Tsuki ga – Capítulo 266

Traducción: ellocopro99

Capítulo 266: La identidad del olor

Ugh.

Una delgada capa de humo cuelga sobre el interior de la tienda.

Como pensé, un olor desagradable se está extendiendo.

Es un ambiente que me hace estremecer un poco.

Por ahora, ignoro la mayoría de las miradas negativas que se estaban vertiendo sobre mí y busco a las dos por las que vine aquí.

No es una gran tienda, así que pronto pude encontrar las espaldas de las dos conocidas.

Pero parece que tendré que apresurarme.

Mientras me acerco a las dos a pasos rápidos, era aún más lo que podía saber del estado de las dos.

¡Esto es malo!

¡Akashi-san está tratando de abrir una botella pequeña para Yuduki-san!

… ¡¡Ella lo abrió!!

Maldita sea, no llegué a tiempo.

… Ahora que ha llegado a esto, podría también…

Fuera con el plan que tenía en mente antes.

–Azusa. –

Murmuro en voz baja y llamo mi habitual arco.

En ese momento, la sensación de algo tangible nació de mi palma izquierda, y lo agarro.

Ninguna flecha preparada.

Sin darle tiempo a los clientes a entrar en pánico, tomo la postura con mi arco, lo mejoro con poder mágico, y estiro la cuerda.

–¡¡¿?!! –

Conmigo como el centro, el humo y el olor que estaba colgando sobre el lugar se dispersó.

Un viento giratorio se esparció mientras salía del interior de la tienda.

Parece que me las arreglé para hacerlo bien.

Desde la vez en el territorio de la raza demonio, no me he retenido mucho, así que no sabía cuánto retenerme aquí. Bueno, siempre y cuando el resultado esté bien, estará bien, supongo.

La botella que Akashi-san tenía en la mano se cayó y se rompió.

El líquido que estaba manchando la mesa de madera hizo una larga línea hacia abajo y rápidamente se evaporó en un delgado humo.

Por lo que puedo sentir, no hay un “olor” que aún quede allí.

Por supuesto, en el interior de esta tienda también, y por supuesto, también desapareció del “interior” de estos clientes y empleados.

Santo cielo.

Ese sujeto está empezando a hacer una cosa bastante escandalosa.

Así que no le importó mi advertencia.

El asunto con las armas, y ahora esto.

Recuerdo el interior de la botella y el olor dentro de la tienda.

Dejando a un lado el concepto de ello, es del tipo peligroso.

… Ese maldito Tomoki.

–Hey ustedes, Akashi-san, Yuduki-san, qué coincidencia. –(Makoto)

Incluso yo sé que no hay coincidencia en esto.

Pero aún así, pensé que no había otra opción que hacer eso en este lugar.

Suavizar las cosas no está en mi lista de habilidades, así que por favor perdónenme por esto.

Akashi-san tenía una cara estupefacta mientras me miraba.

… Después de ver lo que pasó, no se puede evitar.

Parece que Yuduki-san está tratando de contener su agitación.

Ella me está mirando con una cara algo severa.

Al mirar sus labios apretados, probablemente ya ha notado algo.

–… Jefe Raidou, ¿por qué estás aquí? –(Akashi)

–Sií. No puedes engañarnos con esa conversación de que era coincidencia. He oído que estarías ocupado con el laberinto por un tiempo. –(Yuduki)

–Sí. En verdad, más de la mitad de esto se lo puede llamar una coincidencia. –(Makoto)

–Eso significa que hay una parte que no se aplica en la coincidencia, ¿verdad? –(Yuduki)

Yuduki-san todavía tiene esa cara severa.

En la actualidad, me he vuelto algo conocedor sobre cosas como medicinas y medicamentos mágicos.

Sin embargo, al igual que la forma en que los encantos sirven al mismo propósito que los talismanes y los amuletos…espera no, la comparación no estaba siendo muy buena. Los encantos en su mayoría se convierten en amuletos y los talismanes son…espera, por qué estoy comenzando una clase aquí.

Lo importante aquí es que el medicamento mágico que Akashi-san tenía en sus manos no era un tipo de tratamiento médico y era de un tipo con el que todavía no estoy familiarizado.

Puedo entenderlo más o menos, y conozco el objetivo de Tomoki, siempre y cuando no pidan una explicación profunda sobre ello, no hay problema.

El problema es, cómo voy a decirles.

Encima de eso…

Miro alrededor del establecimiento.

Todos estabas haciendo un gesto como si hubieran sido engañados por un *zorro o un mapache* mientras intentaban captar la situación. {NTI: Los zorros y los mapaches son vistos como los tipos de animales que juegan los trucos sucios a la gente}

No parece ser un buen lugar para continuar nuestra conversación.

Entra en el área de una charla privada, así que… en este momento… ese lugar sería mejor.

Serían dos pájaros con una sola piedra después de todo.

–See. Parece que tendré que involucrarme en los problemas de los altos mandos. Ahora bien, ya que es tan tarde, ¿qué tal si me acompañan al laberinto? –(Makoto)

Puedo proteger el secreto, y si hay alguien que nos sigue, podremos perderlos fácilmente.

Y mientras estoy en ello, puedo buscar a Beren y a los otros también.

Debería estar bien hablar en el gran laberinto.

–Ya veo. Un lugar adecuado para conversaciones privadas, ¿verdad? –(Yuduki)

–C-Claro… –(Makoto)

Yuduki-san abre ligeramente sus ojos y susurra como si estuviera impresionada.

Ella está asintiendo, así que debería estar tomarlo como que aceptó.

Akashi-san miraba alternativamente a Yuduki-san y a mí como si estuviera medio dormida.

–Entonces, vayamos. –(Makoto)

–Entendido. Akashi, vamos. –(Yuduki)

Yuduki-san hizo que Akashi-san se parara, y salieron de la tienda como si la arrastrara.

Dejo algo de cambio en la tienda y también salgo.

En todo caso… ese Tomoki, y pensar que convertiría su encanto en una droga.

Qué escandalosa manera de pensar.

Si senpai se entera de esto, una guerra entre hyumanos podría ocurrir antes de que termine la guerra contra los demonios.

Hibiki-senpai probablemente haría todo lo posible por detenerlo después de todo.

Sin embargo, es una idea increíble.

Si no estás de su lado, el encanto no tendrá ningún efecto para empezar, y si conoces sobre su existencia, hay maneras de ir en contra de ello.

Aunque por supuesto, bloquearlo completamente dependerá de una batalla de fuerza.

Es fuerte, pero en cierto sentido, es una habilidad que tiene sus restricciones. Así es como lo pensé.

Pero poner la habilidad de encanto en una herramienta y esparcirla alrededor de esa manera aumentará dramáticamente el alcance efectivo. Es más, esa herramienta es un perfume. Se difunde alrededor del área como incienso.

La compatibilidad con el encanto es bastante bueno.

Para el lado que intenta evitarlo, eso es mucho peor que colocar un accesorio en el objetivo.

No puedes simplemente dejar de respirar, y tendrás que tener en cuenta la dirección del viento en todo momento.

En primer lugar, hay un montón de hechizos que pueden controlar el viento.

Ese tipo… en serio sólo tiene cerebro para las cosas más desesperanzadoras.

Estoy impresionado.

Dejando a un lado la pelea entre Naoi y Kannaoi, y la competencia entre todos los Osakabe; ahora mismo, la pelea actual de los Osakabe tiene a Tomoki o al Imperio involucrado.

Al final, parece que tendré que involucrarme con esta ciudad.

Mi cabeza ya está sufriendo con asuntos del piso 20. Santo cielo.

Sin poder encontrar una solución para ello aún, sigo a las dos y entro en el laberinto.

◇◆◇◆◇◆◇◆

Cuarto piso del gran laberinto.

En el lugar más profundo al que pueden ir las dos guardaespaldas, tomamos un gran respiro.

No hay rastro de Beren y los demás.

A este ritmo, puedo ver que están en un piso inferior que este.

¿Qué diantres estarán haciendo?

Los tres no parecen necesitar aumentar sus niveles.

Incluso en los pisos después del décimo, trabajaron bastante bien.

–Ahora bien, si es por aquí, no debería haber nadie que nos escuche. Ustedes dos, parece que no regresaron con Iroha-chan en todo el día. ¿Qué estaban investigando? –(Makoto)

Dejando a un lado a Yuduki-san, estoy interesado en lo que Akashi-san tiene que decir.

El origen de esa botella.

No creo que Sairitz-san esté involucrada en esto, pero estoy interesado en lo lejos que se ha extendido la familia Osakabe.

–… Estábamos… investigando acerca de una persona influyente que tiene la mayor probabilidad de ser quien tiene por objetivo la vida de Iroha-sama. –(Yuduki)

–Así que, una facción opuesta a Iroha-chan eh. Ya veo. ¿Y quién es esa persona? –(Makoto)

–¿Cómo decirlo, en lugar de llamarlo una facción opuesta, es más como que esa persona es la que tiene la verdadera autoridad en la familia Osakabe en la actualidad. Iroha-sama realmente no tiene esa autoridad. –(Yuduki)

Ahora que lo pienso, he oído que no están relacionados con el asunto del sucesor.

Ya hay un matrimonio político establecido.

Ella está siendo entregada a un matrimonio, así que pensé que sería tratada algo importante, pero parece que no es el caso.

Y Yuduki-san, ¿no me vas a decir el nombre?

Bueno, si esa persona tiene tanta autoridad, puedo aprender quién es investigando, pero… pasar por el problema de hacer eso es una molestia.

–Y, ¿quién es? –(Makoto)

–Estaría muy agradecido si captaras de que es difícil hablar. –(Yuduki)

–Ya ya, él es el Jefe Raidou, ¿así que no está bien? El que Yuduki estaba investigando era Tatsuki Kougetsu. Él es una de las personas que sirvió durante mucho tiempo en una posición de responsabilidad, llamado ministro en jefe de la familia Osakabe. En palabras que un extranjero podría entender… ¿es como un ministro de gabinete? Ah, jefe es un sabio, ¿así que tal vez ya lo entiendes? –(Akashi)

Ministro en jefe…

No sé qué tan igual es al ministro en jefe que conozco, pero si es lo que pienso, puedo decir que tiene bastante autoridad.

Sin embargo, ¿él no es una persona de la familia Osakabe?

–¡Akashi! –(Yuduki)

–Parece que nos acaba de salvar de alguna manera. Tenemos que devolver el favor. No hay necesidad de ser frugal sobre la información que tenemos actualmente. –(Akashi)

Es un alivio que Akashi-san tenga una boca ligera, en un buen sentido,

Parece que a Yuduki-san ya no le importa tanto.

En Lorel, primero dices el apellido y luego tu primer nombre, así que… hay una alta probabilidad de que este Kougetsu-san sea el que tira de los hilos.

¿Hmm? ¿Kougetsu?

–Kougetsu… –(Makoto)

Murmuro el nombre cuando surge una pregunta en mi mente.

Viendo mi estado, Yuduki-san suspira como si se rindiera y habla.

–Él es el hermano del sirviente de Iroha-sama, Shougetsu-sama. Y entonces… parece que también tiene su atención en la compañía Kuzunoha. Ten cuidado. –(Yuduki)

–¿Incluso a nosotros? –(Makoto)

–Ustedes entraron al país con una nota promisoria tan extravagante, así que lo más probable es que le llamara la atención. El nombre de Kahara-sama y el poder de influencia alcanza a Kannaoi mas que lo suficiente. –(Yuduki)

–La nota promisoria eh… –(Makoto)

No esperaba que esto tuviera poder al nivel de un *caja sello*. {NTI: Una referencia al sello de Koumon}

Hablando en serio, con eso, puedo caminar alrededor alegremente dentro del país incluso sin una billetera.

Aunque creo que eso se convertiría en una gran deuda con Sairitz-san, así que nunca lo haré.

Así que eso lo hizo fijarse en nosotros eh.

No, ya que está Tomoki, no puedo simplemente asumir que esa fue la razón.

Vamos a andar con cuidado.

Pero la que realmente tenía la botella era Akashi-san, así que las posibilidades de que Kougetsu-san y Tomoki unieran armas es un poco débil, probablemente.

–Akashi-san, ¿a quién investigabas, y… de dónde sacaste esa botella de perfume? –(Makoto)

–¿Yo? A decir verdad, no recuerdo bien. Una parte de mis recuerdos están borrosos. –(Akashi)

–¿Jah? Akashi, ¿qué estás diciendo? ¿No dijiste que te habías enterado de una conexión que definitivamente derribaría la situación actual de Iroha-sama? –(Yuduki)

Ella no recuerda.

En otras palabras, se había convertido en una marioneta de ese incienso en el medio.

–¿Eh? ¿He dicho eso? O más bien, Yuduki, tener una reunión en un establecimiento así, tienes mal gusto. –(Akashi)

–Estoy impactada. Dijiste que habías encontrado un lugar que podríamos usar como un escondite seguro. Diciendo eso, me llevaste a ese establecimiento. –(Yuduki)

–¿Eh? –(Akashi)

Los recuerdos de Akashi-san se han vuelto vagos.

¿Es debido a los efectos posteriores, o tal vez es defensa propia?

Si es lo último, lamento esto pero, voy a tener que hacer que lo recuerde en orden.

Con la cooperación de Yuduki-san, eso debería ser posible.

–Yuduki-san, ¿recuerdas que Akashi-san fue la que te invitó a ese establecimiento y entró, verdad? –(Makoto)

En estos casos, no debes pensar en los momentos oportunos y simplemente debes ir directamente a la yugular.

–Por supuesto. Es cierto que es un lugar que no tiene mucha gente, pero tampoco me pareció que tenga una buena clientela. –(Yuduki)

–¿Recuerdas la botella? –(Makoto)

–Claro. Ella dijo que era algún tipo de incienso simbólico en algún momento y que era necesario hacer copias de eso para investigar. –(Yuduki)

–Pero Akashi-san no lo recuerda. –(Makoto)

–S-Sí… Cuando llegué, el jefe Raidou me estaba llamando… Eso es ciertamente extraño. –(Akashi)

El encanto de Tomoki no debería ser capaz de alterar los recuerdos.

Por lo menos, ese perfume y olor no tenían tal poder.

Entonces, debería ser capaz de recordar.

–Yuduki-san, ¿cuáles eran los planes de Akashi-san para hoy? –(Makoto)

Por ahora, dejo a Akashi-san que está confundida, y le pregunto a Yuduki-san.

Las dos estaban investigando mientras se ponían en contacto una con otra.

En ese caso, ella sería capaz de conocer las acciones de la otra parte.

–El punto principal era que ella iba a crear una conexión con cierta persona. Una persona increíblemente importante para Iroha-sama y es actualmente… –(Yuduki)

–En resumen, ¿quién es? –(Makoto)

–… El estado de Akashi era ciertamente extraño. Es verdad que un movimiento turbulento se nos acerca. No es el momento de guardar secretos. –(Yuduki)

–Comparto el mismo sentimiento. –(Makoto)

Tal vez debido a su carácter como recolectora de información, tiene un principio de guardar secretos firmemente.

Pero actualmente en esta ciudad, no creo que haya mucho significado en guardar secretos de mí.

Santo cielo. La confianza es complicada.

–Haruka-sama; la madre de Iroha-sama. –(Yuduki)

–…Así es. Yo… me había enterado del paradero de Haruka-sama y luego… ella me invitó al templo Kishimo. –(Akashi)

¿Invitó?

No, ahora mismo la prioridad es que recuerde en orden.

Mantengámonos callados.

–¡¿Qué dijiste?! ¡¿Te encontraste con madame?! –(Yuduki)

–Claro… Y entonces, fui llevada a una habitación con un olor agradable. Y creo que también había un chambelán que tenía habilidades que no eran promedio… –(Akashi)

Hey hey.

Un presentimiento aún peor surgió en mi mente.

–¡¿Dónde?! ¡¿Cual templo de Kishimo?! –(Yuduki)

–Uhm… En un lugar de una rama de la familia Osakabe donde hay varias casas, en un lugar que estaba siendo utilizado como un templo familiar. El que está en la calle Trabajo de seda, cierto, estaba allí. –(Akashi)

–¡Akashi! ¡Bien hecho! ¡¡Eres una genio!! ¡Con esto, Iroha-sama se alegrará también! ¡¡Ya veo, así que el olor era el símbolo de ese lugar!! –(Yuduki)

Esto es malo.

Esto es increíblemente malo.

Un mal presentimiento está creciendo sin parar.

Es como cuando vi a la esposa de Rembrandt y a sus hijas. Se sentía como si ese sentimiento melancólico se derramara por mi garganta.

Si es posible, tengo ganas de huir de este lugar.

–Y así, me fue dicho… por Haruka-sama. Dijo que había algo que quería darle a Iroha-sama y me había pedido que lo hiciera. Y luego, me confió una botella pequeña. Es por eso que yo, yo… por el bien del maestro, pensé que tenía que decirle a Yuduki también. Espera, ¿quién es el maestro? –(Akashi)

–¿Akashi? –(Yuduki)

No hay duda de que la fuente del incienso encantador es el Imperio.

Incluso si todavía no sabemos dónde y que tan lejos se ha extendido.

En ese caso, la razón de la disputa en la familia, y los títeres de Tomoki que maté; la razón por la que se escaparon del tratamiento en el medio de ello también, tal vez tenga algo que ver con ese incienso.

Si un paciente de intoxicación por drogas recibe ese medicamento una vez más, aunque sólo sea un poco, está claro que sería tan cierto como el sol que el tratamiento no progresaría adecuadamente.

Y entonces, este incienso actualmente está, por lo menos, invadiendo a la madre de Iroha-chan.

Por lo que he oído de Akashi-san, no hay duda de que el lado que se esparce también se ve afectado por ello.

Por lo que veo, creo que Akashi-san está más o menos a salvo.

Pero esa persona Haruka, suena como una mala noticia.

La palabra “demasiado tarde” surgió en mi mente.

–Qué desagradable sentimiento. Siento como si pudiera vomitar todos mis recuerdos felices. –(Makoto)

Después de rememorar mis recuerdos por un rato, Akashi-san, que tenía un rostro pálido, murmuraba palabras contradictorias mientras se tambaleaba en una pared.

Y entonces, un sonido esperado resonó.

Pero probablemente no terminará con solo eso.

Ella probablemente tendrá una resaca con un auto-disgusto añadido, y probará lo que probablemente hará parecer que incluso una resaca de tres días se vea lindo.

Pero es probablemente una bendición que ella fue salvada con “solamente esta cantidad”.

–Kugh… Raidou-dono, ¿algo vino a tu mente? –(Yuduki)

–See, varias cosas. En primer lugar, esa botella de Akashi-san y el olor que había en esa tienda era un olor que tenía un poder de encanto. Humo y perfume, para hacerlo más fácil, llamémoslo incienso encantador. –(Makoto)

–Incienso encantador… –(Yuduki)

–Parece que estaba lleno de un fuerte poder de encanto que hace que cualquiera que lo oliera se vuelva en esclavo de un hombre determinado. –(Makoto)

–¡¿Podría ser que esa fue la razón por la cual Akashi dijo algo tan tonto como maestro?! ¡¡Ya veo, Kougetsu!! –(Yuduki)

–No, él no es el que usa el incienso encantador para esclavizar. –(Makoto)

–… ¿Eh? –(Yuduki)

–Iwahashi Tomoki; el héroe del Imperio. El incienso encantador es… una herramienta para crear a sus esclavos. –(Makoto)

–¡¿Héroe?! ¡E-Entonces, ¿estás diciendo que este asunto no era una simple disputa de la familia?! ¡¿Es eso lo que estás diciendo, Raidou-dono?! –(Yuduki)

–Probablemente. Todavía no sé lo que planea. –(Makoto)

–Recordé otra cosa… –(Akashi)

Akashi-san regresa a la conversación todavía con su expresión pálida.

Si es información sobre ese templo, lo que sea estaría bien.

Sería de ayuda.

–En ese lugar, creo que… estaba Kougetsu-sama y varias de las princesas también. Ugh… –(Akashi)

¿No tienes información que pueda cambiar la situación para mejor?

En los pisos inferiores bajo tierra, hay una chica que me odia a la espera.

Y sobre tierra, el encanto de Tomoki se ha convertido en la semilla de la contienda.

Qué momento para venir a Kannaoi.

Me pregunto si puedo ir con todos al gran laberinto por la mañana.

¿Tal vez también debería llamar a Lime o a los onis del bosque?

Incluso si los llamo, eso no significará que vaya a borrar el hecho de que ya es demasiado tarde, y al final, las cosas saldrán como ellos querían.

Por lo menos, podemos impedir que las víctimas se expandan.

Jah… qué pensamiento de perdedor.

¡MALDICIÓN!

¡Tomoki y Sofía; sólo hacen cosas innecesarias todo el tiempo!

¡Especialmente Tomoki!

Haciendo algo tan estúpido como encantar gente que ni siquiera conoces. Estoy impresionado de que incluso pensó en ello.

¡AAAH, me duele la cabeza!

Anuncios

29 comentarios en “Tsuki ga – Capítulo 266

    1. Y segun Hibiki el peligro real es Makoto… en serio Tks, Makoto solo es un imán para cosas malas, pero solo quiere vivir sin problemas, ahora ese Tomokiidiotez… es otra cosa, en verdad deseo que Tsukomi-sama (era así?) pueda contactarse con Makoto en un sueño y pueda decirle que no importa… que puede acabarlo, solo por eso Makoto no lo ha tocado, supongo.

      Le gusta a 2 personas

  1. me gusta la novela pero cada que mencionan a tomoki podria alguien volarle la cabeza de una vez
    PD: gracias por el cap y por el esfuerzo solo me pone de malas tomoqui simepre me gustaron los villanos y me agradan sus aparicienos si son malvados, manipuladores y carismaticos pero tomoki no tiene nada de eso es simplemente irritante a mas no poder

    Me gusta

  2. Apuesto que eso es idea de la princesa de porqueria, ahora… umu… como dije, él amo de la calamidad por donde pasa, aun así es buena suerte que se aparezca… acaso la buena suerte de Iona la condujo directo al portador del desastre para ser salvada del Tomoki (?) fu fu fu…
    Pero, siendo Tomokidiotez el responsable real de la muerte (cerebral/alma) de sus amigas… no se podría usar esa información para hacer de su enemiga actual su amigo, despues de todo el enemigo de mi enemigo es mi amigo, aunque ¿esa chica dentro del laberinto podrá soportar el encanto?
    Muchas gracias, este arco promete.

    Me gusta

  3. Probablemente no lo recuerdan pero Tomoki se dejo experimentar mas su cuerpo por Lili la cual le advirtió que le acortara drasticamente su vida (igual que su poder de bomba nuclear). Esto hace mas posible que se termine autodestruyendo en vez de que sea asesinado.

    Me gusta

  4. Poniéndome como abogado del diablo. T0moki fue seducido por la princesa Lili y fue ella la que le lavo el cerebro. Y la síntesisacion de su encanto no es obra de T0moki sino Lili ya que el aceptó someterse a sus experimentos para aumentar su poder por lo que está reduciendo su esperanza de vida.
    Una pregunta para todos…

    ¿Qué hubiera pasado si los héroes hubieran llegado ha reinos opuestos?.

    Creo que la diosa tenia un destino para esos dos ya planeado. Y Mak0to es factor que no esperaba.

    Me gusta

  5. Ahh ese Tomoki… Primero, se encuentra con TOMOE y le dice que se una a el, Tomoe lo rechaza y Tomoki se emputa. Segundo, Tomoki le pide “Amablemente” a Makoto que le de a Tomoe, Makoto lo rechaza “Amablemente” y Tomoki se trauma por la “amabilidad” de Makoto. Y ahora esto, Tomoki haciendola de pedo en lugares donde no debe y donde esta makoto… Ese Tomoki se merece otra “Amable” bienvenida… Jajajajajajajajajajaj

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s