ETH – Capítulo 7

EVOLUTION THEORY OF THE HUNTER (ETH)

Tomo 1, capítulo 7

-¿¡Por qué estás tan nervioso de un simple calabozo de nivel 1?! ¡Simplemente entremos y hagámoslo de una vez! ¡Vamos!-. El pelirrojo Song Hansol lanzó este comentario innecesariamente estúpido.
-Tenemos a alguien que está en su primera cacería así que deberíamos ser considerados y tener en cuenta su ritmo.
-A fin de cuentas Youngchul simplemente estará disparando su arco desde la retaguardia así que no importa, ¿o sí?.
-Nunca se es demasiado precavido, pero siempre se puede ser demasiado imprudente.
-Si el Sr. Jung lo dice… ¿Si cobardes asustadizos como tú vienen a los calabozos cuál es la diversión para nosotros?.
-Ja ja. Es todo por la seguridad del joven amo/maestro.
Las luces de las antorchas parpadeaban contra las paredes de la oscura cueva. El calabozo de Ansan era conocido por sus monstruos humanoides, de los cuales los más frecuentes eran los trasgos y los kobolds.

(NT: “goblins”. Avisen si prefieren que lo deje como “trasgo” o “goblin”)

Ambos eran monstruos de apenas 1,50 m de altura, pero no debían ser tomados a la ligera, ya que la densidad de las fibras musculares de los monstruos es mucho mayor que la humana.

*Aprieta

El Sr. Jung, quien iba al frente guiando al grupo, alzó su mano y cerró el puño; era la señal de que había un monstruo. Me asomé a echar una mirada y los vi. Eran tres trasgos comiendo algo de carne frente a una fogata.
-Primero lanzaré un hechizo distractorio. Usaré un puntero láser para marcar al primer objetivo, luego el joven amo Hansol lo atraerá; a partir de allí pueden encargarse los otros dos cazadores.
El señor Jung era un cazador de apoyo, así que era una elección obvia que liderase la salida.
-¿Qué pasa si los mato a todos?- preguntó presumidamente Song Hansol mientras desenvainaba una espada de aproximadamente 50 cm. cuya hoja tenía un atractivo brillo rojizo. Era conocida como Sanguinaria debido a que aumentaba su poder de ataque a medida que absorbía más y más sangre del enemigo.

(NT: “Blood Sword”. Intenté encontrar un nombre en español que exprese las características de la espada)

-Ya veremos cuando eso suceda.
-Hey, no te quedes con toda la diversión- dijo Park Jungbeh, uno de los dos cazadores que los acompañaban. Este tenía el pelo corto y un cuerpo bastante musculoso, aunque el otro no se quedaba atrás.
-Je je, no se preocupen, sólo mataré uno. Ustedes pueden encargarse de los otros dos. De hecho ¿por qué mejor no le dejan uno a Youngchul?- preguntó Hansol mientras miraba al joven sosteniendo el arco.
-¿A mí? Probablemente no podría acertarle.
-Hey Kim Youngchul, estamos en este calabozo mediocre por ti, deberías matar al menos un monstruo o sería un desperdicio.
-De acuerdo, haré lo que pueda.
-Entonces, todos prepárense.

El sr. Jung sacó un pequeño bastón de entre sus ropas. Era casi del largo de un brazo y de un color verde en uno de sus extremos, este tipo de bastón era utilizado para aumentar el poder de los usuarios de habilidades mágicas.
Comenzó a murmurar incesantemente para sí mismo mientras sostenía el extraño bastón y un brillo verde comenzó a envolver a los trasgos.
-¿¡BLEH?!- Los tres parecieron enloquecer y comenzaron a rodar en el suelo. -Joven amo, solamente mate al que tiene la marca roja en la frente- el señor Jung apuntaba al trasgo más cercano con el puntero.
-¡Uf, cualquier idiota puede hacerlo sin que se lo digan!
*TAP TAP TAP- Song Hansol cruzó los 20 metros que lo separaban de su objetivo en sólo tres pasos y apuñaló su corazón.
-¡KYAAAAAAKHHH!- volviendo en sí súbitamente, el trasgo comenzó a gritar de dolor; sin embargo, a pesar de sus desgarradores chillidos, los otros dos seguían rodando en el suelo cubiertos por la luz verde. Parece que la magia distractoria del sr. Jung era realmente fuerte.
*Shhhhht!- Song Hansol remató a su víctima cortando su garganta y con ella sus gritos. Cubierto en sangre de trasgo se giró hacia nosotros -¿Quién sigue?.

-¡Mi turno!. -¡Espérame bastardo!- Como si hubiesen estado esperando su turno ambos cazadores se precipitaron tan repentinamente que Youngchul y yo casi somos derribados. Parece que mientras ellos se ocupaban de matar al segundo trasgo el joven amo mataría al tercero; me alegro de que no fuese tan asustadizo como creí al principio. Lentamente me acerqué a él para dirigirle unas palabras.
Cuestión de negocios; mira y aprende, así es como te ganas las propinas.

-¿Ha salido de cacería alguna vez antes?.
-¿Yo? No, esta es la primera vez.
-¿Y ha practicado?.
-Un par de veces en casa…
-¿Y conoce el desempeño del arco?.
-Si.
-Entonces no tiene de qué preocuparse. No puede herir a una persona así que simplemente puede disparar aproximadamente hacia donde se encuentra el trasgo.
-¿A.., así?
-No me vea a mí, vea a su objetivo, ese trasgo de allá. Prepare el arco. Un poco más a la derecha. un poco a la izquierda. Más abajo. Allí, justo allí; relaje los hombros y respire profundamente.
-Aaaahhh….
-Ahora, a cuenta de tres… uno… dos… ¡AHORA!
*¡Shfwoomp!- La flecha salió disparada. -¡Kiiiiik!
-¡Buen disparo!

Pensar que acertaría. Me deshice en elogios gritando hurras y aplaudiendo fuertemente. Kim Youngchul miraba con los ojos como platos la marca que dejó su flecha en el trasgo.
-Oh… Le dí…
-Felicitaciones por su primera presa.
-Muchas gracias.
-No se preocupe, puede hablar informalmente conmigo.
-¿Cómo podría? Usted es mucho mayor que yo.
-Normalmente los cazadores hablan con informalidad o altanería a los porteadores. Además es más fácil de oír para mí.
-¿Es así señor? Quise decir… ¿Está bien?

(NT inglés: Todo este tiempo Youngchul le hablaba al protagonista usando honoríficos, lo que era inusual, a partir de aquí le habla de manera informal)

-Vea, ya lo entendió. Le queda mejor. Puede hablarme así desde ahora.
-Aún así, gracias. ¿Cuál era tu nombre?
-Jeon Sangmin, señor, a su servicio cuando lo necesite- le dije mientras le daba mi tarjeta. La tomó y la leyó atentamente antes de guardarla en su bolsillo. Puedo decir que es muy probable que me llame la próxima vez que decida ir de cacería.
Kim Yeongchul habló -Pero, le dí en el hombro ¿no es cierto?.
-Con ese arco, no importa dónde golpee a su enemigo, estará acabado. No se preocupe.

Habiendo apaciguado sus dudas me giré en dirección a los demás. Son Hangsol miraba con desdén mientras los otros dos continuaban maniobrando alrededor del trasgo y blandiendo sus armas.
-¡Muere, muérete de una vez maldito!.
-¡Ah! ¡mierda! ¡maldición! ¡mierda! ¡maldición! ¿¡Por qué no se muere!?.
-Es porque son unos idiotas sin habilidad, retardados.- Song Hansol hizo una mueca.
-¡Púdrete, es porque nuestras armas son patéticas! Creo que pediré un arma nueva por mi cumpleaños.
-SIempre son los débiles los que le hechan la culpa a sus armas. Miren, Youngchul mató a su objetivo de un solo disparo.
-¡Hey! ¡Ese arma también es increíblemente cara!.
-Pero lo hizo desde esa distancia. Apuesto a que ustedes no podrían hacer lo mismo aunque les fuera la vida en ello.
-Yo también puedo.
-Sí, claro…

*¡CLANG!- Mientras ambos discutían el trasgo había apuntado su espada al costado de Park Jungbeh, afortunadamente rebotando en su armadura.
La cara de Park Jungbeh se volvió de un rojo brillante. ESTÁ. FURIOSO.
-¡ESTA BASURA! ¿¡CÓMO TE ATREVES A HACERLE UN RASGUÑO A MI ARMADURA!? ¿¡TIENES IDEA DE CUÁNTO CUESTA!?
-¿Puedes acabarlo así continuamos?- Habiéndose vuelto roja de absorber la sangre de su presa, Song Hansol devolvió la Sanguinaria a su vaina; no sé si solía usar un estilo de lucha a dos espadas, pero tenía otra del lado opuesto.

La porteadora se le acercó con un pañuelo para secar el sudor de sus cejas. Al parecer ella estaba acostumbrada a hacer esto, ya que al mismo tiempo comenzó a revolotear alrededor de él alabando cuán valiente y fuerte era mientras sonreía tanto como podía. Song Hansol lanzó una carcajada y envolvió su cintura con el brazo.
Ya muerto el último trasgo, y luego de esperar a que los monstruos se evaporaran y dejaran sus botines, todo lo que quedó fue una monacita. Era muy poco, usualmente una monacita se conseguiría luego de matar dos monstruos, no tres…
Les tomó alrededor de 2 horas eliminar un total de 30 monstruos. Este era un calabozo que no tenía ningún monstruo de nivel Jefe así que en cuanto se acababa con todos ellos era el fin, la luz del sol comenzaba a filtrarse y la cueva se iluminaba.

El total del botín consistía en 10 monacitas y 2 bastnasitas, sumando un valor de más o menos 10.200 dólares. Parece que fue una mala cacería considerando que, luego de repartir, no llegarían a 300 dólares por persona.

-¿Es todo?- preguntó en tono decepcionado el sr. Jung. Comprensible. Incluso en un calabozo de nivel 1 obtener tan pocas cosas era considerado un mal día.
Song Hansol echó un vistazo a su reloj y dijo
-Sólo han pasado dos horas así que descansemos un rato, no hay por qué apurarnos. Tú, porteador, ¿por qué no te llevas a Youngchul a dar una vuelta?
-Estoy bien- dijo Youngchul.
-No sabemos cuándo vendremos de nuevo, así que trata de acordártelo. Estuvimos todo el tiempo cazando así que no has podido echar un vistazo al lugar ¿verdad?
-¿Estará bien?
-Seh. Hazme caso, te esperaremos aquí.
Kim Youngchul me miró con ojos emocionados. Parece que este chico es de los que no saben decir que no. Meneé la cabeza.
-Tengo que cargar las cosas, así que no puedo irme.
-Déjalas aquí.
-Son mi responsabilidad. Si algo llega a desaparecer…
-¡A este idiota sí que le gusta molestar! ¿¡Qué estás diciendo, que si las dejas aquí alguno de nosotros va a robarlas!? Somos los únicos aquí así que nos estás llamando ladrones ¿¡cierto!?- comenzó a gritar Song Hansol a todo pulmón.
-No es eso, lo que quise decir fue que…
-¿¡Entonces qué!? Mierda. Si algo desaparece yo me haré cargo de ello así que ve… No. Sooah, ¿por qué no llevas tú las cosas? Tenemos otro porteador aquí así que pásaselas.
-Puedes dármelas- la porteadora extendió su brazo. No pude hacer más que asentir y pasarle la carga.

2 comentarios en “ETH – Capítulo 7

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s