Tsuki ga – Capítulo 205

Traducción: ellocopro99

Capítulo 205: Al lado de la sacerdotisa durmiente

–…Cierto. No conocí al emperador en Gritonia, pero ya he conocido al rey de Limia… así que debería haberlo sabido. –

Después de regresar a la habitación de huéspedes que nos dieron, un suspiro y una reflexión se escapó de mi.

Mi cabeza estaba pesada como si tuviera algo encima.

Era una sensación como si hubiera estado estudiando durante un largo período y que luego detuviera mi concentración un momento.

Tuvimos una audiencia con el rey de Limia, y tuvimos una charla con los nobles (que probablemente eran influyentes).

En el momento en que llegamos a este país, ya estaba preparado para hablar con los nobles, pero en Gritonia, los únicos que conocí fueron la princesa y el héroe, así que en un rincón de mi mente pensé que tal vez no me encontraría con el rey.

Parece que con la excusa de haberlos salvado en Rotsgard, comenzaron una audiencia como agradecimiento.

Personalmente, quería ir a visitar a la sacerdotisa-san que de repente había colapsado, pero en esa parte, se negaron educadamente.

Estaba preocupado por eso, pero no tuve más remedio que pedirle a Mio y a Lime que comprobaran su estado.

Gracias a mi experiencia en la audiencia con el señor Demonio, de alguna manera pude superarlo, pero la cantidad de nobles que vinieron a hablar más tarde fue más de lo que esperaba, y me cansó anormalmente mucho.

Hablé un poco con el príncipe Joshua, y después de eso, pensé que Hibiki-senpai tenía varias cosas de las que hablar, pero para mi sorpresa, ella no apareció.

Y también está la familia Hopelace.

El señor feudal dijo que me estaría esperando en la capital, pero tenía un mal presentimiento de encontrármelo.

Él estaba tranquilo y me habló de las opiniones de otros nobles, así que en la superficie, tenía una atmósfera cooperativa, pero…

A veces me dirigía una mirada desagradable.

Así es como lo sentí.

No creo que fuera mi imaginación, y sentí que los nobles que estaban cerca de él también dirigían una buena cantidad de esas miradas.

Habían varias veces en que sentía que se estaban controlando mutuamente, y podría ser justo como los rumores dicen, que los nobles de Limia están metidos en conflictos políticos.

Por ahora, en las conversaciones de hoy, no había un solo tema acerca de hacer que la compañía Kuzunoha pusiera una tienda.

Hay muchas posibilidades de que en el gremio de comerciantes de este país y los nobles ya haya habido algún tipo de conversación entre ellos. Es la suposición de Lime, pero creo que es correcta.

–Buen trabajo, Waka-sama. –(Mio)

–Buen trabajo, Jefe. –(Lime)

Mio y Lime; Los dos estaban en la habitación y me recibieron.

–Estoy de vueltaaa… Senpai no estaba allí, pero la conversación con el rey y los nobles fue increíblemente agotadora. –(Makoto)

–Sobre la sacerdotisa de la que usted, Waka-sama estaba preocupado, parece que vio una alucinación por exceso de trabajo. –(Mio)

–Sí, ahora mismo no hay nada malo y está durmiendo tranquilamente. –(Lime)

–Así que estaba cansada hasta el punto de ver alucinaciones… una chica tan pequeña como esa… Senpai también debe estar preocupada. –(Makoto)

Creo que estar en el equipo del héroe del Reino de Limia es una carrera muy exitosa, ¿pero también es un trabajo agotador?

Parece que Senpai está parada en la línea del frente en la guerra contra la raza demonio, así que tal vez sea un hecho.

En este mundo, los niños están trabajando como si fuera natural después de todo.

–Además, un mensajero vino y dijo que el príncipe Joshua te está esperando. No es urgente, así que después de que hayas hecho tus arreglos, él quería que le contases a la gente que está en el pasillo. –(Lime)

–… Hey Mio. –(Makoto)

–¿Qué sucede-desu ka? –(Mio)

–Sobre la sacerdotisa-san, creo que se desplomó cuando te vio a ti y a mí. No hiciste nada, ¿verdad? –(Makoto)

–No he hecho nada-desu wa. En primer lugar, de todas esas personas, ella fue la única que terminó así, ¿sabes? Incluso si soy yo, no me pasaré como para dirigir mi hechizo a una niña pequeña. –(Mio)

–… Cierto, lo siento. –(Makoto)

–No es algo por lo que deba pedir disculpas. En primer lugar… –(Mio)

–¿Hmm? –(Makoto)

–Waka-sama, Lime, y yo no hemos hecho nada, por lo que la razón debe estar en la otra parte. Si esa chica estaba tratando de hacer algo con nosotros y terminó de esa manera, incluso si ella es una niña, eso sólo significa que ella tuvo su merecido. Sea lo que sea, no es algo que merezca que usted, Waka-sama se preocupe. –(Mio)

Mio se rió suavemente.

Cuando ella está con Tomoe y conmigo, normalmente actúa de manera emocional, así que esto es inusual.

Ella parece tener mucha compostura, y cómo decirlo, se ve tranquila.

Creí que en este viaje estaría dependiendo de Lime, pero Mio está empezando a parecer una persona confiable.

Los Arkes mostraron un crecimiento notable, así que tal vez con Mio sea así también.

No creo que haya muchas negociaciones y decisiones complicadas en Limia, pero si llega ese momento, estoy feliz de que hayan dos personas en las que pueda confiar.

–Esa chica podría haber hecho algo, eh. Ella es una sacerdotisa-san, ¿tiene un sentido especial o algo así, Lime? –(Makoto)

–Más o menos… Uhm… Creo que es proficiente en ver la esencia de alguien cuando lo ve. –(Lime)

–Esencia… más cosas misteriosas. Por lo que vi en su mirada, ella no parece que haya visto mi cuerpo mágico, ¿así que es del tipo que ve cosas que otras personas no? –(Makoto)

–… Seeh. –(Lime)

–Tal vez debería tratar de preguntarle cuando la visite. Sería malo hacer esperar al príncipe-sama, así que me iré pronto. Ah, no hay necesidad de que se queden cuidando la habitación. Está bien si regresan por la noche. –(Makoto)

–Si ese es el caso, Waka-sama, iré a encontrarme con Hibiki-desu wa. Preguntaré acerca de la visita a la sacerdotisa en detalle. –(Mio)

–¿Mio sola? –(Makoto)

Senpai y Mio.

Incluso si estamos dentro del castillo, me preocupa un poco.

–Entonces llevaré a Lime conmigo. Parece que hubo un tiempo en el que él estuvo con el grupo de Hibiki en Lorel después de todo. ¿Está bien? No hemos confirmado si está bien salir, así que si es posible, sería mejor recibir permiso primero y sería mejor encargarse de los negocios que se pueden hacer dentro del castillo. –(Mio)

–… Sí, cuento contigo. –(Makoto)

¿Qué es esto? Ella es muy fiable.

¿Evolucionó Mio?

No hubo aviso de ello.

Es cierto que no hemos confirmado si está bien salir fuera.

Esto es malo.

Estaba pensando que estaría bien ya que esos dos pueden salir fácilmente sin ser descubiertos por la gente del castillo.

Debería ser mejor recibir permiso para ir fuera en términos de orden eh.

Lo dejé pasar.

–Ve y hazlo. –(Makoto)

–Sí, lo haré. –(Mio)

Todavía tenía un poco de malestar en mi cabeza, pero salgo de la habitación para dirigirme a donde está el príncipe Joshua, y decirle mis intenciones a los guardias que estaban allí de pie.

◇◆◇◆◇◆◇◆

–Bueno, entonces vamos a encontrarnos con Hibiki, Lime. –(Mio)

–Nee-san. –(Lime)

–… ¿Qué pasa? –(Mio)

–¿Qué le hiciste a Chiya? ¿Qué le mostraste? –(Lime)

Lime tomó una decisión y preguntó, y Mio, que tenía una sonrisa amable, estrechó los ojos ligeramente.

–No hice nada. Nada en absoluto. –(Mio)

–He informado a Tomoe-neesan sobre los ojos de la sacerdotisa. Jefe no parecía como si lo supiera, pero Nee-san debería saberlo, ¿verdad? –(Lime)

–Claro. –(Mio)

–¡¿”Claro”, dices?! No me digas, tú intencionalmente… –(Lime)

–Waka-sama no es muy bueno en expresarse sin palabras después de todo. Además… incluso si conocen de mi identidad, sólo profundizará su comprensión de Waka-sama. No hay ningún problema en absoluto-desu yo. –(Mio)

–I-Identidad… ¿verdad? ¿No me digas que eres como Tomoe-neesan, un dragón superior? –(Lime)

Un sudor frío corrió por la cara de Lime.

No era un sudor agradable.

Cuando se involucró con Root y se enteró de la identidad de su superior directa Tomoe, estaba orgulloso de no haber perdido la conciencia en ese momento.

Era una situación que no sería extraño si lo hacía después de todo.

–Fufufu, no es eso, pero es algo similar-desu wa. Además, está bien preguntarle a Hibiki lo que vio esa chica. Después de todo, tampoco sé qué vio. –(Mio)

–Pero que es Jefe, en serio. –(Lime)

Lime comenzó a interesarse por lo que Chiya vio en Raidou y Mio.

Simplemente cómo expresará lo que vio con sus palabras abstractas.

–Waka-sama es un caballero que es como un gato tomando el sol. Sin maldad ni hostilidad. Aunque eso es sólo si él no es tocado o despertado por propia conveniencia de los demás. –(Mio)

–Pero la reacción de Chiya no pareció como si ella viera un lindo gatito. Definitivamente. –(Lime)

–Entonces debe haber tenido una expectativa estúpida. Aaah, no sé qué poder sea, pero sería conveniente que todos los hyumanos tuvieran ese tipo de poder. –(Mio)

La amabilidad desapareció, y Mio estaba ahora mostrando una sonrisa que hacía que uno se sienta horrible.

–P-Pues bien, me pondré en contacto con Hibiki. –(Lime)

–No es necesario. ¿Sabes dónde está, verdad? –(Mio)

–Eh… sí. Tengo la información de Hibiki en esto, así que puedo saberlo. –(Lime)

Diciendo esto, Lime apunta la katana en su cintura.

Lime había recibido una katana exclusiva para él de Makoto vía Tomoe, que ha sido personalizada con una variedad de habilidades.

Esa es una de las razones por las que él es capaz de saber la ubicación de Hibiki sin la necesidad de investigar.

Lime explica la ubicación de Hibiki a Mio.

Parece que Hibiki se encuentra actualmente en medio de cuidar de Chiya.

–Esto es conveniente. Pues bien, vamos a ir. Vamos. –(Mio)

–¡¿Tan de repente?! Al menos deberíamos enviar una transmisión de pensamiento a… –(Lime)

–Ara. Para una persona a la que hemos entrenado, que le hemos dado un arma, reparado, y que incluso se le dio el crédito de varios logros, no hay necesidad de ser reservado-desu wa. –(Mio)

–… Eso es… puede ser cierto, pero… –(Lime)

Lo que Mio había enumerado era cierto.

Cuando se alineaban de nuevo, Lime sentía que habían hecho bastante por ella.

–Hibiki aprenderá de Waka-sama en el tiempo de nuestra estancia. A la fuerza será. –(Mio)

–Aprenda de… Jefe. –(Lime)

Lime notó algo siniestro en esas palabras.

Sus instintos le decían que era peligroso.

–Bien, en primer lugar, tal vez debería hacer que lo acompañe al entregar eso. –(Mio)

Mio mira la bolsa que estaba en una esquina de la habitación.

–… No he oído hablar de los detalles, pero si no recuerdo mal, es el huevo de un dragón, ¿no? –(Lime)

–Sí, parece que es el del dragón Cascada-desu. –(Mio)

–Ya veo, el dragón Cascada es él. –(Lime)

Lime definitivamente no entendía el significado de eso.

–Es un estúpido dragón pacifista que fue derrotado por una mera matadragones, pero haré que sea útil. –(Mio)

–… Cascada, Cascada… dragón… ¿Matadragones? ¿Jah? ¡¿Jaaaah?! –(Lime)

–Hmmmm, así que está aquí. La habitación donde la sacerdotisa está durmiendo. –(Mio)

Lime finalmente fue capaz de digerir las palabras de Mio, pero estaba en medio de mostrar varias emociones expresándolas.

Mio se había teletransportado con indiferencia.

No es la sala médica.

Son las habitaciones privadas.

La limpieza estaba bien hecha, aunque era una habitación que no parecía ser utilizada tan a menudo.

En una parte de ese lugar, había una especie de herramienta religiosa, y uno podría adivinar que es la habitación de un sacerdote.

–¡¿Quién está ahí?! –

–Hibiki, soy yo. Parece que no estuviste presente en el momento de la audiencia. Waka-sama estaba preocupado, por varias razones. –(Mio)

–Mio… -san. Y Lime también. No los invité, y tampoco llamaron pero ¿qué está pasando? –(Hibiki)

–No ha sido lo suficiente como para decir “ha pasado mucho tiempo”, pero bueno, me alegra ver que de alguna manera estás bien, Hibiki. Lo siento por venir tan de repente. –(Lime)

–Lo siento, dices. Lime, tú… –(Hibiki)

–¿Cuánto piensas que nos debes, señorita? Quita algo tan trivial como eso sin culpar a nadie. –(Mio)

–Fuuuh… Cuando sales con eso, no puedo decir nada. –(Hibiki)

En la sala de la sacerdotisa, la héroe Hibiki estaba allí.

La sacerdotisa Chiya estaba tumbada en la lujosa cama que tiene un pabellón.

En esa gran cama, sólo había una pequeño bulto.

–Parece que la sacerdotisa todavía no se ha despertado. Waka-sama también estaba preocupado por ella. Dijo que quería visitarla más tarde, ¿así que puedes por favor hacer tiempo? –(Mio)

–¿Misumi-kun? Pero eso es… –(Hibiki)

–Parecía estar preocupado de que tal vez él le haya hecho algo. A pesar de que fue tu lado el que hizo algo. –(Mio)

–…Ya veo. Así que lo oíste de Lime. –(Hibiki)

Lime recibe la mirada de Hibiki directamente.

Él no ha prometido no decirlo o mantenerlo en secreto, por lo que no puede culparlo, y cuando piensa en su relación, es alguien a quien le debe mucho.

Cuando no hay nada de qué avergonzarse, es natural mostrar una actitud de confianza.

–Es mi trabajo después de todo. –(Lime)

–Claro. No te culparé por eso. –(Hibiki)

–Además, ¿no pensabas que vendríamos con una contramedida para eso? –(Lime)

–…Sí. Ya sabías sobre los ojos de Chiya, así que no esperaba mucho. –(Hibiki)

Un leve arrepentimiento fue mostrado en los ojos de Hibiki.

–Ahora pues, me pregunto qué vio esta chicaaa… Estoy deseando escucharlo. –(Mio)

–¿No preparaste una contramedida? –(Hibiki)

–No había nada que pudieras ver que nos pueda causar problemas después de todo. Sólo pensé en ello como hacer que me digan mi fortuna gratis-desu wa. –(Mio)

Mio dice eso con indiferencia.

–Qué fuerte espíritu, como siempre. Es verdad que pensé que actuarías con más cautela. –(Hibiki)

–Fufufufu, Hibiki, dices unas cosas bastante divertidas-desu wa ne. Ara… –(Mio)

Viendo la expresión de Hibiki que estaba nublándose ligeramente, Mio muestra una expresión de asombro.

–¿Quieres saber sobre Waka-sama y nosotros, ¿verdad? Entonces se más feliz. Gracias a la sacerdotisa, has obtenido información valiosa, ¿verdad? –(Mio)

–Hasta ahora, Chiya-chan ha visto a varias personas, pero ella no se perdió tanto como ahora. Podría ser información valiosa, pero como mi pronóstico fue ingenuo, le he hecho experimentar algo doloroso. No puedo estar feliz. –(Hibiki)

–Pensé que te habías hecho muy hábil para desenvolverte, pero parece que eres de corazón blando cuando se trata de tus camaradas, como siempre. Qué tibia. –(Mio)

–Sólo esta parte, siento que es algo que no puedo arrojar hasta el último momento. Pero Mio-san, lo llamas tibio, pero parecía que Misumi-kun también era de corazón blando hacia ti Mio-san y los demás ¿o no? –(Hibiki)

Ella no dijo que no sería capaz de arrojarlo, pero se opuso a las palabras de Mio, y saca el tema de Makoto.

Es cierto que Makoto la trata como a una igual o más bien, como de la familia.

Hibiki que piensa que si están hablando de corazón suave, él también lo tiene.

–El punto de vista es diferente. Cuando se trata de una acción propia de la altura de uno, no se lo puede llamar corazón tibio. Para Waka-sama, es una conducta que tiene un margen extra como para tenerlo, pero para ti, simplemente estás en puntillas inútilmente. –(Mio)

–Vas tan lejos como para decir eso. ¿Puedo escuchar tu base? –(Hibiki)

–Eso es algo que tú deberías aprender. –(Mio)

–… ¿Eh? –(Hibiki)

–Lime y yo no vamos entrometeremos. Waka-sama quiere ir a algún lago en Limia debido a un trabajo que le han pedido que haga. Ya que tienes la oportunidad, ¿qué tal si vas a guiarlo? Cierto, Waka-sama y tú son “compatriotas”, así que vayan juntos solos. –(Mio)

–¡¡¿?!! –(Hibiki)

–Nee-san… –(Lime)

–Lime, mantén la boca cerrada. ¿Qué te parece, Hibiki? Si dices que vas a guiar a Waka-sama por tu cuenta, creo que será bueno para limpiar todas tus deudas hasta ahora. –(Mio)

–… Dependerá del lugar al que quiera ir, pero en mi lado, puedo hacer tiempo. En primer lugar, estaba pensando en tener una larga conversación con Misumi-kun. –(Hibiki)

Las afirmativas palabras de Hibiki hicieron que las cejas de Lime se arrugaran.

(Y aún así, la razón por la que no establecieron un lugar para hablar de inmediato… fue porque pusieron la conversación con los nobles en primer lugar, para recopilar información y manipular las impresiones eh. Las posibilidades de que varios de los nobles le pregunten algo de Hibiki son altas, y si Hibiki se reúne con Jefe después de haber pasado por las conversaciones incómodas, con las posiciones de Jefe y Hibiki… El cuidado de la niña podría haber sido por casualidad, pero se convirtió en una buena excusa para nosotros. Mio-neesan, Hibiki no es tibia, algo que no se puede arrojar hasta el último momento, es algo que se puede considerar que será arrojado cuando llegue ese momento, después de todo si vas a dejar a Jefe y a Hibiki solos… al menos yo debería hacer posible poder captar la situación. Tomoe-neesan también estaba preocupada por esto después de todo.) (Lime)

–He preparado las tablas este tanto, así que Hibiki, deberías hacer algo para asegurarte de que Waka-sama sea capaz de ir al lugar al que quiere ir. No importa a dónde quiera ir Waka-sama, tú, que eres una héroe, lo estarás acompañando, así que debería ser fácil convencer a la gente, ¿verdad? –(Mio)

–Es un invitado que fue invitado por el reino de Limia, pero él es sólo un comerciante. Hay lugares a los que no se pueden entrar así… –(Hibiki)

–… Hibiki, Waka-sama fue llamado aquí para expresar su gratitud por salvar al rey de ustedes y al príncipe, ¿sabes? Algo como la posición pública, en realidad no me importa eso. Si vas a poner condiciones después de que preparara tanto- –(Mio)

–Hibiki, esas no son malas condiciones, ¿verdad? Jefe no es alguien que pueda causar problemas, y ya que tú eres una conocida de él, debes saberlo, ¿verdad? –(Lime)

Lime interrumpe.

Porque podía adivinar lo que Mio estaba a punto de decir después de eso.

Esas palabras habrían sido demasiado descuidadas y no debían ser dichas. Sintiéndose ligeramente agitado, se las arregló.

–…Entendido. Hoy sería imposible, por lo que será para mañana o pasado. Lo combinaré con la necesidad de Misumi-kun, y lo guiaré. Seremos sólo Misumi-kun y yo, ¿de acuerdo? –(Hibiki)

Ella lo confirma con Mio, o más bien, ella estaba metiendo su deseo.

De la impresión de Hibiki, Mio odia cuando otras chicas se acercan a Makoto.

Aún así, Mio estaba proponiéndoles estar en una situación en la que estuvieran solos.

Sería extraño no sospechar nada detrás de eso.

–Por supuesto-desu wa. Waka-sama ha estado cansado últimamente, así que por favor, haz que se relaje. Te lo estoy dejando, Hibiki. –(Mio)

–Entendido. Haré lo que pueda. La chica aquí todavía está descansando así que… –(Hibiki)

–Por supuesto, hemos terminado nuestro negocio. Vamos a regresar, Lime. Ah, Hibiki, esta es una petición sin deuda de por medio. Lo que la sacerdotisa vio, por favor, cuéntamelo también. Estoy realmente interesada en ello después de todo. –(Mio)

–Entendido, Nee-san. –(Lime)

–Lo he oído, pero no puedo prometer nada. –(Hibiki)

Hibiki mira el lugar donde esos dos se mezclaron y desaparecieron en la oscuridad, con una expresión seria.

Ella está planeando algo.

Al menos era capaz de saber esto.

No le ha dicho a nadie acerca de Makoto quien se llama Raidou, pero ha conseguido una pista, y es verdad que Hibiki quiere información de ellos hasta el punto de la desesperación.

Pero las tablas han sido demasiado preparadas.

Además, la reacción de Chiya fue irregular.

–… ¿Pero qué diantres vio Chiya? Eso también me preocupa. Si es posible, quiero oírlo antes de guiar a Misumi-kun, pero… me dijeron que lo mejor sea esperar a que despierte naturalmente después de todo… –(Hibiki)

Mirando a Chiya durmiendo, Hibiki hace un pequeño suspiro.

El mal presentimiento no desaparece.

El frío que ha estado envolviendo su cuello desde el momento en que Chiya colapsó, preocupaba a Hibiki.

Lime, que había regresado a su habitación para los invitados, hizo una expresión agotada en frente de Mio.

Su aspecto de doblar su espalda era lamentable.

–Por favor evítame eso, Nee-san. A ese ritmo, Nee-san, habrías dicho que estarías convirtiendo la capital en cenizas a nadie más que a Hibiki, ¿verdad? –(Lime)

–Yo estaba un poco… molesta. Hubiera estado bien aceptar obedientemente las preparaciones, pero tenía que tratar de ser astuta. Como era de esperar, habría sido malo decir que estaría eliminando la capital. Me has salvado, Lime. Estuve a punto de causarle problemas a Waka-sama. –(Mio)

–Además, ¿no es malo dejar a Hibiki y a Jefe solos? Tomoe-neesan me ha pedido que… –(Lime)

–Lime. –(Mio)

–Sí, ¿qué pasa? –(Lime)

–No hay ningún problema. –(Mio)

Una afirmación.

–… ¿No hay ninguno? –(Lime)

–Sí, ninguno en absoluto. –(Mio)

–Enten… dido. –(Lime)

(No… queda otra. Tendré que hacerlo sigilosamente.) (Lime)

Quedando sin otra opción, Lime comenzó a pensar en una manera de comprobar el estado de esos dos desde las sombras.

Pero…

–Si haces algo como mantener a los dos bajo vigilado … Haré algo interesante, Lime. Algo increíblemente interesante. –(Mio)

–… –

Lime perdió sus palabras.

Desde el primer día en su estadía en el reino de Limia, ya sentía las nubes oscuras envolviéndola.

Anuncios

41 comentarios en “Tsuki ga – Capítulo 205

  1. gracias por el capitulo… solo espero y ruego que hibiki no caiga en la trampa de mio, ella nesesita de makoto mas de lo que cree… hay varios escenarios y en todos lo nesesita..
    el primero es si gana la guerra, los nobles de limia no le pueden hacer nada porque ella es una heroe pero sus ideas sobre democracia son peligrosas para la nobleza de limia, podrian atentar contra ella ya que al haber paz ya no es necesaria..
    segundo, si hay paz gritonia le declararia la guerra a limia y un vs entre tomoki y hibiki terminaria en un rape para ella, no es tan fuerte como el imbecil ese…
    tercero; si la guerra continua ella seria el primer blanco de la raza demonio y solo basto un general para ponerla contra las cuerdas, ella puede morir en batalla facilmente y los ojos de chiya no la van a ayudar en nada, solo makoto puede ayudarla en los 3 escenarios posibles pero mio quiere que se rompa esa relacion,creo, y que ella odie a makoto a mi parecer. se vienen dias oscuros para makoto y para ella…

    Me gusta

    1. Creo que lo que pretende Mio es que Hibiki vea la liga en la que esta Makoto (tu te mueves entre reyes, heroes y demonios como “iguales”, pero yo me muevo entre existencias ancestrales y dioces), y con eso entienda que esta mas alla de lo que puede combertir en una pieza y mover por si misma (quieres pedirle un deceo al diablo? no puedes ser tan estupido para pensar que te costara menos que “todo lo que te importa” XD)

      Le gusta a 3 personas

    1. No es retrasada, es solo que es la única que recuerda que Makoto es todopoderoso en ese mundo y que no necesita hacer estrategias ya que nadie le podrá ganar, poniendo en términos de Yu-gi-oh Tomoe y Shiki piensan en Makoto como un Dios Egipcio pero Mio sabe que el en realidad es el mismísimo Exodia

      Le gusta a 1 persona

  2. Fufufufufu… yo también quiero saber que vió Chya.
    Ara, Ara… así que los nobles parientes de ese chico aun actuan con hostilidad, en serio que desperdicio de energía, cuando ellos apoyaron a su adicto chico a comportarse de manera irracional, pero típico uno siempre desea hecharle la culpa a otros.
    Y Mio, en serio qué planeas al desar a ese par solos ¿es en serio?, solo espero que la pe… de Hibiki no contamiente a Makoto sino que le ayude a crecer.
    Oh Kami-sana perdona a los nobles de ese país, porque meterse con Makoto no es buena idea.

    Me gusta

    1. es facil sabes que desea ella, ella piensa que el es mas debil y que sin sus ayudantes no es nada, al estar solo con ella le puede presionar para hacer algo que el no este deacuerdo y si ella lo amenaza ifisicamente la va a tener dificil… se le caera la cara parecida a la impresion que tuvo tomoki en su momento…. para mi eso es lo que quiere mio….

      Me gusta

      1. Hibiki no es tan tonta como para intentar intimidarlo, no creo que ella quiera arruinar la imagen que Makoto tiene de ella, si no que al contrario, tratara de imprecionarlo o hacer que el se sienta en deuda con ella por un “peligro desafortunado e inevitable”, y por tanto la compañia Kusunoha estaria a su dispocision, pero todos sabemos que fallara espectacularmente y eso le deberia dejar clara la jerarquia a Hibiki, o eso espera Mio, creo yo.

        Me gusta

  3. Tipico, las mejores negociaciones son cuando te deben tanto que incluso piensan que si no lo controlan sera un enemigo, ahora hora de una teoria, como han comentado arriba Hibiki esta en negras en el mundo almenos en el futuro, pero como pasarse al lado de Makoto simple, ser el cuarto sirviente seria taan gracioso y divertido ver eso Una EX Heroina de la diosa siendo un sirviente de Makoto, tal ve no cumple el requisisto de conocimiento, pero de que tiene el poder para pararse de puntillas y ser su sirviente como shiki en su momento, cumple las condiciones de ser mas debil que shiki, y algo que makoto podria aceptar ya que estaria a su cuidado o que creen muy descabellado?.
    jrejjejejejejje
    Realmente quisiera verlo si es que es posible

    Me gusta

  4. No quiero que makoto se junte con hibiki me desagrada mas que la diosa esa, me desagrada la personalidad de makoto lo agarran como juguete, es que acaso no se da cuenta que es algo asi como un semidios :’v madre mia lo peor es que los capitulos son largos pero casi no avanza

    Me gusta

    1. bueno con mio creo que una masa de energía oscura en forma de araña y makoto sin los anillos antes lo veían como un grupo de señores demonios y ahora es casi un dios, vera una legión de dragones superiores, señores demonios y su susanoo invisible xD

      Me gusta

  5. Gracias por el cap.

    Es como si Mio intentara hacer que Hibiki y Makoto se enemistaran, y ciertamente ese puede llegar a ser el caso si Mio hace solo un mal paso, sea como sea, supongo que el objetivo real es hacer que Hibiki se aleje de Makoto, ya sea porque Hibiki lo juzgue como un enemigo o porque lo juzgue como un peligro superior a sus capacidades, sea como sea, Mio enfoca demasiados celos hacia Hibiki… si tan solo supiera la verdad.

    Sea como sea, mas le vale a Mio que Makoto no se entere, cierto es que Mio solo quiere que Makoto tenga renombre y respeto (y tal vez temor) en los círculos de Limia, pero dudo muchisimo que Makoto tenga esa intención, si Makoto se entera, Mio puede recibir una reprimenda fea.

    Aparte de eso, también me carcome la curiosidad de esperar a que Chiya despierte y hable lo que vio, seguro estoy que va a decir que no se desmayo tras ver la identidad de Mio, va a empezar a contar de el abismal potencial en Makoto

    Me gusta

    1. No tanto celos de Hibiki sino el fastidio de que todo el mundo vea a Makoto como un tonto del que pueden aprovecharse y eso le enoja hasta el extremo de querer prenderle fuego al mundo :d, además, Mio esta usando a Hibiki para que Makoto crezca y gane experiencia, se pasa de denso, ingenuo y se menosprecia mucho.

      Y creo que Mio es tan traviesa precisamente porque busca que Makoto le castigue, recuerda que es tremenda masoquista xd (Best Waifu <3)

      Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulos. – SpanishTraslation

  7. Murasaki-san

    hibiki la pendeja y sus trucos pendejos
    ojala le muestre la realidad del mundo
    igual si ella quiere un deseo sea concedido por diablo que lo pida igual el precio sera el cliché “Todo lo que tienes”

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s