ETH – Capítulo 11

Evolution Theory of the Hunter
Tomo 1, capítulo 11

En cuanto volví a mi casa, me recosté en la cama y alcé la Sanguinaria para echarle un mejor vistazo. Se le decía espada, pero sólo medía unos 50 cm de largo. Comparado con una espada larga podías poner más fuerza en los ataques y dar estocadas consecutivas más rápido. Su bajo poder de ataque se balanceaba con su característica de absorber sangre.
Con sólo este arma sería fácil limpiar un calabozo de nivel 1 sin siquiera sudar. Estaría bien conseguir también una armadura, pero es imposible con el dinero que me queda.
-Entonces…- Me levanté de la cama y abrí el cajón del escritorio donde tenía el libro de habilidades. Una espada de nivel 2 y una habilidad de nivel 0, debería ser suficiente para volverme un cazador. Qué suerte que no lo vendí.
*Flip- pasé una hoja del libro, la que tenía escrita la palabra “esfuerzo”. La siguiente página estaba cubierta de un montón de palabras que no pude entender. ¿Qué diablos?. Se supone que los libros de habilidades tienen imágenes o palabras fáciles de descifrar o extraer significado. ¿Qué diablos era esto?. Es cierto que nunca antes había visto un libro de habilidades con mis propios ojos antes, pero eso era algo bien conocido por todos.
Raro, muy raro. Pero no me detuve. Seguí leyendo… o al menos intentando. Una parte de mí creía que había algo mal en esto, mientras la otra seguía esperando que en cualquier momento se revelaría algo súper espectacular. Decidí creer en la última ¿por qué no?
*¡¡Paaaaht!!- Una explosión de luz brillante salió del libro. De pronto, todos los números y palabras que no había podido descifrar parecieron estallar en mi cabeza.
Mis corazonadas casi nunca se equivocan, y ahora estaba seguro.
ESTO. ES. EL. NO. VA. MÁS. (NTE: La posta, la hostia; creo que se entiende)

-Ahh…- Cuando desperté ya era de noche. Me froté los ojos mientras me levantaba. ¿Qué pasó?. Cuando miré al reloj vi que habían pasado seis horas… y tenía un hambre de mil demonios. Fuí hacia la nevera arrastrando los pies, abrí la puerta y rápidamente tomé un trago de leche del cartón.
*¡PFFFFFT!- La escupí inmediatamente.
-¿Expiró?- La fecha de expiración debía ser dentro de dos días… ¿?. Me fijé la fecha impresa en el envase, y aún no había pasado. No… Incluso si expiran, la mayoría de las leches no se agrian por un tiempo. Me dí cuenta que algo andaba mal y comencé a examinar el resto de las cosas en el refrigerador. Parecía que todo se había echado a perder; la comida estaba mohosa, las verduras marchitas y las bananas que apenas ayer eran amarillas estaban ahora marrones.
Me apresuré a tomar el teléfono, pero la batería estaba muerta. Corrí a verificar qué fecha era en Internet. El calendario de la computadora marcaba el 18 de Mayo. Estaba seguro que hoy era 8 de Mayo. ¿Pasaron diez días?
Un momento. ¿¡Qué carajos…!? Algo anda muy mal aquí. ¿Como puede una persona sobrevivir diez días sin tomar un trago de agua? No hay manera. Es cierto que nunca en mi vida sentí tanta hambre como ahora, pero no es como si me estuviese por morir.
Primero lo primero, puse a cargar el celular. En cuanto prendió ví que tenía un millón de mensajes y llamadas perdidas. Guau, es la primera vez que tengo tantos mensajes en el teléfono.
Los primeros eran de Jung Sooah. Agarré unas cuantas cosas que todavía parecían comestibles y me llené la boca mientras leía uno a uno los mensajes.
-Te escribía para saber si llegaste bien a tu casa.
-Si tienes problemas llámame.
-¿Por qué no respondes? ¿Pasó algo?
-¿No estarás ignorándome, cierto?
-¿Es porque no quieres gastar crédito? ¿Puedes, por favor, al menos contestarme?
-Hey ¿no te parece demasiado? Podrías contestar al menos.
-No creo que vuelva a contactarte.
-No será que has estado durmiendo y no viste esto ¿cierto?
-¿Me estás ignorando?
Y seguían… Y seguían… Era raro en cierto modo, pero reconfortaba saber que alguien se preocupaba por mí. Simplemente ignoraré lo perturbador que se había vuelto. (NTE: Te ha hablado Dross… :V)
La mayoría de las llamadas eran de Jung Sooah. Había una llamada de mi familia así que los llamé para hacerles saber que estaba bien. Raramente llamaban, si acaso lo hacían, así que no parecían extremadamente preocupados por que no había respondido en unos días.
También tenía una llamada de mi agente. Como no me llamaba a menos que fuese por trabajo era probable que tuviese algo para mí así que lo llamé.
*Riiiiing
-[Hey, Sangmin]
-Hey, me llamaste ayer.
-[Estaba a punto de llamarte de nuevo. ¿Estás interesado en unirte a una incursión regular? Hay libre un puesto de porteador]
-¿Porteador de una incursión regular? No lo sé…- No me agradaba la idea, no sólo era peligroso sino que la paga era mala. Más que eso, estaba determinado a vivir como cazador de ahora en adelante.
-[Hey, no puedo hacer más. Es lo único disponible estos días. Quién sabe cuándo volverán a permitir las incursiones por ocio]
-No me interesa ir como porteador, pero podría ir como cazador.
-[¿Qué? ¿Ya ahorraste suficiente?]
-Bueno… algo así. Conseguí un arma. Y una habilidad también.
-[¿Qué clase de habilidad?]
-La habilidad no es nada de otro mundo, pero el arma es de nivel 2.
-[¿Nivel 2? Eso son al menos 100.000 dólares… ¿Acaso…?]
-La compré con dinero ganado en buena ley. No te preocupes y encuéntrame algo.
-[Bueno, supongo que sabes lo que haces. En todo caso te felicito. Hay un grupo de 10 personas, si te unes como porteador y cazador estoy seguro que puedes conseguir buen dinero]
-¿10 personas? Al repartirlo no valdrá la pena.
-[Es tu primera vez, tendrás que empezar desde abajo]
-De acuerdo entonces, cuenta conmigo- Respiré profundamente al colgar el teléfono. Estaba ansioso al pensar que estaba en camino a convertirme en cazador. Al ser un grupo de diez personas sería poco dinero pero ,como dijo mi agente, era mi primera vez. No estaba mal para empezar.
Lo siguiente que debía hacer era comprobar la habilidad. Oh, vamos. La sensación que tuve antes de desmayarme se había ido. ¿Qué hizo exactamente?
-Hmm… ¿Qué se supone que haga?
El problema estaba en que no sabía qué hacía la habilidad ni cómo activarla. Supongo que, ya que se llama “Esfuerzo”, es cosa de sentido común poner esfuerzo en hacer algo ¿cierto?. Decidí intentar haciendo unas cuantas flexiones de brazos.
Cuando iba por las 200 mis brazos empezaron a temblar, pero soy un porteador, me entrené para poder cargar 200 Kg mientras corro. Completé 500 y caí al suelo.
-Ahhh… ahhh… creo que voy a morir.
Parece que así no es.

Al final no pude averiguar cómo activar esta estúpida habilidad y el día de la incursión se acercaba. Normalmente los cazadores regulares no cazan en los calabozos de las ciudades sino en los de las afueras, esto es porque es más fácil conseguir turno en ellos además que las tarifas de admisión son más bajas para alentar la concurrencia.
Estaba esperando frente a un restaurante en Kyongkido, dos kilómetros a pie de Baekoonsa, donde estaba el calabozo en que íbamos a incursionar. Los grupos regulares tienen un aire muy distinto a los grupos de niños ricos a los que estaba acostumbrado. Generalmente tenían armas y armaduras de bajo nivel, y tampoco eran muy buenos cazando.
A medida que iban llegando de a uno, les dí sendas tarjetas (NTe: Una para cada uno/a). Había mandado a hacer unas nuevas especialmente para hoy que decían simplemente “Porteador y cazador Jeong Sangmin” todo a lo largo. Como ya no trabajaría más con esos grupos de ociosos niños ricos no necesitaba ningún alias absurdo.
-Song me contó sobre tí. Soy Eum Hyunjoon, el líder del grupo- Un joven en mitad de sus veintes me habló después de leer mi tarjeta. Tenía el pelo corto y una gran cicatriz en la mejilla; honestamente, esas cicatrices son tan comunes que no me produjo la más mínima impresión.
-Mucho gusto, contamos contigo.
La mitad de los presentes probablemente nunca estuvieron en una incursión antes. La mayoría de los grupos más experimentados se conocían entre sí y se habían organizado juntos.
Sabía antes de venir el tipo de gente que encontraría en el grupo. De los diez, tres eran atacantes cuerpo a cuerpo, cinco eran atacantes a distancia y el resto eran soportes. Por soportes me refiero a quienes pueden usar magias de interferencia como hacía el Sr Jung. Uno de ellos podía usar “Dormir” y el otro “Aturdir”. Ambas habilidades requerían un largo tiempo de activación así que sólo podían ser usadas una vez en cada batalla, pero no era algo para menospreciar ya que esa única vez podía significar la diferencia entre una cacería exitosa y un desastre, es por eso que siempre hay al menos uno de ellos en cada grupo.
Una vez llegados todos nos dirigimos al calabozo.
-Hmm. ¿O sea que eres un cazador que era porteador?- Me preguntó un cuarentón. No sé si era por la gordura, pero tenía cara de gruñón.
-Me llamo Jeon Sangmin ¿Y tú eres?
-Ah, debería presentarme primero- Me pasó su tarjeta agarrándola entre el índice y el medio. Cuando la miré, ví que era gerente de la compañía W, una de las empresas líderes en Corea. Cuando vió la expresión aturdida de mi rostro comenzó a reír antes de darme una tarjeta distinta.
-Ah, lo siento. Esa es mi vieja tarjeta, ja ja- Me palmeó el hombro todavía riendo. Ahora actuaba como si fuera su subordinado. Bueno, de todas formas no es como si no hubiese pasado por eso antes.
Cuando me puse a pensar recordé haber estado en el mismo grupo con él una o dos veces antes. Probablemente se jubiló hace poco y comenzó a cazar ya que no tenía nada mejor que hacer. Si tenía experiencia en incursiones y era gerente en una compañía tan grande había una buena chance de que fuese un cazador decente. En esos casos los niveles de sus habilidades también eran altos.
Podría ser útil. Esperé que estuviera al menos al nivel del Sr Jung.
Ya veremos.

Anuncios

2 comentarios en “ETH – Capítulo 11

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s