This Is Another World Capitulo 51.1

Capítulo 51: Revelaciones. Primera parte

-Salón de reuniones, Pueblo Runser-

… ha… ahora mismo me pregunto… ¿Cómo rayos fue que termine en este horrible escenario? Con personajes importantes a mi alrededor, cada uno con sus miradas encima de mi como si de un criminal me tratase. Se que he hecho cosas que uno podría llamar inhumanas, como la masacre de la mansión de Cambris, pero estoy casi seguro que ese no es el motivo de esta reunión inesperada

Ya que las personas a mi alrededor, no parecían estar interesados en preguntarme sobre el caballero de la muerte, o si tenia alguna conexión con el. Estaban observándome como si fuese algo interesante o inquietante, haciendo que deseara en el fondo de mi corazón que alguien se atreviera a decir algo para acabar con este silencio

“… ejem, como decía antes de la llegada del joven Shimon…”

Haciendo el truco de toser para continuar con la conversación el viejo señor Darf fue el que rompió aquel incomodo silencio, teniendo mis agradecimientos mentales por hacerlo

“debido al incidente que azoto a nuestro pueblo, tardaremos unos días para preparar la solicitud de su alteza, me asegurare de hablar con los jefes herreros y que así estos puedan ocuparse de todo”

“esas son grandes noticias, la verdad hemos sufrido unos percances de camino hasta el pueblo, así que espero puedan hacerse cargo de todo, mientras no sea una molestia para el gremio de aventureros”

Asintiendo por las palabras del señor Darf, el que era el único con sangre real presente busco con la vista al hombre con cabello rojizo y complexión delgada que vestía traje. Fue gracias a un susurro de una muy nerviosa Sephirina que llegue a enterarme de que ese hombre de traje era el maestro del gremio de aventureros del pueblo Milt, el mismo que prometió visitarme una vez yo despertara

Y si tengo que describirlo con una palabra, seria intimidante

103.jpg

Me ha parecido curioso hasta ahora, pero parece que los maestros de gremio siempre rondan a tener Lv 50 como mínimo, quizás es una especie de requerimiento para el puesto, aunque más importante ha de ser la capacidad para lidiar con gente problemática, y me cuesta pensar en alguien que desee discutir con este sujeto

“el gremio de aventureros no interferirá con los deseos de la familia real, ya que comprendo la situación que enfrentaran no tengo problemas en sugerirles reclutar a aventureros para su incursión, su alteza”

Hablando con aire serio y de superioridad el mismo Maestro Rufus le hablo al príncipe como si fueran iguales, cosa que pareció molestar un poco al hombre que tenia el florete en su cintura

104.jpg

[Análisis rápido]

Sus atributos y títulos parecen apropiados para alguien de sus niveles, parece ser alguien adaptado para los combates de velocidad, siendo así la contraparte del grandulón que permanece de pie y con los brazos cruzados

105.jpg

Un hombre que podría levantar a alguien de mi estatura con una sola mano, y cuyo rostro y expresión te hacían pensar que era de ese tipo de hombres que viven con un solo objetivo en la cabeza. Alguien que es bueno para seguir ordenes y cumplirlas sin falta

“me parece una buena idea en realidad, pensaba mandar una petición de reclutamiento a su gremio en los próximos días, si es posible quisiera reunir a al menos unos veinte o treinta aventureros para antes de seguir nuestro camino”

“comprendo, en ese caso hare que nuestros empleados se encarguen de informar a los grupos que sean capaces de serle de utilidad su alteza”

El maestro de gremio hizo una muy leve reverencia al hombre sentado a mi lado, haciendo que entendiera que quien tenía la mayor autoridad, era el príncipe presente

Ha… ¿me pregunto si será posible evitar participar en esta conversación? Tal vez si me quedo callado…

“hablando de personas capaces, me gustaría que ahora podamos hablar de usted Shimon, y de sus hazañas hasta ahora”

… ¡aaagghh! ¿¡porque un príncipe trata de hacerme participar!? Si ni siquiera estoy enterado del motivo por el que nos tienen reunidos en este lugar

“ah… no hay mucho que mencionar su alteza, solamente soy un aventurero como cualquier otro”

Trate de fingir en ese momento, pero la aguda mirada de este príncipe fue capaz de ver a través de mi mentira

“dudo mucho que sea cierto eso, después de todo la gente de este pueblo no deja de hablarle a mis hombres sobre el como usted y su grupo salvo al pueblo, un acto en verdad heroico”

¡¡!!

Kgh… ¡por cosas así los héroes evitan llevarse el crédito! Luego vienen personas que tratan de interrogarte y averiguar más sobre ti… como me sucede a mí ahora

Pensé en decir alguna mentira, como en el hecho de que el enemigo no era tan fuerte y tuvimos la suerte de nuestro lado, después de todo Sephirina y yo somos Rank D apenas, no calificamos como aventureros capaces de resolver este incidente de forma normal

[Prevención del peligro]

¡!

Justo cuando pensé en inventar algo para el príncipe sentí una alarma que me advertía de no seguir esa ruta, no si quería evitar ser apuñalado por la espalda por culpa de aquel florete. Incluso con la diferencia de nivel, sin mi armadura ni preparación me seria difícil bloquear un ataque desde esta posición

El guardaespaldas de nombre Víctor debe tener alguna habilidad para detectar mentiras dichas en frente de el. Es por ello que mejor reformulo mi respuesta ahora que puedo decirla

“¿sucede algo joven Shimon?”

Esta pregunta la hizo el señor Darf quien fue el primero en percatarse de mi repentino silencio ante la pregunta de Rastiel. Fue entonces cuando me anime a responderle

“lo que escucho es solo el pueblo engrandeciendo nuestras acciones, la batalla en realidad fue mas dura de lo esperado, y solo fuimos capaces de volver con vida por mucha suerte, como quizás ya le mencionaron estuve varios días inconsciente para recuperarme de las heridas”

Trate de bajar mis propios estándares entonces, no quería que el príncipe pensara que soy una gran soldado o guerrero al que podría monopolizar, sino un personaje al nivel de un peón.

El problema para mi, era que Rastiel no era de los que considera a los peones como piezas inútiles

“aun así, eso no cambia el hecho de que triunfaron donde otros fracasaron. No importa si fue solo cuestión de suerte, de ser ese el caso mas querría tener esa suerte de mi lado en la próxima batalla”

Kgh…  este príncipe no es capaz de leer mis intenciones, o mejor dicho si es capaz, pero prefiere ignorarlo e insistir en su propósito

“disculpe en verdad su alteza… ¿pero podría decirme a que batalla se refiere? No puede esperar que acepte a algo sin saber siquiera de que se trata

¡!

Por un segundo mi sangre se enfrió al sentir la punta del florete del hombre llamado Víctor presionarse contra mi espalda, estaba apuntando a donde se encontraba uno de mis pulmones

“¿Quién te crees que eres para pedirle algo al príncipe de Marebita? ¿Acaso comprendes tu posición en este momento aventurero?”

Su voz tanto severa como amenazante me hizo recordar de cierta forma las amenazas que me solía decir el maestro durante mí tiempo atrapado en su calabozo, haciendo que no me sintiera del todo amenazado. Y tener [Resistencia al estrés mental] en un alto nivel ayudaba bastante para situaciones como estas

“basta ya Víctor, no quiero que Shimon tenga una mala impresión de nuestro reino, guarda tu espada ahora”

“… como lo ordene su alteza”

Sentí cierto alivio después de que la hoja del florete abandono mi espalda, aunque quizás no fue su hoja lo que más me aterraba entonces. Sino el instinto asesino que podía percibir que Valupla estaba despidiendo entonces, de no ser tan tranquila por el exterior todos se habrían dado cuenta de su reacción

“tu pregunta es válida Shimon, ningún hombre debería luchar una batalla sin una causa justa por la cual poner en riesgo la vida. Es por eso que no tengo problemas en contarte las circunstancias que me trajeron a este pueblo en primer lugar”

Mostrando un aire noble y calmado Rastiel se puso de pie y con ambas manos de tras para así pararse en medio de una de las esquinas de la oficina del jefe del pueblo para empezar a contar una vez mas la historia que todos menos yo habían podido escuchar

“como quizás sepan, estamos ahora en las tierras de Ebelmonte, estas se encuentran subordinadas al reino de Marebita, las cuales han buscado proteger de forma justa a todas las tierras subordinadas bajo nuestro manto”

El príncipe se tomo las molestias de explicarme algo que era apenas importante para mi, como la afiliación de estas enormes tierras que han sido además las únicas que he conocido hasta ahora

“como la familia real que desciende del famoso héroe Alastor, tenemos ciertos deberes y responsabilidades con los habitantes de nuestras tierras”

… vaya, esa parte si que no me la esperaba. Así que este príncipe se hace llamar a si mismo y a su rama familiar los descendientes del héroe Alastor…

“fue hace varias semanas que recibimos reportes de un mal que se esparció en nuestras tierras, una contaminación en nuestras fuentes de agua potable”

¿¡!?

“El agua potable… ¿se refiere a la que se obtienen de los pozos y los ríos circundantes?”

Tuve la necesidad de preguntar después de recordar el incidente del que fui testigo una vez desperté. El incidente del agua contaminada en el pozo principal del pueblo, ¿será posible que haya una relación entre ambos?

Lleve mi vista por un instante a Sephirina, ella parecía haber pensado lo mismo que yo

“así es. No teníamos indicios de la causa probable, pensamos que se trataba de un ataque interno de Larabita o Norabita, pero entonces nuestros informantes nos hicieron saber que lo mismo ocurría en sus tierras”

Ya veo… así que no es algo que solo afectara al pueblo Runser, es algo que ocurre en Larabita, Marebita y Norabita, los tres reinos principales del continente de Letonia

“mi hermano mayor Frederick, el segundo príncipe de Marebita rastreo el origen del incidente a un solo sitio, el lugar donde todos los ríos y canales de agua del continente se conectan, en el templo del agua sagrada”

… ok, mucha información que asimilar a la vez, al menos debo memorizar el nombre del sitio y de su hermano por lo menos

“Mi hermano mayor esperando lo peor reunió a quinientos soldados de nuestro ejercito y se aventuro a las profundidades del templo, encontrando así una gama de monstruos similares pero distintos en tamaño y fuerza, y todos proviniendo de un mismo ser malévolo”

¿Ser malévolo? Tengo un mal presentimiento del rumbo que lleva esta historia

“al llegar a lo mas profundo del templo, mi hermano se encontró con el malévolo, pero tanto el como sus tropas fueron aniquilados por su inmenso poder, perdiendo su brazo en el proceso y volviendo apenas con vida junto a una tropa de cuarenta supervivientes”

“¿Cómo era este ser malévolo que derroto a su hermano?”

Hice esta pregunta como para saber mas de este que del resultado de la batalla

“una criatura de gran tamaño como no se ha visto en Eltera en siglos, los sobrevivientes lo llamaron una mezcla de muerte y desesperación, una bestia de múltiples cabezas que parecía ser invencible”

¡!

Tal poder… y tan trágico resultado… y por la sincronía de tiempo, no puedo evitar pensar que se trata de algo que he enfrentado con anterioridad

“luego de la derrota de mi hermano en el templo, los reinos de Larabita y Norabita quisieron tomar el control del asunto y mandar a sus tropas al interior del templo, pero recibieron un resultado igual o peor que el del mi hermano”

… un trágico resultado, el que uno podría esperar que venga de esa clase de monstruos. Monstruos que yo nunca he logrado vencer por mi cuenta hasta ahora

“la contaminación del agua ha avanzado bastante, provocando ya cientos de muertes solo en nuestro reino. Esta no para de avanzar y sigue tomando victimas en cada pueblo que alcanza, y tarde o temprano cubrirá toda Letonia y quizás no termine solo allí”

“en efecto, de camino a este lugar me percate de algo extraño en el área de este pueblo, la amenaza que su alteza menciona ha alcanzado a este pueblo también”

El que hablo ahora fue el maestro del gremio, quien seguramente ya había tenido la oportunidad de escuchar algo así por parte de la asociación de gremios de aventureros en Letonia

“ahora lo entiendo, así que ese es el motivo por el cual nuestro pozo se ha deteriorado tanto”

Ese triste comentario fue dicho por el señor Darf, que como jefe del pueblo estaba al tanto de las inquietudes de todos los habitantes, incluyendo esta que habíamos pensado era culpa de Libra

“el agua se puede purificar con magia, pero la gente que carece de ella no tiene otra opción que enfermarse por el agua, y casi todo el que cae enfermo muere varios días después, con el tiempo serán miles los que morirán en nuestro reino”

El príncipe empezó a adquirir motivación mientras hablaba, como queriendo que empatizara con su punto de vista y resolución

“es por eso que vinimos a este pueblo, para reunir aventureros en el pueblo Milt, y para reabastecer a nuestros soldados y capitanes con armaduras de la mejor calidad. Así tendremos una mayor oportunidad de exterminar al malévolo”

Ugh… siento que ya viene el momento de impacto de su discurso, ese que cualquier buen orador sabe usar para hacer que sus oyentes lo terminen por apoyar

“esta situación le concierne tanto a la nobleza como a los aventureros, es por ello que busco y acepto cualquier ayuda útil. Si queremos detener el numero de muertes sin sentido, es vital la participación de cualquiera con un alto nivel de poder”

¡!

Fue con esa ultima frase, que el príncipe revelo los motivos de mi presencia en este cuarto, y ya que su intención al hablar era obvia también lo fue lo siguiente que iría a decir ahora que se acercaba a mi

“estoy seguro que lo dicho por la gente de este pueblo es verdad, que usted es el que salvo y derroto a una amenaza que aventureros Rank B y A no pudieron hacer frente. Algo impresionante para un aventurero Rank D”

Así que está enterado también de mi Rank como aventurero, supongo que aquello lo habrá mencionado el maestro del gremio presente. El cual no parece dejar de verme con una mirada severa y desaprobatoria

“como representante de los Von Verdis, espero entiendas que mi visita y el deseo de conocerte solo guardan un propósito, y es el de solicitar tu participación en la incursión al templo, la tuya y de todos los que consideres son dignos de luchar a tu lado”

Y aquí está, el momento que estuve esperando desde que me enteré de la causa de esta nueva anomalía que afecta a este y otros pueblos alrededor. Algo que pocas personas podrían llegar a experimentar por mano propia

Una solicitud de misión por encargo de un príncipe real, quienes eran por definición los de mayor poder político después de los reyes y reinas de cada continente. Aceptar o rechazar tal solicitud traería consecuencias sin importar que decisión tome

Y no puedo ignorar por siempre la presión que está ejerciéndose sobre mí en este instante, las miradas que se mantienen sobre mí por hacer esperar a Rastiel por una respuesta, tanto de sus guardaespaldas como de mis compañeros y conocidos son bastante intensas

“supongo que es una pregunta difícil de responder, pero el tiempo apremia, así que trata de responder en el próximo minuto, si es que podremos contar o no contigo para esta incursión, héroe del pueblo Runser”

El tono serio del príncipe dejaba en claro que no estaba interesado en perder el tiempo con personas indecisas, por eso como alguien acostumbrado a la autoridad me fijo un límite de tiempo para darle su respuesta, seguramente pensando que eso me haría aceptar de una vez

Pero en cambio utilice ese minuto para pensar detenidamente en todas las posibles ventajas y desventajas de aceptar o no su petición. Pensé más de una vez y sopesé tanto los beneficios como las consecuencias. Y una vez dirigí mi mirada a mis compañeras de equipo y a Vorg quien permanecía al lado de Bryla, fue que me decidí a responderle al príncipe

“su alteza, agradezco en verdad que considerara a mi grupo para formar parte de su incursión. Estoy seguro que su causa y propósito son justos, y que con su victoria muchas vidas se podrían salvar…”

Dije esto buscando el valor, así como la determinación para decir las siguientes palabras

“… pero no puedo aceptar su petición, ni acompañarlo a su incursión”

¿¡!?

“¿¡T-te estas negando a la petición del príncipe!? ¡Tú insolente!”

Estas palabras fueron dichas por el señor Víctor, quien era también el usuario del florete en el grupo del príncipe, pareciendo haber perdido la paciencia al escuchar mi negativa. Aunque no fue el único en reaccionar por mi petición. De hecho, estoy seguro que casi todos reaccionaron a excepción de Valupla, quien mantenía el mínimo interés necesario en la situación actual para no pasar algo por alto

Incluso el príncipe también parecía sorprendido con mi respuesta, y el maestro del gremio de igual forma pareció insatisfecho con mi respuesta, obligándome a ponerme de pie para argumentar de forma apropiada mis razones para negarme

“aun no me he recuperado por completo de la batalla contra el monstruo que ataco este pueblo, y no se cuanto tiempo me tomara el recuperarme por completo. Además, tras la batalla final perdimos tanto armas como armaduras, y pasara un tiempo para que reparen todo y quede como antes. Hasta no recuperar nuestras armaduras no voy a arriesgar las vidas de mi equipo”

Fui firme en este aspecto, ya que después de lo que hemos vivido y luchado en este último mes, aprendí que no debemos enfrentar lo desconocido sin estar antes preparados. Sin importar que sean monstruos por debajo del LV 50, no tengo intenciones de participar, y menos de pedirles a las chicas que me acompañen a este escenario sin estar en su máxima condición

“¿Qué hay de recibir equipo proporcionado por nosotros? Podríamos hacer una excepción y darles algunos equipos a tus compañeros y a ti, eso debería bastar para que puedas luchar en tu máxima condición”

El príncipe parecía querer insistir en que me subordinara a él en esta incursión, pero no había palabras que el pudiera usar para hacerme cambiar de opinión

“lo siento su alteza, pero eso no sería suficiente, los cuatro luchamos usando equipos que no se pueden comprar con facilidad en cualquier pueblo, sin estos equipos, no pondré en riesgo a mi equipo”

¡BLAM!

Un súbito golpe a la mesa fue hecho por el maestro del gremio de aventureros Rufus, quien parecía haber estado esperando mucho para decir lo que pensaba

“tienes cierto valor para rechazar la petición de la realeza joven aventurero, eso lo reconoceré. Pero acompañado de ese valor está también la ignorancia y el egoísmo”

¡!

… parece que este hombre tiene la intención de ponerme en mi lugar ahora que he declarado mi oposición al príncipe

“es cierto que se te debería dar reconocimiento por tu labor en los días pasados. Y no es de nuestra incumbencia el decidir a quienes el pueblo Runser decide acoger como huéspedes y protegidos. Sin importar la raza que sean, el gremio de aventureros se mantendrá imparcial”

… esas palabras estaban bien disfrazadas para ocultar así sus intenciones hostiles, logrando así que cierto enfado se acumulara en mí al momento en que se refirió a Valupla con el asunto de las razas. Si estaba dispuesto a usar tal argumento en mi contra entonces tendría que cruzar ciertas líneas que mantuve selladas por asuntos morales

“maestro de gremio, le sugiero sea cuidadoso, con las siguientes palabras que vaya a usar contra los salvadores de este pueblo”

Esta advertencia que casi se volvió amenaza fue dicha por Vorg, quien estaba siendo contenido por su compañera de ir a tener un encuentro frente a frente contra el maestro del gremio

Uno pensaría que sería una batalla de un solo lado, pero debido al entrenamiento que Vorg recibió estando con nosotros, esa realidad se había desvanecido por completo

“señor Rufus, con todo el respeto que debería tenerle como un líder de gremio, quisiera que hablara claramente sobre lo que tiene pensado decirme a mí o a mis amigos”

[Resistencia al estrés mental] es lo único que me detiene de ir y ponerme en contra del maestro de gremio, así como lo había hecho Vorg. En mi posición actual soy de los pocos con menor autoridad, haciéndome fácilmente un objetivo de manipulación o cohesión para el príncipe y el mismo maestro de gremio, quienes no están acostumbrados a escuchar un no por respuesta

“solo estoy diciendo que deberías reconsiderar bien tu decisión, ya que el no aceptar la petición de su alteza puede traerle serias consecuencias a la gente que te importa… ¿eres capaz de entender eso, aventurero de Rank D?”

“… Soy consciente de que lo consecuencias que podría traer… pero me niego a pensar, que su alteza es el tipo de hombre que se desquitaría con alguien solo por estar en desacuerdo con el”

¿¡!?

Con ese comentario puse una traba al discurso del maestro Rufus, ya que de usar las palabras incorrectas podría terminar ofendiendo al príncipe en persona, dándome así la oportunidad para continuar y culminar con esa reunión

“si la situación fuera distinta, si tuviéramos al menos nuestros equipos reparados, y yo estuviera al máximo de mi capacidad, entonces el príncipe tendría a mi equipo a su disposición. Pero si el tiempo no es un factor que este de nuestro lado, entonces solo podre desearle lo mejor en su misión, ya que justa es su causa y valiente su labor”

Rechazar al príncipe sin despreciarlo, eso era lo que quería hacer, ya que a diferencia de los nobles que conocí en el pasado, no tenía nada en contra del príncipe Rastiel, y el parecía tener cierto agrado por mí al principio de la conversación, es por eso que quisiera evitar enemistarme con el de ser posible

“¡ha! ¿Crees que el príncipe en verdad necesita algo así como tus buenos deseos para cumplir su labor? La única razón por la que pidió tu ayuda fue por simple curiosidad, ¡el no necesita de personas tan cobardes para servir bajo su mando!”

Guardando ahora su florete el guardaespaldas de Rastiel se mofo de mí de la forma más astuta que se llegó a ocurrir, más ese comentario hizo menos efecto de lo que él pensó que podría hacer

“no dudo de la capacidad o el poder de su alteza, pero un líder, sin importar si es un rey o un simple campesino, sabe reconocer cuando es correcto luchar o retirarse. Quizás pueda considerarse la cualidad de un cobarde, pero cuando uno tiene la vida de otros sobre sus hombros, entonces se vuelve la cualidad de un gran líder”

Esas palabras las dije mientras observaba por un instante a las chicas y a Vorg, para recordar entonces cuantas veces tuvimos que evitar combatir en el calabozo del olimpo sangriento solo para seguir con vida. Fue mi experiencia en batalla la que me hizo declarar que huir o rechazar una batalla es parte también de las capacidades de un buen líder de equipo, o en su caso, de un buen candidato al trono. Y por la mirada que me dedico el príncipe pude intuir que había entendido el mensaje

“¡Bastardo! Tratando de llamar cobarde al príncipe… ¿¡cómo te atreves!?”

“es suficiente Víctor”

Antes de que pudiera sacar nuevamente su florete Rastiel alzo su mano para detenerlo y así cesar cualquier hostilidad que pudiese mostrar en aquella oficina

“¡!… como lo ordene su alteza”

Habiéndose contenido por orden del príncipe Víctor dio varios pasos atrás para quedar al mismo lado que el otro guardaespaldas, el cual permaneció de brazos cruzados durante toda la conversación

“… no diré que no me decepciona tu respuesta, pero puedo comprender las razones detrás de esta. Ya que palabras similares fuero dichas por un hombre al que respeto en verdad…”

Una ligera carga abandono mi cuerpo al ver que el príncipe aceptaba mi negativa de forma pacífica y sin la intención de desquitarse conmigo

“no te forzare a aceptar mi petición, pero si tengo la intención de preguntarte una vez más a la hora de partir, para ver si tus compañeros o alguien más ajeno a este cuarto llega a hacerte cambiar de opinión”

Habiendo dicho eso este desvió la mirada hacia mis tres compañeros de viaje, quienes se habían quedado cabizbajos y totalmente callados durante la intervención del maestro Rufus y del príncipe. Quizás el príncipe estaba viendo algo que yo no podía en ese instante

“si eso es lo que desea hacer su alteza, no lo detendré”

Buscando concluir ya la conversación pase a bajar mi cabeza y hacer una reverencia a su alteza. Si iba a rechazarlo al final al menos tenía que mostrar respeto a este para evitar más sobresaltos de los presentes

“supongo que eso sería todo entonces, ya que ha sido un largo día, me iré retirando a donde nos hospedamos, pero volveré mañana si no es problema, quisiera tener una charla en privado con usted jefe de pueblo”

“p-por supuesto su alteza, nada me honraría más que serle de ayuda”

Haciendo una reverencia al joven príncipe el señor Darf mostro una expresión más relajada al ver que la peor parte de la conversación había llegado a un final tranquilo para todas las partes presentes

“Shimon… nos veremos nuevamente, y trata de pensar bien en mi petición”

Diciendo esto para despedirse el príncipe de Marebita abandono el cuarto junto a sus dos guardaespaldas, dejando presentes solamente a aquellos en quienes confiaba plenamente

“… antes de volver, hay algo más que tengo que tratar con ustedes”

Con la excepción del maestro Rufus, quien parecía determinado en seguir conversando conmigo como si de un enemigo o rival me tratase, más lo primero que lo segundo

“Shimon, y Sephirina Bartens, háganme entrega de sus tarjetas de gremio”

¿¡!?

¿Así que hemos llegado a esto?… ¿no?

“Señor Rufus, ¿acaso piensa despojarlos de su trabajo de aventureros?”

Esta pregunta la hizo el señor Darf, quien parecía plenamente consciente de lo que significaba el entregar mi tarjeta de aventurero. Algo que sucedía de forma parecida con aquellos aventureros que rompían la ley, para así despojarlos de su trabajo, así como de su prestigio y dignidad como aventureros

Si esta era su verdadera intención…

“no, esa no es mi intención en absoluto, pienso actualizarlas en cambio”

“¿actualizar nuestras tarjetas?”

Esta vez fui yo el que pregunto, ya que aquello me parecía extraño, ya que las habíamos actualizado justo antes de dejar el pueblo Milt

“es en relación a la recompensa por esta misión”

Habiendo dicho eso este saco de sus prendas una hoja de papel papiro similar al de las hojas de misión que uno puede encontrar en cualquier gremio de aventureros. Este era sin duda alguna una petición de misión de Rank A

17.jpg

“pero nosotros… nosotros nunca tomamos esta misión en el gremio”

Dije esto puesto que estaba seguro de no haber revisado el panel con las hojas de misiones en el gremio del pueblo Milt, por la prisa que teníamos ese día, simplemente cobramos y actualizamos las tarjetas en nuestro poder

“Y, aun así, cumplieron con el objetivo al pie de la letra. No solo liberaron a este pueblo y le devolvieron su normalidad, sino que también se encargaron de un enemigo peligroso que muchos aventureros no pudieron alcanzar o derrotar”

Cambiando su actitud antes amenazadora ahora mostraba una actitud superior frente a nosotros, supongo que su actitud cambiaba en relación a la presencia de alguien de la realeza

“¿entonces va a darnos la recompensa por nuestra labor?”

Esta pregunta fue hecha por Sephirina, quien expreso un gran alivio al enterarse de que no le arrebatarían su tarjeta del gremio

“así es… y a la vez, no es así”

Mientras decía esto dejo nuestras tarjetas de gremio en el escritorio del señor Darf para así dejar su mano encima de estas y empezar a concentrar MP en ella

“por regla se les debería amonestar por cumplir una misión que no han tomado, pero en vista a las circunstancias, hare una excepción, y al menos les daré los Guild Points correspondientes por su labor”

Logro cumplido, esfuerzo realizado

Que tus propias proezas te permitan crecer

[Actualizar tarjeta]

Habiendo hecho que las tarjetas adquirieran un tono blanquecino hizo que las mismas flotaran por unos segundos antes de volver a caer sobre la mesa con una nueva y extraña apariencia

Las que habían sido anteriormente tarjetas de color rojo con bordes oscuros, pasaron a ser tarjetas color azul oscuro, como si las hubieran subido de grado. Fue entonces que el maestro Rufus tomo estas para así devolvérnoslas

¡!

“¡Esto es!… ¿¡nos acaba de subir dos rangos en una sola vez!?”

Sephirina fue la que dijo esto mientras trataba de analizar cada detalle de la tarjeta, incluyendo el hecho de que ahora estas tenían una pequeña foto tipo retrato de cada uno, como si fueran verdaderos carnet de identificación

“es lo que sucede cuando hacen una misión que está muy por encima de lo recomendado para aventureros de su rango. Aunque hubiese preferido solo darles la mitad para que quedaran en Rank C, termine enterándome de que también uno de ustedes había hecho una solicitud para un equipo de Mithril, algo problemático sin lugar a dudas”

GULP

Terminé tragando saliva al notar lo que había dicho, para luego buscar con la mirada a Vorg y Bryla y ver si habían sido los responsables de divulgarlo, pero luego de que ambos lo negaran sin rastros de culpa, dirigí mi mirada a un señor Darf que no se atrevía a dirigirme la mirada, resolviendo mi duda de quién había dejado salir tan importante detalle al maestro Rufus

“si algún aventurero se entera de que portas un arma de Mithril siendo apenas un Rank C, entonces causaras celos y conflictos a quienes no se les ha aprobado un arma siendo ya Rank B”

… supongo que en ese punto él tiene razón, si portara mi arma única en cualquier sitio, entonces muchos se preguntaran sobre mi identidad, ya sea un gran aventurero, o una especie de noble adinerado. Cualquier opción resultara ser problemática en el futuro. Es por eso que al menos debería tener una prueba que mostrar para no optar por la fuerza como prueba de que soy digno de mi futura arma única

“… gracias maestro Rufus”

Me digne a agradecerle por su favor, y por no oponerse tampoco a que yo obtuviera el arma por parte del pueblo Runser

“haz el favor de no malinterpretarlo, sigo pensando que fue insensato rechazar una petición de un príncipe de Marebita, pero como líder de equipo, eres el único que cargara con la responsabilidad por negarle tu fuerza a la realeza, más te vale estar preparado para ello”

¡!

Una advertencia clara y concisa, era lo menos que podía esperar de un hombre así

“lo comprendo, sin importar que suceda, estaré preparado”

Respondí con una mirada decidida al maestro Rufus para así verlo apartar la mirada y retirarse de igual forma que el príncipe y sus guardaespaldas, para así poder liberar un gran suspiro al momento en que la puerta se volvió a cerrar y así derrumbarme sobre la silla en la que estaba sentado

“felicidades por su ascenso en el Rank de aventureros jóvenes”

Esto fue dicho por el jefe del pueblo, quien parecía tratar de animar el ambiente con nuestra nueva e inesperada recompensa

“jamás pensé que llegaría a este punto tan pronto… siento no merecerlo en realidad”

“por favor no diga eso señorita Sephirina, este reconocimiento es algo que merecen en verdad”

Mientras trataba de suprimir mi cansancio mental podía escuchar a Vorg tratando de animar a una Sephirina negativa, quien tenía dificultades para aceptar este ascenso que hemos recibido de golpe. Incluso yo tengo problemas en asimilarlo, pero ya nada podemos hacer al respecto, así que solo podemos aceptarlo

“amo… ¿le importa si me retiro ahora a la casa de la señorita Bryla y el señor Vorg?”

Detrás de mí pude escuchar el susurro de Valupla, cuyo semblante permanecía neutral al punto de ser incomodo

“Por supuesto, yo también quiero regresar y descansar un poco…”

De forma discreta saque mi celular y revise la hora actual para guardarlo al instante, siendo ya cerca de las ocho de la noche decidí levantarme de la silla y estirarme un poco antes de partir

“si no es mucha molestia señor Darf me retirare ahora, ahora que hemos terminado aquí quisiera poder dormir un poco”

“ah, por supuesto, supongo que podremos hablar después sobre lo que paso hoy…”

… supongo que el señor Darf guarda una opinión similar al maestro Rufus sobre la petición del príncipe Rastiel, pero se abstiene de expresarla debido al aprecio que me tiene por salvar al pueblo

“… así será, gracias por su tiempo hoy señor Darf, espero verlo pronto”

Dicho esto, consulte con el resto de los presentes para así regresar todos juntos a la casa del señor Vorg, siendo Valupla quien cargara a Fah durante el camino de regreso al hogar de Vorg

Una vez logramos llegar a la casa, tuvimos un pequeño pero tranquilo momento donde cenamos y cada uno hizo alguna labor en el hogar, ya fuera lavar platos o cortar troncos para hacer leños para la chimenea de la casa, y una vez tuve la oportunidad, me deslice al cuarto secreto debajo de la casa para volver a ver el estudio de la madre de Vorg

Allí volví a revisar con detenimiento los trabajos de la señora Verónica, los cuales seguían generando cierta ansiedad en mi pecho. Ya que no solo cubrían tecnología peligrosa y destructiva de mi mundo, sino también teorías y estudios que comprobaban la verdadera genialidad de aquella mujer que había pasado a mejor vida

Los bocetos y planos en esta oficina, corresponden a artefactos que estaban en plena fabricación en mi mundo, tecnologías tanto armamentísticas como para el desarrollo de la humanidad. Desde el desarrollo de teléfonos inteligentes hasta los componentes que comprenden la fabricación de un satélite de comunicaciones

Si soy completamente honesto… la madre de Vorg era sin duda alguna una mujer de temer, ya que fue capaz de plasmar todo este conocimiento en libros de una forma que cualquiera con dos dedos de frente podría llegar a comprender. No sé si eso la hacía aún más brillante o más temeraria, decidí no tratar de responder esa interrogante

Ahora que he llegado a este punto, mi resolución de esconder todo este conocimiento se ha vuelto totalmente sólida. Ya que, si alguien de la nobleza diera con este sitio, sin importar su reino de origen, podría usar esto para aplastar a los demás reinos y posicionarse como el reino principal de toda Letonia

No estoy seguro del objetivo de la madre de Vorg al escribir todo esto… ¿quizás lo hizo para dejar como legado todo su conocimiento?… pero, ¿cómo estaba segura de que quien lo consiguiera seria digno de este?

[Almacén de objetos]

… al final quizás no lo entienda hoy, ni tampoco mañana, pero algún día descubriré cual era el propósito de esta mujer al esconder y a la vez traer a este mundo el conocimiento que podría destruir a todas las razas. Hasta que ese día llegue, dejare todo en un sitio que nadie excepto yo sea capaz de alcanzar. Quizás una vez pueda leer su diario con detenimiento, encuentre algún indicio del tipo de persona que era la madre de Vorg, y así comprenda por qué hizo todo esto

¡!

Habiendo terminado de guardar todo, termine escuchando mi nombre en la parte superior de la casa, siendo la voz de mis compañeros de viaje tratando de dar conmigo por alguna razón. Para no alertarlos más dejé el cuarto y subí por la entrada secreta para volver al cuarto de almacenaje, y así atravesar los pasillos hasta dar con alguno de los que me buscaban

“¡Shimon! ¿Dónde estabas escondido?”

“perdona, estaba encima de la casa admirando el cielo nocturno, y perdí la noción del tiempo…”

A quien me encontré fue a Sephirina, quien vestía unas prendas normales para variar que hasta irían a calificar como prendas para dormir, aunque estas eran mucho más reservadas y decentes en comparación a las que le vi usar la noche anterior

“…”

“¿Ahora que te sucede Shimon?”

“¡ah! Nada en verdad… en fin, ¿porque me estaban buscando?”

Tratando de sacar a la fuerza el recuerdo de mis compañeras de viaje juntas en mi cama tuve cambie de tema para así averiguar el porque me habían estado llamando

“la verdad… es que queríamos hablar seriamente contigo Shimon… acerca de lo que paso hoy en la tarde”

¡!

Tuve una súbita reacción al escuchar sus palabras, haciendo que olvidara la tranquilidad que por lo general me proyectaba Sephirina, la cual cambio a una actitud fría y calculadora, como nunca la había visto tener en mi presencia

“sígueme por favor”

Sin dejarme responder ella misma se dio la vuelta y subió por las escaleras de la casa en dirección al segundo piso, haciendo que instintivamente la siguiera mientras mi nerviosismo seguía aumentando con cada paso que daba

Al final terminamos entrando a mi pieza, donde ya estaban Valupla y Vorg esperándonos de pie y pegados a alguna pared del cuarto. Busqué también a Bryla, pero no la pude encontrar, lo cual era prueba de que la siguiente conversación solo nos involucraba a los cuatro presentes

“perdone que lo llamáramos de esta forma joven maestro, pero tenemos algunas preguntas que hacerle”

“… preguntas que prometiste responder tiempo atrás… preguntas que han de ser respondidas amo”

¡¡!!

… vaya, en verdad me tomaron con la guardia baja esta vez… pensando que querrían interrogarme acerca de lo ocurrido hoy con el príncipe Rastiel, y en cambio quieren sacar este tema primero a la luz… no obstante, supongo que ya era hora de hablarlo

“entiendo, aunque pensé que más bien me interrogarían sobre mi decisión de rechazar al príncipe, pensé que les importaría más eso que esto…”

“somos conscientes de tus motivos para rechazar al príncipe, y aun cuando no estamos del todo de acuerdo, lo comprendemos…”

“el amo siempre se preocupa demasiado por nosotros… es por ello que no discutiremos su decisión”

“pero eso no cambia el hecho de que deseemos respuestas… acerca de los secretos que sigue guardando para sí mismo. Aun cuando estamos agradecidos con usted joven maestro, queremos que cumpla con su promesa”

… supongo que no tengo ninguna forma de postergar esta conversación por más tiempo… y aun si la hubiera… creo que ya es momento de decirles la verdad acerca de mi propio origen… y del secreto de todo mi poder y conocimiento

Es hora de compartirlo con aquellos a quienes llamo compañeros de equipo… para así poder pagarles por su confianza y amistad en los momentos más cruciales de mi vida en este mundo. Y porque no quiero tener más secretos con este grupo en particular, que me ha demostrado más de una vez que puedo confiar en ellos

… pero…

“… muy bien, si lo que quieren es la verdad, entonces se las diré… pero espero estén preparados, ya que una vez les diga todo, su percepción de quien soy, de lo que soy, quizás cambie para peor… y quizás ya no quieran verme otra vez… ¿aun así quieren saber la verdad?”

Por un momento hubo un silencio sepulcral en el cuarto, como si estuvieran debatiéndose internamente si escuchar lo que les iba a decir, pero no tardaron mucho para responder

si

Una respuesta simultánea fue lo que termine escuchando, mientras me veían con una mirada llena de decisión, de no retroceder a este evento que cambiaría definitivamente la percepción que tienen sobre mí

… supongo que es hora…

“muy bien… primero que nada necesito que se sienten… esto no será fácil de digerir”

Dicho esto, agarre mi camisa por un instante mientras mi corazón se aceleraba, tratando de pensar en la manera más efectiva de revelar mi identidad sin lastimar a quienes afectara de sobremanera, como a Valupla, por ejemplo

[Mente fría]

Una vez los vi sentados y reduje mi estado mental a uno de serenidad, fue que empecé a hablar con la verdad

“… el secreto tras mi fuerza y de quien soy en realidad, es algo que tengo que explicar por partes, es por ello que primero tengo que mostrarles esto”

Sacando de uno de mis bolsillos la tarjeta del gremio de aventureros que me pertenecía, decidí pasársela a Vorg para que estos pudieran verla con detalle

“esta tarjeta sirve como comprobante del verdadero nivel que tiene un aventurero, pero es fácil alterar este aspecto si uno conoce el hechizo correcto… en el caso de Sephirina, el nivel que muestra su tarjeta es el correcto, pero en mi caso, es solo un nivel alterado… para así no llamar la atención del resto del mundo”

Sephirina en un impulso saco su tarjeta de aventurera y miro con cuidado el nivel que este mostraba, para así ver con detenimiento la mía, así como lo hacían Valupla y Vorg

“¿entonces cuál es su verdadero nivel joven maestro?”

Ante la pregunta de Vorg, busque en [Almacén de objetos] una hoja de papel junto a una pluma entintada para escribir sobre ella con un pequeño libro de soporte, para así escribir los nombres de nosotros cuatro y los niveles de ellos tres, según me lo mostraba la habilidad [Grupo]

“Ahora mismo estos son los niveles que ustedes tres poseen ahora mismo, y como quizás sepan, tanto humanos como demonios tiene un limitante de nivel, siendo el máximo el LV 100”

Luego de mostrarles la hoja fue que decidí escribir mi nivel también, no el que mostraba mi tarjeta de gremio, sino el que mostraba el sub-menú [Estadísticas]

“pero yo… yo no tengo ese limitante… es por ello que he sobrepasado el límite de nivel que las personas normales poseen”

Al terminar esta oración les mostré nuevamente la hoja, teniendo ahora el numero 103 al lado de mi nombre

“…”

Espere un instante para ver sus reacciones, esperando alguna sorpresa exagerada o indicio de actuar incrédulos por mi revelación. Pero en cambio siguieron sentados, como si esperaran a que siguiera hablando, lo cual con honestidad me decepciono, pero igual seguí hablando

“alcance este nivel en parte gracias a algunas habilidades especiales, y al haber estado enfrentado monstruos más fuertes que yo a diario, luche en escenarios imposibles con tal de seguir con vida, logrando así el dominio de la magia elemental como la sagrada y oscura”

Habiendo dicho esto levanté ambas manos e hice ademan de mostrarles en cada mano un elemento, empezando con fuego y rayo, para luego generar tierra y agua de la nada, y con ambas manos un anillo de viento, para así culminar con la aparición de un aura sagrada y otra oscura rodeando una de mis manos. Al hacer esto si conseguí una leve reacción

“¿entonces también puedes usar magia oscura? pero se supone que solo los magos perversos pueden usar esta… ¿acaso posees alguna relación con el dios Auron?”

La única maga del grupo, Sephirina, fue la que se mostró más perpleja al ver esto, en especial por su creencia firme ante las enseñanzas de la casa de la luz

“nada de eso… no soy creyente ni de Auron ni de Casiopea, solamente leí los libros correspondientes a sus credos. Fue entonces que aprendí a dominar ambas magias”

“¡pero se supone que la magia sagrada solo puede usarse si eres reconocido por la diosa! ¿Cómo es posible que la puedas usar si no tienes tu fe en ella?”

Con esta pregunta Sephirina se mostró un poco más alterada mientras Valupla bajaba su semblante y apretaba sus puños. Quizás no le agradaba escuchar mucho de la diosa que había ordenado a tantas generaciones de humanos a liquidar a su raza, o quizás por algo que incluso yo desconocía

“… no sé si es así para las demás personas, pero yo soy una excepción. Para mí son solo otro tipo de magia elemental, que poseen sus puntos fuertes como desventajas, pero ninguna de estas influye en quien soy en realidad”

Habiendo aclarado este punto decidí hablar un poco más del lugar de donde provengo, y de lo diferente que es del mundo que ellos conocen

“Provengo de un sitio donde no existen las demás razas, donde los dragones, elfos y demonios, son seres de ficción, y donde la magia o los dioses son solo una ilusión”

Respire profundo, ya que el revelar mi origen se estaba volviendo algo muy difícil, arrepintiéndome ahora de no haberlo dicho de forma directa como lo hicieron algunos personajes de obras de ficción

“yo vengo de otro mundo… fui invocado a este mundo hace medio año, al mismo tiempo que los héroes enviados por la diosa Casiopea”

¡¡!!

La reacción que esta vez mostraron fue el de un genuino asombro… el cual duro solo por unos segundos, para mostrarse tanto aliviados como pensativos, siendo Valupla la única que no mostro un alivio por mi revelación

“Así que era como pensábamos”

“ahora tiene sentido porque es tan fuerte a tan corta edad”

“…”

“… ¿eh? ¿Cómo que era como pensaban?”

Sintiendo que me había perdido de algo importante reclame que me respondieran por qué no estaban más sorprendidos al respecto. Sin embargo, fue Sephirina la que con una sonrisa llena de tranquilidad decidió responderme

“la verdad, habíamos supuesto que no eras de este mundo hace tiempo atrás Shimon”

“… ¿¡que!? ¿¡Cómo llegaron a esa conclusión!?”

“para empezar eres demasiado fuerte, y usas magia absurdamente poderosa, ninguna persona normal podría hacer eso”

“además, el joven maestro no tenía el conocimiento común de muchas cosas, como si nunca hubiese salido al mundo exterior”

“usted no guarda odio hacia los demonios… nos ve como si fuéramos iguales. Eso no es algo que una persona normal haría… a no ser que fuera de otro mundo”

“… ¿solo por esas cosas ustedes ya habían asumido que era de otro mundo?”

“había otros motivos por supuesto, como el objeto que carga siempre con usted, esa pequeña herramienta rectangular”

¡!

Cuando Vorg hizo referencia a mi celular decidí sacarlo para verificar que se refería a ese objeto, y al mismo tiempo este sacaba de un bolsillo un papel enrollado color papiro, para luego desenrollarlo y dejar este reposando sobre sus piernas

“al principio me llamo mucho la atención, pero cuando pude volver aquí, y revisar los trabajos de mi madre, fue que entendí que usted provenía del mismo sitio que ella”

Diciendo esto me mostro la hoja enrollada para que apreciara bien lo plasmado en ella, sintiendo un leve escalofrío al ver los planos y el modelo de un teléfono celular similar al que tenía en mi poder

Fue ingenuo de mi parte pensar, que Vorg me entregaría todos los trabajos de su madre sin haber una razón de peso para hacerlo

“… ¿entonces tu madre era una mujer reencarnada?”

“no… mi madre era nativa de este pueblo, pero solía decirme que tenía las memorias y el conocimiento de una vida pasada… al principio no lo podía entender, pero con el tiempo me pude percatar que mi madre era demasiado inteligente para el aldeano común”

Supongo que esa es una deducción obvia luego de haber escuchado todos los logros que su madre dio a este pueblo a lo largo de su vida

“otra cosa que nos llamó la atención amo, fue su basto conocimiento de sitios a los que visitaba por primera vez. Como cuando entramos a ese calabozo oculto, usted parecía ser muy consciente de que sitio era y de donde era que se ocultaba la causante de la petrificación… ese conocimiento no es normal tenerlo… a no ser que sea alguien especial”

Ugh… supongo que llame demasiado la atención en ese momento… que les dijera el nombre del lugar y el número de pisos que tendríamos que cruzar para dar con la medusa, es algo que solo un tramposo podría hacer.

“no es que estuviéramos seguro de que eras un invocado, es solo que fue la conclusión más probable una vez lo llegamos a discutir… incluso Bryla pensó lo mismo una vez se lo contamos”

¿¡incluso ella dedujo lo mismo!?

“además, tienes una extraña habilidad para generar milagros, como cuando me devolviste a la vida… o cuando derrotaste a la medusa y al general demonio, ambas proezas solo podría hacerlas alguien al nivel de los héroes invocados”

Sephirina dio su conclusión luego de que todos dieran sus motivos para pensar que yo era una especie de invocado

“… ¿quieren decir que no pensaron que fuera posible que yo fuera nativo de este mundo? ¿ni siquiera un poco?”

Me sentía algo abatido mientras hice esta pregunta a los tres que pensé se sorprenderían después de mi revelación

“también podrías haber sido como mi madre, un reencarnado… pero al no tener cabello como el nuestro joven maestro, tuvimos que descartar esa idea”

“quizás si el amo fuera más débil y no tuviera tantas habilidades… quizás entonces no nos habríamos dado cuenta de que era especial”

“pero eso no cambia el hecho de que nos agrades Shimon, ni tampoco el que queramos seguir a tu lado… después de todo te debemos nuestras vidas”

“así es joven maestro, sea o no de este mundo, sea un héroe o alguien ordinario, ¡yo siempre le estaré agradecido por lo que hizo por todo mi pueblo!”

“… sin importar su origen, mi debes es seguirlo amo, y así será hasta que mi vida se extinga”

… de alguna manera, los tres parecían haber digerido bastante bien lo que debió de haber sido una sorpresa abrumadora, acompañada de dudas y el sentimiento de engaño por parte de Valupla… pero los tres en verdad parecían ya haber superado todo eso, y pasado a la aceptación de quien soy y de donde provengo

Y aunque me alegra saber que no me odian por ello… también me hace sentir un poco vacío por dentro

… ¿para qué rayos me había preocupado hasta ahora? Si ellos tres lo asimilaron mucho mejor de lo esperado… ni siquiera tuve que dar algún discurso motivacional ni pedir perdón por ocultárselos por tanto tiempo

Que lo aceptaran así de fácil… me frustra ligeramente, al punto de que necesite golpear mi cabeza contra la pared una vez para desahogar la frustración de haber perdido la oportunidad de tener un desenlace dramático con ellos tres

“… ¿se encuentra bien amo?”

“si… estoy bien”

“pero pareces como si te hubieras enfermado de golpe”

“no es nada en verdad…”

“¿estas enojado con nosotros Shimon?”

“no… no es eso… es solo que… siento que he sido engañado por lo que más aprecio en este mundo”

Con esto me refería a las historias, que sin importar el género que fuesen, siempre cumplían el mismo patrón a la hora de revelar algún secreto, siendo primero una sorpresa seguida de discusión y reclamos, para así finalizar con un perdón de ambas partes

Pero aquí… en este momento y lugar, mi equipo se saltó la mitad del patrón y fueron directamente al perdón y la comprensión… eso me frustra en verdad

“… ya veo… lamento eso entonces”

Sephirina trato de disculparse, sin entender bien siquiera porque se estaba disculpando, mas no es su culpa ni la de ellos en verdad. El único culpable aquí son las historias que tanto amo, que me hicieron esperar algo mucho más interesante que el desenlace actual

“en fin… solo me queda aclarar algo entonces, ya que parecen haber deducido ya lo más importante por su cuenta”

Tratando de recuperar la compostura después de mi gran decepción, fui y me volví al sitio donde antes les empecé a hablar para así revelar los últimos detalles sobre mi verdadera identidad

“es cierto, soy un invocado como pudieron deducir, y fui invocado al mismo tiempo que los héroes invocados por la diosa Casiopea, esa es en parte la razón del porque soy tan fuerte”

Empecé a recapitular lo dicho hasta ahora para así recuperar el ritmo de mi confesión al equipo

“pero aun si fui invocado del mismo modo que ellos, no soy un héroe invocado, al menos no oficialmente”

Con esto volví a llamar la atención de mis compañeros de equipo, en especial la de Valupla

“¿a qué se refiere joven maestro? ¿no es usted uno de los rumoreados héroes invocados que están al servicio de los cuatro continentes?”

Esta pregunta la hizo Vorg, haciéndome notar que tras su deducción había un gran malentendido que debía de corregir

“por principio debería serlo, pero a diferencia de los otros tres héroes, yo no aparecí en el sitio donde debía de ser invocado. mi invocación fue interrumpida por un ente oscuro llamado Astaroth”

¿¡!?

Una fuerte reacción se dio tanto en Sephirina como en Vorg, quien eran de los presentes los únicos nativos de este continente, siendo quizás posible que hubiesen escuchado el nombre con anterioridad

“¿A-Astaroth? ¿no estará hablando del temible Astaroth? ¿el enemigo más temido por la humanidad después del rey demonio?”

“¿el Astaroth que hizo caer al legendario reino de Lerontes? ¿¡hablas de ese Astaroth Shimon!?”

… esta reacción sí que no me la esperaba, no después de haber actuado tan calmados con la confirmación de mi origen

“ah… así que lo conocen, ciertamente es el mismo Astaroth de los mitos que conocen”

“¡pero se supone que Astaroth es un ser despiadado que aniquilo a miles de aventureros con solo el pensamiento! ¡un monstruo que asesino al antiguo héroe legendario Alastor!”

“cuentan las leyendas que una vez lo asesino tomo las vidas de todos los ciudadanos de Lerontes, y los uso para materializar su propio calabozo infernal, un lugar del que ningún ser vivo ha vuelto con vida”

… vaya, los rumores sobre el maestro sí que son bastante terroríficos, aunque exageraron también en algunas partes… aunque en otras partes si hay algo de verdad

“Astaroth… creo recordar ese nombre…”

¿eh? ¿incluso Valupla ha escuchado sobre el maestro?

“si no me equivoco, se pensaba que Astaroth era la reencarnación o el fantasma del antiguo rey demonio Sarameh, que volvió de la muerte para cobrar venganza contra el héroe Alastor, quitándole la vida para así destruir su tierra y desvanecer así todo lo que una vez fue”

… ¡esa historia es por mucho la más exagerada!

“el que lo hayas conocido es una broma, ¿verdad? no hay forma de que conocieras a un monstruo como Astaroth y sigas con vida”

“podemos creer que sea un invocado, pero que el joven maestro conociera a la calamidad de Lerontes, al creador de las pesadillas y amo de las tinieblas, es una broma de mal gusto… ¿verdad?”

“¿ustedes en verdad le tienen tanto miedo a Astaroth?”

Por supuesto que me tienen miedo Shimon

¡¡!!

Una voz áspera y siniestra se hizo escuchar en la habitación, y no solo en mi cabeza como suele pasar, sino que esta fue escuchada por todos los presentes, mientras la vela que mantenía el cuarto iluminado fue apagada por acción de una brisa misteriosa y el cuarto se llenaba de una tétrica oscuridad

a través de los siglos, la humanidad ha descrito mi existencia con historias, de padres a hijos, y estos a sus futuros hijos. Todos han mantenido viva la leyenda del único ser que la humanidad jamás fue capaz de derrotar, aun cuando reunieron ejércitos, y a sus mejores guerreros, ninguno fue capaz de acercarse siquiera a mi trono

Fue ahí cuando detrás de mí un gran circulo oscuro se materializo, para que así el dueño de aquella voz siniestra surgiera levitando y viera a todos, incluyendo a mí, con una mirada que desprendía una inmensa sed de sangre

al no poder derrotarme, escondieron mi ubicación y se aseguraron de acrecentar el temor a mi existencia, para que así ningún otro humano pereciera al intentar enfrentarme… a mí el Rey no muerto… Astaroth

Manifestándose en su máxima gloria, la cual no era mucha por su reducida forma, el maestro se revelo en su forma física por primera vez a mis tres compañeros de equipo, quienes literalmente estaban paralizados de terror en donde se encontraban sentados

“¡A-ASTAROTH! ¡ES EL VERDADERO!”

Vorg termino levantándose para así retroceder hasta la esquina del cuarto, mientras que Sephirina se escondía detrás de la cama y Valupla se aferraba a la misma cama con ambas manos, apenas resistiendo el impulso de ir al mismo sitio que Sephirina

insignificantes mortales… creyéndose fuertes solo porque lograron sobrevivir a los ataques de Libra, cuando este simplemente jugo con ustedes… no son más que una pequeña mota de polvo para los que hemos sobrepasado el límite de nivel. Tanto sus vidas como sus acciones no han sido más que un estorbo

Mientras el ambiente se volvía más siniestro y la sombra que proyectaba el maestro se acrecentaba, pude observar como mis compañeros de viaje se estaban llevando un buen susto por la sola presencia del maestro en la habitación. Y aunque en parte era interesante ver el tipo de reacción que el maestro puede provocar en otros, sentí que ya había ido un poco lejos con esto

“es suficiente maestro, por favor termine con su actuación”

Habiendo detenido al maestro con esa oración, la habitación empezó a recuperar el brillo natural que debía tener mientras que la vela en el cuarto se volvía a encender y la sombra del maestro se reducía hasta el punto en donde solo fuera visible su verdadera y actual forma, la de un pequeño ser encapuchado y con mirada sangrienta… la cual tampoco era más amigable que su apariencia anterior

mph… como siempre eres un ser aburrido Shimon

Mientras escuchaba la típica queja del maestro, Sephirina, quien apenas y se estaba recuperando del susto que se llevó, se atrevió a hablar una vez recupero el habla y la capacidad para pensar en palabras y oraciones con sentido

“l-lo llamaste… maestro… ¿Shi-Shimon acaso él es…?”

“ah… déjenme presentarlo apropiadamente… chicos, este es Astaroth, quien una vez gobernó el calabozo del crepúsculo y ahora es mi familiar bajo contrato. Se que puede ser un poco aterrador a veces, pero es muy útil cuando se le necesita”

Trate de presentar a este de la mejor forma posible, aunque el que ya fuera conocido como la calamidad de Lerontes no ayudo mucho en su presentación. Y la respuesta que conseguí de mis compañeros esta fue de una genuina incredulidad… al punto en que me molesto un poco que reaccionaran por esto y no por lo otro

Es normal para ellos que venga de otro mundo, pero que conozca al maestro los hace perder la cabeza y el habla… no hay forma de no sentirme frustrado al respecto

“e-entonces… el motivo por el cual eres tan fuerte…”

Sephirina quien aun tenia dificultades para hablar en un tono normal por los nervios trato de preguntar mientras se escondía aun tras la cama

“es gracias al maestro, fue gracias a su entrenamiento infernal que logre romper mis propios límites… al final todo el esfuerzo que el maestro puso en mi valió la pena”

… aun cuando trataba de eliminarte al principio, para luego volverte un conejillo de indias para pasar el tiempo… supongo que si hubo merito en tu trabajo duro

Mientras trataba de expresar lo agradecido que estaba con el maestro por su tiempo que dedico al entrenarme, este simplemente me apuñalo verbalmente con sus filosos comentarios, haciendo que me tambaleara un poco y mi mirada se fuera al suelo

“¡pero dijo que era su familiar!… ¿e-eso si-significa que usted lo so-sometió?”

Por primera vez desde que lo conocí, vi a Vorg tartamudear mientras usaba la silla del cuarto para escudar su enorme cuerpo, lo cual hacia que perdiera un poco del respeto que sentía por el… aunque tampoco podía culparlo por actuar así

“mas que someterlo… lo reviví con el ritual [Creación de subordinado] después de luchar a muerte con el… aunque claramente el maestro me subestimo, de otro modo…”

si hubiese ido en serio desde el principio, no habría modo en que me lograra derrotar, ni siquiera la más mínima posibilidad

agh… ahora puedo sentir en verdad la mirada de odio del maestro al sacar este tema al aire, supongo que sigue bastante resentido por el desenlace de nuestra batalla, a pesar de que ya ha pasado casi un mes de ello

mientras me lamentaba de su infinito rencor hacia mi persona, apenas me percate de como Valupla se termino postrando sobre una rodilla a manera de súplica frente al maestro

“¿será posible… que usted sea la reencarnación… del antiguo gran rey demonio Sarameh? ¿Tal como dicen las leyendas?”

Una ligera presión en el aire se manifestó luego de que Valupla hiciera su pregunta, mientras que el maestro se terminó acercando a ella levitando para luego con un movimiento de su mano obligarla a verla a los ojos

… no soy ni jamás seré, el fantasma de aquel débil rey al que ustedes idolatraron… asegúrate de nunca volver a llamarme con el nombre de aquel que no pudo siquiera proteger a su raza

¡¡!!

[Contrato]

“es suficiente maestro, ¡deténgase ahora mismo!”

Sintiendo una sed de sangre provenir del maestro le obligue a retroceder usando el comando de control de nuestro contrato de subordinación, ya que estaba seguro de que Valupla no podría resistir tal presión por mas tiempo sin llegar a desmayarse

mph… te atreves a revelar mi existencia a estos tres, cuando ni siquiera son capaces de postrarse ante mi de pie y sin temor… aun cuando incrementaste sus niveles tienen la misma resistencia mental que la de un infante que apenas sabe caminar

Estas duras palabras las dijo mientras veía a mis compañeros de equipo escondidos o recuperando el aliento luego de resistir la presión ejercida por el maestro. Pero no puedo culparlos, después de todo yo me mostré del mismo modo los primeros días que traté con el

“lo hice porque confió en ellos, y quiero que ellos puedan confiar en mi… por eso ya no quiero tener mas secretos con mi equipo. Aun si eso significa poner en riesgo mi identidad como invocado… ya estoy preparado para lo que pueda pasar”

Habiendo tenido que lidiar no solo con la realeza, sino con todos los secretos que ocultaba este pueblo y la madre de Vorg, he llegado a la resolución de que, si quiero poder seguir adelante con mis objetivos, tengo que ser capaz de confiar en las personas con quienes he compartido el campo de batalla. Solo con su apoyo y confianza es que podre lograr mis propósitos en este mundo, y así no verme afectado por las influencias de algún tercero en quien no confié con plenitud

Es porque confió en los tres… que estoy dispuesto a confiarles todo de mí, incluso mi vida de ser necesario

ese sentimentalismo barato… no solo me da nauseas, sino que se volverá el motivo de tu perdición…

Luego de despreciar mis palabras el maestro se volvió a desvanecer del mismo modo en que apareció, dejándonos nuevamente solo a los cuatro con un ambiente algo incomodo, dando a los cuatro la sensación de estar agotados física y mentalmente

¡TOCK TOCK!

“pensé que podrían tener hambre mientras hablaban… ¿están todos bien?”

Habiendo tocado la puerta, la compañera de Vorg se presentó con un plato repleto de frutas y bebidas dulces como aperitivos, para luego preocuparse por el ambiente que manifestamos tras la partida del maestro

Y aunque moría de hambre antes de empezar a hablar, la aparición del maestro me hizo perder el apetito… así como las ganas de seguir hablando, es por eso que después de probar los aperitivos de Bryla cada uno volvió a su cuarto para tratar de dormir… solo espero no tengan pesadillas debido a esto

-Al día siguiente-

Habiendo logrado conciliar el sueño después de los eventos de anoche, me desperté y bajé a la parte inferior de la casa en búsqueda de comida y los demás, queriéndome cerciorar de que lograron conciliar el sueño después de conocer al maestro

Sinceramente hubiese preferido no verlos tan asustados en ese momento, pero hay traumas de la infancia que no se pueden superar con facilidad… ni con el tiempo

“oh, veo que por fin despertaste”

Recibiéndome en la cocina estaba la señora Bryla, haciendo labores del hogar mientras hacia los preparativos para la comida del mediodía

“bueno días señorita Bryla”

“buenos días, si tienes hambre el desayuno está servido”

Dando los buenos días vi como había solo un desayuno en la mesa, asumiendo que era el mío di las gracias y empecé a comerlo, para así ver cómo era el único presente y no había más desayunos servidos en la mesa

“¿los demás ya desayunaron?”

“así es, parecían tener bastante prisa… y me dejaron esta nota para usted, me pidieron que se la diera una vez despertase”

Mientras decía esto se acercó a entregar una hoja de papel con un mensaje escrito en Saerusiano, siendo claro que fue escrito por Valupla y haciéndome entender que el contenido del mensaje mismo no debía ser leído por nadie más que yo

¡!

El contenido de la carta… era un mensaje bastante serio y personal, estando al mismo nivel que un ultimátum de vida o muerte para mí

“me pareció interesante a decir verdad… es la primera vez que veo este idioma, ¿es el idioma de la raza demonio verdad?”

“así es… perdone señorita Bryla… pero debo salir de inmediato”

Habiendo terminado mi desayuno pase a limpiar los el plato y la taza con magia para volver cambiar mis prendas con [Auto-equipamiento]

“fufufu no te preocupes, igual estaba por salir, espero no te importe un poco de compañía a donde vayas a ir”

Echando un vistazo a la cocina pude ver como las comidas de los cinco se encontraban ya preparadas y empacadas, para así guardarlas en una canasta ornamental. Fue entonces que logre entender, que aunque no pudiera entender el contenido de la carta, ella sabía de las intenciones tras esta. De modo que no pude hacer otra cosa que asentir

“vayamos entonces”

Con algo de prisa pero sin dejar atrás a la compañera de Vorg, partí en dirección al pueblo, para así dar con el lugar donde mis compañeros de equipo estaban esperando por mí. Dejando atrás aquella nota cuyo mensaje simbolizaba sin duda el fin de una aventura

Una aventura que podría o no continuar dependiendo de lo que resulte ser mi encuentro con ellos tres.

Un encuentro que definiría de una vez por todas, el destino del equipo de Shimon

Capitulo anterior
Capitulo siguiente

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s