con ambos lados en igual posición no son muchas ¿sabes? Por otra parte, Rona-san, estás acostumbrada a ello ¿cierto? –(Makoto)

–ñamñam, Así es Rona. Cosas como estrategia, conspiración, trampas, trucos; ¿no son esas tus áreas de especialización? –(Shiki)

Shiki, así que finalmente tuviste la oportunidad de comer adecuadamente. Aunque él no está leyendo el estado de ánimo. El nabe en Gotetsu es el alimento del alma. Vamos a consentir por ahora.

–… En serio, ¿pero cuanto es lo que sabes? Dijiste que tenemos una sucursal en Tsige así que… ¿eso significa que tienes a alguien a cargo allí? –(Makoto)

–Jeh… ¿El plan de los demonios ya ha avanzado todo el camino hasta el baldío? Eso es algo que he oído por primera vez también. –(Shiki)

De todas formas, que sepamos su nombre es sólo porque Shiki lo sabía y no es como si hubiéramos construido nuestro poder obtener información a ese nivel. Tomoe parece estar haciendo algunas cosas encubiertas, así que en los lugares cercanos a la tienda, somos capaces de conseguir una buena cantidad de información.

–¿Es la Compañía Kuzunoha una organización de información de Aion? –(Rona)

Así que sin comentarios a lo que dijimos eh.

Ah, Tsige era por fuera una tierra afiliada a Aion, cierto. Los funcionarios del gobierno que fueron enviados cada vez eran todos tan incompetentes y la tierra era prácticamente auto gobernada por los comerciantes, así que realmente no lo recordaba. Parecía como que ese lugar era gobernado principalmente por el gremio de comerciantes y el gremio de aventureros.

–De ninguna manera. No estamos afiliados a nada. Ni a los hyumanos ni a los demonios. –(Makoto)

Es por eso que pensé en hacer una tienda en Ciudad Academia. Esta es la primera vez que he dicho esto eh. No he hablado con ningún demonio relacionado con el campo demonio antes, así que lo único que he dicho es que he estado haciendo negocios sin estar conectado a ningún país. Rembrandt-san probablemente está más en el lado de los hyumanos. De hecho le vendo a cualquiera y no pienso hacer diferencia alguna en función de la raza.

–Tú eres hyumano, ¿y aún así no estás afiliado a los hyumanos? ¿Entiendes lo que tú mismo estás diciendo, Raidou? –(Rona)

Rona-san mostró un ligero desconcierto mientras coincidía su mirada con la mía como si buscara mis verdaderas intenciones.

–Ustedes ya tienen a varios hyumanos de su lado ¿cierto? No creo que esto sea algo acerca de lo que estar tan sorprendido. Aunque es sólo que soy más neutral que ellos. –(Makoto)

Varios hyumanos es una mentira. Sólo sé de Sofía.

–… En serio, me rindo. Y pensar que un poder ya tiene más información que nosotros, no resulta difícil imaginar esa posibilidad. Así que entre los hyumanos también hay personas que piensan sobre las estrategias, tácticas y planes eh. Pensé que les iba a llevar al menos 50 años para que ustedes entiendan la importancia de la información. –(Rona)

50 años dices. Rona-san, los hyumanos no son monos. La guerra ya habría terminado si ese fuera el caso.

De las veces que leí libros en la biblioteca, a veces tenía el mismo tipo de pensamientos como ella, así que no puedo refutar sus palabras por completo.

–Los hyumanos vienen en muchas variedades. Y así, para hacer negocios con mayor libertad y en esta tierra donde se encuentra nuestra primera tienda, quería saber tu objetivo para infiltrarte aquí. Definitivamente me gustaría saber. –(Makoto)

–Raidou, por favor, no hagas esa cara aterradora. Sinceramente, en este punto en el tiempo en que nuestra información se encuentra en desventaja, ya simplemente no tengo la voluntad de oponerme más. –(Rona)

Quitando completamente el modo de combate, la Onee-san con un uniforme escolar de cosplay, apoya ambos codos sobre el escritorio.

–Tú dices eso con una cara encomiable, pero eres una mujer zorra que no dudaría en usar hechizos, seducciones o incluso drogas y magia peligrosa. Así que Raidou-sama, no baje la guardia. Hm, sabroso, sabroso. Incluso a medio cocer no puede ser subestimado. Que verdadero descubrimiento. –(Shiki)

–… De Verdad. Qué difícil de tratar. ¿Qué? ¿La Compañia Kuzunoha tiene reunida mi historia personal? –(Rona)

–Voy a dejar eso a tu imaginación. Y entonces… Bien, no tengo ninguna prueba, pero probablemente no soy un enemigo de ustedes. –(Makoto)

–… Hace un momento dijiste que eras neutral ¿cierto? No creo que ese sea el caso pero, ¿podría ser que tiene la intención de convertirse en un comerciante que proporcionará apoyo a ambos, hyumanos y demonios, en la guerra que se producirá? –(Rona)

Los ojos de Rona-san se volvieron mucho más nítidos. La sed de sangre que había desaparecido una vez más está acechando en la habitación. Ya veo, una general demonio eh. Esta mujer es, sin duda, una general al servicio del Señor Demonio. Dejando a un lado su comportamiento, su lealtad a su propia nación es algo que personalmente me gusta. Mi interés por los demonios que sirven bajo las ordenes del Señor Demonio esta brotando.

–No estamos planeando proporcionar armas en la guerra. –(Makoto)

Actualmente. Bueno, no es que no tenga planes de hacerlo, pero es que no tengo ganas de hacer eso.

–Ya veo. –(Rona)

Asintiendo con la cabeza ligeramente, Rona, mientras deja sus codos en la mesa, se entrecruza ambas manos en su rostro, ocultando su rostro cuando lo baja.

La conversación se detuvo. El sonido de Shiki pinchando y comiendo nabe es el único sonido que se oía en la habitación.

¿Está pensando en nuestra relación de una manera positiva? A pesar de que probablemente no vaya más allá que nosotros siendo útiles. Aun así, creo que ella es una mujer con quien es más fácil hablar que con Sofía.

En esta situación en la que está entendiendo mal nuestro poder es la mejor oportunidad. A decir verdad, no tengo las habilidades para hablar y habilidades para negociar adecuadamente con una persona cuya principal ocupación es ser la jefe de la recolección de información. Si resulta peligroso, tengo la intención de sumar a Shiki.

Sólo puedo esperar su decisión.

–… Fuh… En resumen, Raidou también quiere vender cosas a los demonios ¿cierto? Si puedo ser ese punto de apoyo, yo sería feliz. Pero si tengo la intención de hacer algo aquí, mancillarían sus negocios que han estado yendo favorablemente. Es por eso que quieres conocer mi objetivo. –(Rona)

Exactamente. Bueno, no hay prisas en venderle cosas a los demonios. Creo que no necesita ser en esta ocasión. Lo que importa es la segunda mitad. No quiero que nos obstaculicen.

–Sí, eso es correcto. –(Makoto)

–Así que realmente es eso eh. Tú no te preocupas por la dirección de la guerra o el daño al país, sólo acerca de lo que sea un obstáculo para tu negocio, ¿verdad? –(Rona)

–…Cierto. –(Makoto)

–Entiendo. Todavía no puedo creerte por completo, pero he entendido tus intenciones. Entonces ahora, es importante primero conocernos el uno al otro ¿verdad? –(Rona)

–¿Conocer? Pero la información… –(Makoto)

¿A qué se refiere con eso?

–Déjame decirte esto primero Rona. Si conectas cuerpos con Raidou-sama, te arrepentirás por el resto de tu vida. Esta es una advertencia honesta pensando en tu bienestar. La catástrofe probablemente vendrá a morderme también, es por eso que voy a hacer todo lo posible para interponerme en tu camino, así que ten eso en cuenta. –(Shiki)

Shiki detiene sus palillos y mira a Rona-san con una cara terriblemente seria, dándole instrucciones lentas y detalladas.

¿Conectar cuerpos? Ah… Así que eso es lo que quería decir con conocernos el uno al otro.

–Tienes la intención de continuamente seguir llamándome sin honoríficos eh, Shiki. – (Rona)

–No tienes razones para llamarme sin honoríficos. –(Shiki)

–Te devuelvo esas palabras. Carajo. Cuando hablé sobre conocernos, no me refería a nuestros cuerpos. Si ese es tu deseo, realmente no me importa. Quiero saber sobre tu fuerza y la manera de pensar, aunque sólo sea un poco. Si las clases son así, no serviría como referencia ¿cierto? –(Rona)

–Ah… Para que ni siquiera te des cuenta de una parte del poder abismal de Raidou-sama. ¿Estás frígida sexualmente, muchacha? –(Shiki)

–Concretamente hablando, ¿qué quieres que hagamos? –(Makoto)

Decidí ignorar la comedia de Rona y Shiki.

–Eres libre de creerme o no. La razón por la que vine aquí es… –(Rona)

◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆

[Y así es como es. Lime, lo siento ¿pero podrías investigar?]

–¡Con placer! Voy a encontrar rápidamente información. En realidad, es una historia desagradable. Bueno, entonces… –(Lime)

Lime responde a mi solicitud de inmediato y sale de la habitación. Prácticamente al mismo tiempo, dos presencias desaparecen. Debe ser las onis del bosque: Akua y Eris. Parece que esas chicas se unirán a la investigación también.

–Dudar de todo lo que dice esa mujer es la medida más segura, Raidou-sama. –(Shiki)

–Shiki. Parecía como si ya la conocías, pero, ¿es una conocida? –(Makoto)

–Sí. Ella era sobre todo una persona con la que cooperaba intercambiando información conmigo. No sé cuántas veces he sido usado y arrastrado a problemas. –(Shiki)

La expresión de Shiki se convierte en una de angustia. Viéndolo así, él debe haber pasado por mucho.

–Su tipo es probablemente similar a la de Mio-dono. No sé los detalles, pero parece que ella tiene una gran deuda de gratitud con el Señor Demonio. Ella ha jurado lealtad a un nivel anormal. Su fuerza no se compara con la de Mio-dono, pero sólo piensa en la manera turbia de pensar de Rona como algo parecido a la de ella. Ah, mantenga esta conversación en secreto de Mio-dono por favor. –(Shiki)

¿Una Mio turbia que tiene un increíblemente buen cerebro?

Me gustaría darme por vencido. Mi corazón se rompería sin lugar a dudas.

El hombre llamado Señor Demonio parece ser una persona con una embarcación más grande que la mía. A partir de la información fragmentada que tengo, ya lo imagino como un gobernante sobresaliente. Es muy probable que sea un hombre hábil. ¿Nn? Está la posibilidad de que el Señor Demonio sea mujer. Ahora que lo pienso, prácticamente no tengo información.

Además, Shiki. Si vas a temblar con todo el cuerpo, deberías intentar con otro ejemplo. Bueno, en realidad era un ejemplo bastante fácil de entender.

–Rona-san eh. Al final, parece que hasta que ése asunto termine, Karen Frost continuará asistiendo a la Academia. –(Makoto)

–Ella definitivamente se moverá a escondidas. –(Shiki)

–Le he dicho que la Compañía Kuzunoha está fuera de los límites. Pero basado en lo que ha dicho, es difícil creer en ella. –(Makoto)

–Sí. Esa mujer miente tanto como respira. –(Shiki)

¿Qué clase de mujer es? Para dar a conocer esa respuesta sin titubeos.

–Por si acaso, ¿podrías tratar de predecir sus movimientos en todo momento? – (Makoto)

–Eso es lo que pensaba hacer desde el principio. Parece como que ya regresó a su alojamiento por hoy. Esa muchacha. Se está relajando perfectamente sin saber que está siendo observada. –(Shiki)

–… Asegúrate de darle un vistazo de una forma moderada ¿de acuerdo? Está bien que simplemente conozcas a su ubicación actual por ahora. Pues bien, busquemos algunos regalos y vayamos a saludar a las hermanas Rembrandt. –(Makoto)

–Tch, es cierto. Lo guiaré allí. ¿Está bien que solo traiga frutas cortadas como presente? ¿Qué tal un ramo de flores…? –(Shiki)

Ah cierto. Ni siquiera les dije que las iba a visitar así que ¿tal vez sería mejor darles flores?

Estaba pensando en traerles frutas cortadas como cuando se lleva una cesta de frutas como presente, pero pensando en ello, se trata de productos que administro en mi tienda. Sería recurrir a la publicidad normal.

No así, las frutas tienen una buena reputación así que…

–Uhm, Raidou-sama. –(Shiki)

–¿Nn?– (Makoto)

–Si está bien con usted, ¿debería elegir algunos más adecuados? –(Shiki)

–… Lo siento. Por favor. –(Makoto)

Parece como si al instante vio a través acerca de lo que estaba preocupado. Shiki, gracias por todo.

Después de varios minutos.

Al final, he traído las frutas y el ramo de flores que escogió Shiki, y nos dirigimos a su habitación.

–Hey Shiki, sobre la habitación de las hermanas Rembrandt. ¿No es éste el interior del dormitorio de los nobles? –(Makoto)

Es más, uno de clase bastante alta. Rembrandt-san adora mucho a sus hijas.

–Sí. Así parece. –(Shiki)

–La gente en la sala de profesores me ha hablado mucho de que “incluso si soy un profesor a tiempo parcial, no quiere decir que pueda visitarlas” Si se trataran de unas estudiantes normales sería una cosa, pero… –(Makoto)

–… Dí lo mejor de mi. –(Shiki)

¿D-Diste lo mejor de ti?

–Diste lo mejor de ti eh. –(Makoto)

–Sí. En el nivel de no dejar secuelas. Fue realmente una tarea desgarradora hasta los hueso. –(Shiki)

–… –

Vamos a dejarlo como si no hubiera oído nada.

Después de revelar mi posición como profesor a tiempo parcial, estoy de pie en la entrada del alojamiento de las hermanas con mi permiso para visitarlas confirmado. Incomodarlas obviamente sería una mala idea después de todo. Es sólo para celebrar su regreso a la escuela y no es de extrañar tampoco.

Las dos viven en la misma habitación y ya está confirmado que ambas están allí. Le expliqué mi razón de esta visita a las personas a cargo. La casera-san hizo una expresión amarga ya que entramos en el dormitorio de los nobles y llegamos con seguridad en frente de su habitación.

Cuando golpee, oí unos ruidos de traqueteo y unos pasos que se acercaban.

La puerta se abrió.

[Sif-san, Yuno-san. Lo siento de verdad por no ser capaz de visitarlas cuando estaban enfermas. Ya me presenté en la clase, pero déjenme hacerlo de nuevo. Soy el comerciante que su padre está ayudando, Raidou. Ahora que están completamente sanas, permítanme felicitarlas. Puede que sea tarde, pero esto es un regalo de felicitación de nuestra parte]

Por ahora, escribo lo que estaba pensando y las felicito por su recuperación, y también hice una ligera auto-presentación de nuevo.

Ellas recibieron las frutas cortadas en un recipiente grande y el ramo de flores de Shiki.

Las dos ya se habían quitado los uniformes y estaban con ropas normales. Los diseños difieren entre sí. Las dos iban vestidas con una sola pieza que probablemente fue hecho para que ambas tengan un diseño opuesto. Parece caro.

Las hermanas que recibieron las frutas y las flores con una sonrisa completa, nos invitaron fuertemente a entrar en su habitación y terminamos metiéndonos en su habitación. Realmente no me importa. Siempre y cuando les diera lo que vine a darles y que les diera mi saludo, realmente no necesitaba entrar…

–Raidou-sensei, su personalidad es totalmente diferente en comparación a cuando está en clase. –(Sif)

–Sí. ¡Eso me sorprendió! –(Yuno)

Cuando nos sentamos en el sofá en donde nos invitaron, las dos me replicaron desde el lado opuesto.

[Las clases son un lugar donde uno va a estudiar y obtener poder después de todo. Inconscientemente me vuelvo estricto. Siempre soy ayudado por mi asistente Shiki para apaciguarlos. Que esté interactuando con ustedes dos así, por favor manténganlo en secreto de los otros estudiantes]

No puedo decirles que estoy haciendoles probar el castigo y recompensa, después de todo. Y si se lo dicen a otras personas, será problemático en muchos sentidos.

–Shiki-san, ¿verdad? He oído hablar de Tomoe-san y de Mio-san de padre, ¿pero ha estado con Raidou-sensei desde hace mucho tiempo? –(Sif)

–Sí. He estado sirviendo a Raidou-sama desde hace mucho tiempo. Es sólo que el viaje a Tsige fue inesperado, por lo que no pude visitar Tsige. –(Shiki)

Al igual que como lo arreglamos con anterioridad, Shiki les dice acerca de la condición que hemos creado. Por supuesto, estábamos esperando a que las dos le pregunten eso a Shiki, por lo que lo pensamos de antemano.

Por suerte, no siguieron con el tema más allá y la hermana mayor Sif preparó té mientras la menor Yuno sacó unos pasteles.

Las dos son sensatas. Tomando el té ofrecido, tenemos una breve pausa. Las dos hermanas se miran y asienten ligeramente.

–Soy Sif la hija mayor del comerciante de Tsige, Rembrandt. Raidou-sama, que ha salvado nuestras vidas en ese momento. No puedo encontrar palabras para expresar mi gratitud. Ese favor nunca lo olvidaremos y lo marcaremos en nuestros corazones. Queremos pagarle. –(Sif)

–Lo mismo digo, Yuno. Al igual que mi hermana mayor, es gracias a Raidou-sama que estamos aquí ahora sanas. Si en el futuro hay algo que podamos hacer, por favor no dude en preguntar. –(Yuno)

¡Ellas me están agradeciendo a un nivel peligroso! ¡Incluso la hermana pequeña pone en orden su tono y dijo una cosa increíble con una cara seria!

Su lucha contra la mortal enfermedad maldita debe haber acorralado bastante a esas chicas. Incluso ahora estoy haciendo que Lime encuentre personas bajo los efectos de las enfermedades malditas para crear medicinas. Una maldición que te hace enfermar y finalmente te mata. Realmente creo que es algo que no puede ser perdonado.

[Está bien, entonces, ustedes dos. A partir de ahora van a vivir por el bien de la felicidad. Con eso me pagarán. Además, no digan Raidou-sama. Somos estudiantes y profesor, así que llámenme sensei o utilicen -san]

–… ¿Eh? –

Pensé que podrían estar pensando demasiado en ese tema. Es por eso que pensé en una respuesta en caso de que esto ocurriera. Desde el momento en que estaba en Tsige.

Finalmente fueron liberadas de la enfermedad maldita, pero si están atadas por la responsabilidad, entonces no tendría sentido. Así que decidí decirles que tengan una vida feliz.

No sé si mi respuesta fue inesperada para las dos o si mi respuesta inmediata las sorprendió, pero las dos parecían que quedaron estupefactas.

[Esas son las palabras del salvador de sus vidas, así que por favor a mantengan esa promesa. No me menosprecien sólo porque mi cara es fea ¿lo entienden? Ustedes dos eran bastante “así” cuando estaban enfermas, después de todo.]

–¡P-Por favor no toque ese tema! ¡Ya sabemos que sensei vio una apariencia nuestra que es más vergonzosa que estar desnuda! –(Sif)

–Uh, ¡sin duda fue peor que estar desnuda… –(Yuno)

Eran prácticamente necrófagos después de todo. Recuerdo que Rembrandt-san quería hacer un retrato de su esposa y sus hijas antes de que se estuvieran recuperadas como celebración. Incluso pensé que era insensible pero, ¿simplemente que pasó con eso?

[Ahora que pienso en ello, su padre dijo que quería dejar un recuerdo de la recuperación de las tres]

–… Sensei, padre ya ha reflexionado en esa estúpida acción. –

–… Sensei, el fue castigado junto con Morris, quien cometió un error en sus documentos de entrada de estudiante a profesor ¿sabe? –

Ah, qué miedo. Estas hermanas probablemente dan miedo.

Sus tonos habían bajado. Con sólo escuchar sus voces, sentí un frío intenso.

Mis instintos me dijeron que no debería saber acerca de lo sucedido, por lo que decidí no preguntar acerca de los detalles del castigo. Su esposa y sus hijas probablemente hicieron algo. Pero no voy a preguntar.

También estoy involucrado en ello, así que mejor que no toque ese incidente. Hay cosas que uno no puede convertir en un asunto de risa, incluso si el tiempo pasa.

[A… Ajaja. Ya veo. Bueno, realmente no me preocupa. Ahora bien, Shiki. Debemos irnos pronto]

–Sí, Raidou-sama. –(Shiki)

Él no habló en absoluto en la conversación y simplemente actuó como asistente. Por eso estoy agradecido.

Les doy las gracias a las dos chicas amables que se entristecieron de que ya nos íbamos, y dejamos el dormitorio de los nobles.

–Raidou-sama, sobre esas dos… –(Shiki)

–¿Qué? –(Makoto)

–A pesar de que son ricas entre los hyumanos, sentí como que no tienen mucho apego a la apariencia exterior. También vi que su gratitud hacia Raidou-sama es algo real. Y ese tipo de trato hacia los huéspedes, siento que esta es mi primera vez viendo a un hyumano normal. –(Shiki)

Ciertamente. Sentí como que mis estudiantes actuales sólo me temen, ¿pero ya estás tratando a Lime, que fue influenciado por Tomoe, cómo anormal?

–Hubo un momento en que sus propios aspectos externos se volvieron terribles por una enfermedad maldita después de todo. Es probable que cambiaran su manera de pensar y ahora son personas que le dan más importancia a lo que hay dentro. –(Makoto)

–No importa qué, es algo por lo que estar feliz. Esas dos seguramente crecerán. –(Shiki)

–¿Una aprobación de Shiki-sensei? Son novatas con un futuro brillante. –(Makoto)

Mientras hacemos una charla frívola, Shiki y yo volvemos.

A la mañana siguiente.

El contacto con la Lime Latte fue cortado.

Anuncios

10 comentarios en “Tsuki ga – Capítulo 100

  1. Pingback: Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulos. – SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s