Tsuki ga – Capítulo 130

Traducción: ellocopro99

Capítulo 130: Trasfondo de un determinado estudiante (por arriba) “Reunión”

Es uno de los estudiantes que está aprendiendo en Rotsgard.

Pero él no es un simple estudiante.

Un gran noble que todos en Limia reconocen, el segundo hijo de Hopelace.

Además de eso, se destaca en las artes literarias y militares, y tiene un fuerte sentido de la justicia. Verdaderamente un pura sangre.

Debido a que el hijo mayor tiene que seguir su carrera, que está participando en la guerra contra la raza demonio en la primera línea, y el segundo hijo sabe del peligro que se enfrenta el hijo mayor, así que tomó la educación de élite de la Academia.

En otras palabras, en caso de que algo suceda, será tratado como un repuesto, un seguro.

Pero eso no es algo extraño en la casa de los nobles, e Ilumgand Hopelace entiende esta realidad y la acepta.

Entonces, ¿es un segundo hijo obediente hacia el jefe de la familia? La respuesta es no.

Ilumgand no estuvo de acuerdo con la decadencia de los nobles de Limia, e incluso se lo puede considerar como odio. Aún así, él obedientemente siguió la idea de su padre porque tiene que actuar como un niño sumiso.

Oculto dentro de él está su deseo de una reforma de los nobles.

La responsabilidad de las personas de clase más alta.

Ese es el ideal de Ilumgand.

Desde que nació como un noble, debe vivir una vida que no debe avergonzar a la sangre, debe proteger a los más débiles, y convertirse en su espada y escudo.

Él jurará lealtad genuina al rey, y en consecuencia, se le dará una tierra que manejar.

Posee una convicción y quiere construir un gobierno justo, es por eso que las personas que viven en su territorio adoran a los nobles que trabajan como su señor feudal.

Él no estaba bien debido a que era un elegido desde su nacimiento.

Entre los nobles de Limia, esa es una ideología muy inusual.

Los que le confirieron este modo de pensar fueron dos.

La primero fue una chica de un hogar con quienes eran amigos.

Cuando él expresó sus ideales infantiles, ella afirmó aquellos con una amplia sonrisa y le aplaudió.

Las palabras que eran más para parecer genial y para mostrarse, en ese momento, se habían convertido en un sueño para Ilumgand. El sonido de los aplausos en ese momento y su sonrisa, para él, era un recuerdo más solemne que la bendición de la diosa, y se ha mantenido en él vivamente.

La otra fue la heroína* femenina que recientemente descendió a este mundo. {NTE: creo que alguna vez lo dije, pero en ingles el género no lo distinguen, como tampoco lo hacen en japonés}

La heroína que de pronto descendió un día.

Ella dijo cosas que no estaba encadenada por la doctrina de los nobles y la monarquía. Palabras llenas de libertad.

Ella constantemente aprendió a pensar en sus palabras, pero no es como si los cimientos de su ideología hubieran cambiado.

Para muchos nobles, esa opinión que tiene es peligrosa, pero Ilumgand sintió que iba a poder proporcionar la esencia de su sueño vago, demasiado grande e ideal. Él estaba firmemente consciente de sus sueños y planes de reforma. Y fue cuando se reunió con la heroína que este sueño empezó a tomar forma definida.

Es por eso que, en secreto, fue a escuchar las conversaciones de la heroína sobre quien su padre le había ordenado que no se involucrase más de lo necesario.

A veces, también cooperó con ella en un grado que le era permitido.

El crecimiento de la heroína, Otonashi Hibiki, fue tremendo, y fácilmente dejó a Ilumgand en el polvo, pero él ni siquiera sentía celos hacia ese crecimiento de otro mundo que tenía ella.

Así que en lugar de prestarle sus habilidades a ella, mayormente le proporcionó información o la ayudó con el área de la financiación.

–Cuando te gradúes, vamos a pelear juntos. –

Un día, finalmente recibió una petición sincera de Hibiki.

Honestamente, él quería ser su fuerza incluso si tuviera que abandonar la academia. Y quería que le dijera más sobre esas ideologías.

Ilumgand oyó que ella tenía alrededor de su edad, pero se sentía como si Hibiki fuera algo más madura. Tal vez porque las palabras de Hibiki eran algo a lo que él apunta, y su pensamiento estaba varios pasos en el futuro.

Pero Ilumgand Hopelace consideró las intenciones de su casa, y decidió asistir a la academia hasta la graduación.

La guerra contra la raza demonio está en una escala que no terminará hasta dentro de varios años más tarde, por lo que si alguna vez se pone en una posición en la que fuera a ser el sucesor de la casa Hopelace, sería conveniente para la reforma de los nobles.

Por el bien de cooperar con Hibiki también, no podía perder la oportunidad de aprender en la academia además de las conexiones que podía obtener en la misma.

Al pensar de nuevo en ello, eso fue cuando él divergió.

– – – – –

En la primavera de ese país.

En un día de fiesta en ciudad academia, se reunió con cierta chica.

Ambos han cambiado mucho su apariencia. Pero debido al accesorio característico, Ilumgand pudo decir que era ella.

Una gargantilla negra que tiene una campana y un moño.

Su yo más joven y la actual ella tenían el mismo accesorio, pero la atmosfera que daba era obviamente diferente. Él pudo conectar precisamente a la persona en sus recuerdos con la que está delante de él como la misma persona.

–¿Ruria? ¿Eres Ruria Ansland? –

Con una voz espaciada, Ilumgand llama por reflejo a la chica que estaba a punto de pasar por su lado.

Era el nombre de una persona increíblemente inesperada.

Para él fue inolvidable, pero es el nombre de una chica que se suponía que nunca encontraría de nuevo.

–… –

Al ser llamada por su nombre, la chica se da la vuelta.

La chica, que estaba vestida de camarera, juzgó que el dueño de la voz era Ilum quién estaba caminando por la ciudad con sus amigos, y lo miró.

Es una chica que tenía los ojos fríos y se sentía como si no tuviera ninguna ambición.

La campana de la gargantilla no sonó, lo que mostró que es sólo una simple decoración.

–¿Por qué estas…? –

–¿Quién eres tú? ¿Nos hemos visto antes? –(Ruria)

–¡Soy yo! ¡Ilumgand! ¡de la casa Hopelace de Limia! ¿No nos hemos reunido varias veces en Kaleneon, en el territorio de Ansland? ¿Tú no… recuerdas? –

–¡¡!!–

No por las palabras Ilumgand, ni Hopelace; la chica que se llama Ruria reaccionó a la palabra Kaleneon y se puso rígida.

–Lo recuerdo. Jugamos en los campos de flores de Agarest. ¡Oi Ruria, ¿qué pasa?! ¡¿Por qué estás tratando de irte?! –

–¡¡N-no recuerdo bien a estudiante-sama. Disculpe!! –(Ruria)

–¡Espera! –

Ilumgand agarra la mano de Ruria, y detiene los movimientos de la chica que estaba tratando de irse.

En ese momento, su cuerpo temblaba mucho y vio el brazo del que la tomó, con miedo en sus ojos.

Una de las personas que estaban acompañando a Ilumgand hizo un gesto como si pensara en el nombre de Kaleneon.

–Uhm, Ilum-san. Cuando dijiste Kaleneon, quieres decir el país que estaba alrededor de Elysion y que colapsó en las primeras etapas de la invasión de la raza demonio, ¿verdad? El nombre de aquel lugar salió en una clase anterior. –

–S-Sí, es cierto. Ella es una noble que prosperó en Kaleneon. La hija de la casa Ansland –

–¿No es eso extraño? Si no recuerdo mal, ese país fue destruido de inmediato en el momento de la invasión de la raza demonio. En ese caso, una noble que estaba prosperando en esa tierra también debería haber caído… –

–¡Oye! –

Las palabras que se podrían tomar como insensibles fueron protestadas por Ilumgand.

La pregunta que tenía era bastante natural, pero Ilumgand que estaba prácticamente seguro de que la chica frente a él era una conocida, pensó en las emociones de Ruria y le impidió continuar con lo que iba a decir.

–Ah, lo siento. Debes haberme confundido con alguien similar. –(Ruria)

–Tú debes ser Ruria. Esa gargantilla que está alrededor de tu cuello, y la campana que no suena. Si no recuerdo mal, ella también llevaba la misma cosa. Además, desde luego reaccionaste a lo que dije. Eres… Ruria, ¿verdad? –

Ilumgand utiliza un tono inseguro que no es normal en él.

Sobresaliente en las artes literarias y militares, él ya rebosaba de confianza en sí mismo, y aún así, esta es la primera vez que los compañeros que le rodean le han visto desconcertado.

Kaleneon es uno de los países que ha sido destruido por completo por la raza demonio.

Las posibilidades de que uno de los nobles de allí, Ruria, haya sobrevivido, eran tan baja que hizo que Ilumgand perdiera su confianza.

–… Sí. De hecho soy Ruria. No recuerdo mucho mi infancia, pero es probable que no estés equivocado con que te haya visto antes. –(Ruria)

Con el tiempo, debido a la constante mirada de Ilumgand, Ruria lo admite como si renunciara.

Que es una noble de un país en ruinas.

Y en verdad, no era como si Ruria estuviera fingiendo ignorancia.

Ruria y su hermana Eva escaparon de los fuegos de la guerra por las manos de sus padres, y han recibido un terrible trato debido a ello.

Es por eso que inconscientemente ha olvidado los recuerdos de su infancia, y en realidad, ella prácticamente no recuerda nada de su vida en el territorio Ansland.

Aunque es cierto que se asustó de la palabra clave Kaleneon y trató de irse a causa de sus sentimientos de no querer involucrarse.

–Lo siento pero, ¿podrías por favor liberarme ya? Duele. –(Ruria)

Señalando la mano que estaba siendo agarrada hasta el punto de doler, Ruria se lo pide.

–… Lo siento. –

–No importa. –(Ruria)

Los dos no podían conectar correctamente las palabras.

Es una conversación de una persona que quiere irse tan pronto como sea posible, que está preocupada sobre cómo cortarla, por lo que es obvio que iba a resultar esta manera.

–Ruria, ¿por qué estás en esta ciudad? Tú, tu país debería haber caído en la guerra contra la raza demonio. –

Las palabras de Ilumgand fueron ligeramente diferente de la forma en que realmente se sentía y fueron liberadas sobre Ruria.

En verdad, él quería estar feliz por la seguridad de Ruria y quería abrazar esos sentimientos.

Para él, Ruria es, sin duda, su primer amor. Es más, ella es la chica que le ha dado un hermoso recuerdo que está recubierto con sueños e ideales.

Pero debido a que está junto con sus compañeros, se abstuvo de hacerlo.

Lo que salió en cambio fue la forma en que los nobles deben actuar que siempre había estado inactiva en su corazón y la inconsistencia de la seguridad de Ruria.

–Mis padres… Hicieron que escapara. –(Ruria)

–¡¡¡!!! –

Las palabras de Ruria dieron un gran impacto no sólo para Ilumgand, sino también en sus compañeros.

En primer lugar, el débil primer amor de Ilumgand fue lo que creó sus ideales actuales.

Para él, Ruria es la compañera con quien compartió ese ideal. Y se suponía que iba a sacrificarse a sí misma como una noble para proteger a la gente.

Así es lo profundo que ella fue marcada en el corazón de Ilumgand.

Pero la realidad era que todavía está viva, por otra parte, abandonó a su pueblo y escapó.

Un intenso conflicto se produjo en el interior de Ilumgand. Varias emociones nacieron, se chocaron, y rebotaron.

¿Qué podía decir? No podía recomponerse.

“¿Qué pasó con la promesa de esa vez?”

“Si ella está viva, eso en sí me hace feliz.”

“Para un noble sobrevivir es una vergüenza.”

“Debe haber sido duro perder a sus padres.”

“El héroe-sama está en este momento en la vanguardia protegiendo a las personas de las garras mortales de la raza demonio, luchando con todo lo que tiene, y aún así…”

“Está bien. Desde ahora, voy a estar aquí para ti.”

Ese tipo de emociones contradictorias y palabras se chocaron en el interior de Ilumgand.

–… ¿Tú abandonaste a tu país y a tu gente, y escapaste? –

Uno de sus compañeros escupió palabras hacia Ruria con ojos de desprecio.

–Eres la peor. Si eres una noble, debes ser la primera en entrar a chocar espadas contra el enemigo para proteger a la gente –

–¿Incluso caíste hasta el punto de ser una camarera para proteger tu vida? Y conocer la vergüenza. –

Las primeras palabras sirvieron como una chispa y más palabras de desprecio fueron escupidas hacia Ruria.

Eran palabras crueles.

Pero una parte de Ilumgand también se sentía así. Incluso si no era por completo.

Es por eso que no fue capaz de obstaculizar las palabras de sus compañeros.

Ruria puso una cara como si se hubiera dado por vencida, como diciendo “termina de decir lo que quieras.”

No había ninguna objeción.

Al verla así, Ilumgand era incapaz de contener sus emociones.

–… Una vergüenza de hyumano. Ansland y tú. A pesar de que estamos aprendiendo en la academia todos los días para derrotar a la raza demonio. Como todo el mundo dice, para un noble caer en las calles sólo para sobrevivir, ¡eso simplemente es una vergüenza! –

–… A pesar de que nunca has experimentado la posibilidad de morir. Ni siquiera sabes cómo he vivido hasta ahora, así que por favor no vayas hablando como si lo supieras. –(Ruria)

Al oír las palabras de Ilumgand, las cejas de Ruria temblaron ligeramente y ella refutó.

Un tono pequeño y débil.

Pero sin pausarse, pudo decirlo hasta el final.

No es como si simplemente se le hubiera permitido huir y vivir una vida fácil.

Ella ha tomado el trabajo de ser una camarera en esta ciudad, y antes de obtener su estilo de vida actual, ha recibido un trato severo y ha estado sufriendo. Incluso en su vida actual ha sido perseguida por el fantasma de su pasado, y no estaba segura de cuánto tiempo podía continuar así.

Decir todas esas cosas cuando viven en un entorno próspero y que mientras pasan sus días en la academia sin inconvenientes, probablemente no pudo detenerse a si misma de dejar salir sus sentimientos.

–¡¿Qué?! –

–¡¿Una traidora y cobarde noble nos está insultando?! –

–¡Ni loco huiría de una pelea y me aferraría a mi vida como tú! –

–¡Tengo la determinación de morir con integridad! –

–La gente que dice esas palabras tan altas y poderosas sólo saben perseguir a los débiles ¿saben? Ustedes están en un lugar tan heterogéneo de la pelea y cómodamente estudian. ¿Ustedes creen que pueden hacer algo como la guerra? –(Ruria)

–¡Cállate! –

Los compañeros de Ilumgand no podían recibir más las réplicas de Ruria y le empujaron el hombro.

Ruria tambaleó y dio unos pasos hacia atrás. Pero el calor en sus ojos no retrocedieron y simplemente los miraba.

–Ruria… tú, hasta qué punto vas a… Aún así… –

–Hey, ¡di algo! –

Mientras Ilumgand fue sorprendido por el cambio de Ruria, su existencia se movía en el interior de su corazón.

Su primer amor.

Ella está viva.

La chica que se suponía que compartía los mismos ideales que él, ha caído y vive una vida en desgracia.

En cualquier caso, no pudo mantener su compostura.

“Tengo que decir algo”, y en el momento en que estaba a punto de abrir su boca.

– Ah, ¿pueden dejarlo así? –

Un grupo de dos se interpuso entre ellos.

Ambos estaban vestidos como magos.

Pero lo que sobresalió fue la cara del hombre de pequeña altura.

Tenía una cara bastante fea.

Para los estándares de los hyumanos en este mundo, no hay duda de que está en lo más bajo.

Un semi-humano tipo bestia. Cierto, un aspecto que podría encajar con el de un semi-humano mono.

Pero él está, probablemente, raspando la línea entre ambos. Esta fue la primera vez que tuvo una impresión desagradable de alguien desde que llegó a la academia.

Aunque en este momento ese no es el problema.

–… ¿Quiénes son ustedes? –

–Oioi, ¿no puedes ver esta ropa? ¿Son ustedes estúpidos? –

Uno de los compañeros señaló el uniforme de la Academia Rotsgard, y trató de ahuyentar a los dos.

Sin ser capaz de cambiar sus emociones de hace un momento, él habla con los dos que parece que no están relacionados con la academia, con una actitud severa.

Esa no es la forma en que él debió actuar, esta no es la forma en que un hyumano, que se supone que deben pararse como superiores, debería estar actuando. Ilumgand también entiende eso.

Pero en este momento, su cabeza estaba aún completamente llena de Ruria.

“En todo caso, quiero hablar con ella, sólo nosotros dos.”

Eso es lo que él pensó.

Pero…

Esos dos, Raidou y Shiki, interfirieron con el deseo de Ilumgand por completo, lo que se convirtió en un gran muro en su camino.

◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆ ◇ ◆

Un poder abrumador.

Esa es la fuerza que Raidou y Shiki mostraron.

Para Ilumgand, ese era un recuerdo que se mantuvo vívidamente.

De alguna manera pudo localizar el lugar donde Ruria estaba trabajando.

Gotetsu, un restaurante que también funciona como bar.

Pero desde el momento en que Raidou y su siervo Shiki los derrotaron, cada vez que trataba de encontrarse con Ruria, se ponían en su camino.

Precisamente hablando, la Compañía Kuzunoha se puso en su camino.

No se encontró con Raidou mismo, pero cada vez que intentaba encontrarse con Ruria, un empleado de esa compañía lo obstruiría.

En ocasiones, con tácticas.

En ocasiones, con poder.

Era humillante.

La impaciencia en el corazón de Ilumgand se acumulaba.

Las palabras que dijo en su encuentro podrían haber sido demasiado, es lo que él pensaba.

“Es por eso que voy a encontrarme con ella de nuevo y disculparme.”

De todas formas, quería aclarar el malentendido.

Después de todo, no hay duda de que está feliz de que ella estaba viva.

Pero no fue capaz de cumplir con eso para nada.

Recibiendo dinero de su casa, solicitó la asistencia y contrató gente, pero eso tampoco funcionó.

“No importa que queja tenga yo, te interpondrás en mi camino eh.”

La ira de Ilumgand hacia la Compañía Kuzunoha cambió lentamente en odio.

En realidad, en esta materia, Shiki y Raidou no tenían parte en ello.

Cuando los empleados de la Compañía Kuzunoha iban a Gotetsu a comer, Ruria indirectamente les dijo que Ilumgand la ha estado siguiendo por los alrededores y les pidió que por favor lo vigilaran.

Lime Latte fue el primero. Después las onis del bosque, Akua y Eris, y también el enano anciano.

Ello se preocupaban por Ruria, y al mismo tiempo se le fue ordenado por Raidou que protegieran a Ruria por un asunto diferente, también obstruyeron a Ilumgand y a cualquier persona relacionada con él de que se acercara a Ruria.

Ilumgand no sabía sobre eso.

Es por eso que la Compañía Kuzunoha y Raidou se convirtieron en el blanco de su odio sin distinción.

–Ilumgand Hopelace-sama, ¿verdad? –

–¿Quién eres tú?–

–¿No quieres poder? Por lo que he oído, las cosas no han ido bien para ti. –

En ese momento, un estudiante desconocido habló con Ilumgand.

Las palabras de Ilumgand estaban mezcladas con precaución.

Para empezar, la Academia Rotsgard es inmensa.

Hay muchos estudiantes que no conoce.

No es extraño que haya un estudiante a quien no haya visto antes y que hable con él.

Sólo que, Ilumgand fue precavido porque fue llamado cuando estaba solo y en un lugar donde había poca gente alrededor.

–¿Poder? ¿Estás diciendo que conoces mi fuerza? –

–Por supuesto. Tu fuerza y también tu corazón que desea obtener más poder. –

–¡¡¿?!! –

–Esto puede ser grosero de mi parte, pero al ritmo actual, es cuestionable que vayas a poder ayudar a la heroína-sama. Alguien que ni siquiera es capaz de lidiar con un obstáculo. ¿Eso es lo que estás pensando? –

–¡Tú, ¿quién eres?! –

–Tu aliado. Tengo algo que está siendo desarrollado en la academia. Un medicamento mágico que aumentará tu poder físico y mágico. Una creación innovadora. Cuando se prueba en un estudiante común, está confirmado que muestra un cierto grado de eficacia. Debe ser un estudiante a quien ya conoces, Ilumgand-sama. –

Varios nombres de unos estudiantes que Ilumgand conocía fueron mencionados.

Los estudiantes que mostraron un crecimiento hasta el punto de ser anormales.

El corazón de Ilumgand vacilaba.

–No hay efectos secundarios, y también es un artículo que está aprobado por la academia, por lo que cualquier inspección no sacará ningún problema. Después de confirmar cuanto efecto tiene sobre una persona tan sobresaliente como Ilumgand, la academia planea difundir la misma. ¿Qué te parece? Puede ser una forma grosera de decirlo, ¿pero cooperarás como un sujeto de prueba? –

–La academia lo aprueba… Medicina que me hará más fuerte. –

–Sí. Vas a obtener el poder para hacer que tus deseos se hagan realidad. –

–… Lo tengo. Voy a cooperar. ¿Tienes alguna condición? –

–Está bien que simplemente reportes el progreso a mis superiores y la gente en deber. –

Sacando una botella con unas píldoras en ella, el estudiante lo mantiene con su dedo pulgar y el índice, y se lo presenta a Ilumgand.

El segundo hijo de Hopelace extiende su mano derecha y abre la palma de la mano.

–Por favor, bebe una cada día. No hay ningún problema en consumir más, pero tampoco hay efecto alguno, así que por favor contente de hacerlo. Si le dices a un superior antes de que las termines, te traeré más. –

Ilumgand mira la botella que recibió, y el estudiante le dice un simple consejo.

Después de verlo por un tiempo, Ilumgand levanta su cabeza de nuevo, pero el estudiante ya se había ido.

Anuncios

11 comentarios en “Tsuki ga – Capítulo 130

  1. Revelador, y en cierta medida, me hace pensar, tanto que me a dejado un sabor amargo, se puede decir que ha cambiado forma de pensar sobre este pobre tipo, todo ha sido un gran malentendido, y también, muchos diran que con sus emociones divididas no tiene perdón, pero recordemos, si eres criado de esa manera, donde eres un noble con responsabilidad, si eres criado asi, difícilmente se cambiara, ademas que el lo intento, y aunque muchos no lo en asi, espero que se arregle, quizas digan que se. Vovio abusivo con su forma de atacar, y si lo fue, pero contra alguien como makoto y sus allegados la tenia muy difícil, después de todo, que hariamos contra una gran muralla siendo tan indefensos? , se puede decir que el odio lo sego, y es lo que nos ha llevado a esta situación.
    Creo que esto tendrá gran impacto, y cae como anillo al dedo, Makoto se ha confiado demasiado en su poder, aunque sea de manera inconsiente, el jamas se ha puesto de verdad a pensar, tiene al igual que los nobles, prejuicios, después de todo, es demasiado desconfiado de la naturaleza hyumana, como podemos ver , que tanto Hyumanos como demonios, pueden ser tan toxicos como buenos, no hay blancos ni negros, solo grises, si bien cabe destacar que ellos se enorgullecen demasiado, esto se debe a la Diosa y su forma de lavarles el cerebro, espero que makoto se de cuenta, piense y mejore analizando las cosas ( como vimos lo que paso en capitulos anteriores con el gremio de comerciantes), que es lo que le falta, ya que no hay que negar, que aunque no lo quiso, se convirtió en el villano, por lo que pueo decir, que esto sentara las bases para un gran desarrollo.
    Gracias por el capítulo , otra ves me extendí demasiado, aun así , pense que habia que analizarlo XD .

    Me gusta

  2. Pingback: Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulos. – SpanishTraslation

  3. Murasaki-san

    nobles estúpidos idealistas no tiene nada mas que pensar si no en ser nobles y orgullosos
    cuando a la hora de la verdad son los mas inútiles
    aunque no niego hay excepciones pero en primer lugar tener ideales elitistas no es bueno

    Me gusta

  4. mariolol156

    “Ni loco huiría de una pelea me aferraria a mi vida como tu” llega makoto todos salen corriendos como putitos Los celos la culpa de este tipo lo mandaron a hacer cosas estupidas

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s