This Is Another World Capitulo 53

Capítulo 53: Despedida y compromiso

-Fortaleza herrera, pueblo Runser-

Poco tiempo ha pasado desde que ocurrió el pequeño acto de combate entre mis compañeros de equipo y yo, siendo todo esto una treta para demostrar al príncipe de Marebita el valor de mi equipo como fuerza de combate, habiendo resultado en un éxito rotundo y en la aceptación del príncipe a nuestro acuerdo preestablecido

Ahora que nuestra partida del pueblo se había decidido teníamos solo una hora antes de reunirnos con el príncipe y sus tropas para así partir todos juntos a nuestro lugar de destino. Pero para lograr mi objetivo principal no podía confiar en nuestra fuerza actual para obtener la victoria, aun con la ayuda del héroe humano es probable que muchas personas pierdan la vida en esta batalla, y al contrario del príncipe que cree en la victoria de los héroes contra el próximo rey demonio, yo soy consciente de que en este ciclo la victoria de los héroes no es algo que este destinado a suceder. Es por eso que debo de tomar una medida preventiva para darnos una mejor posibilidad de sobrevivir a la cruzada. Y esa medida, implica dejar atrás a Vorg para que cumpla con ciertas labores mientras dejamos el pueblo Runser

La razón por la que lo escogí a él, va más allá del hecho de que su compañera me pidiera de forma explícita que viera por la vida de este, o del hecho de que me preocupa una segunda venida de demonios allegados a Libra en busca de venganza o de sus trabajos, los cuales ya descansan en lo profundo de mi [Almacén de objetos]. La única forma en que podríamos derrotar por nuestra cuenta a algo del nivel de un mutante titánico, era si Vorg lograba hacerse cargo de las cosas que deje a su cargo al momento de decidir su permanencia

Al principio el plan era que Valupla se quedara atrás, puesto que ya no está obligada a obedecerme bajo los efectos de [Contrato de esclavitud], pero para mi sorpresa ella misma accedió a ir, siéndome difícil de entender si lo haría para mantener las apariencias, o porque en verdad guarda deseos de librar esta lucha. Más tarde debo recordar volver a hablar con ella a solas, solo así podré estar seguro de sus motivos para participar

Ahora que Vorg se quedaría a proteger el pueblo di indicaciones a los tres para que cumplieran y así pudiéramos estar listos para partir al momento en que Rastiel lo indicara. Mientras tanto yo tuve que con el jefe Franz para informar el cambio ligero de planes que había hecho y así hablar por ultima vez del diseño de mi arma única y de las especificaciones que esta tendría que tener. Prácticamente el trabajo que estaba poniendo en sus manos sería el mayor reto que el jefe Franz haría desde hace años, por eso quería estar seguro de que lograría forjarla a tiempo

“supongo que ya no queda más por hacer, ahora el resto queda en sus manos jefe”

“puedes quedarte tranquilo chico, ahora que ya empezamos con la creación de sus partes es cuestión de tiempo para que este completa”

Dicho esto, el jefe Franz tomo de su mesa de trabajo un pequeño trozo de metal plateado de forma hueca y bordes afilados, este era un prototipo que le tomo todo el día de ayer terminar para evaluar si sería posible fabricar el arma única. Este la sostenía con una mano para así hacérmela entregar en mi mano izquierda

¡!

Casi al instante me percate del peso que tenía aquella pequeña pieza, siendo aproximadamente entre cuatro a cinco kilogramos, algo mucho más pesado de lo que debería ser cualquier objeto de este tamaño, en especial hecho de este material

“así que esto es verdaderamente mithril solido… es una pieza increíble jefe Franz”

“aún le falta pulir ciertos detalles, una vez que la termine si podrás decir que es algo increíble muchacho. Y no lo digo en el buen sentido de la palabra”

El semblante del jefe herrero se nublo por un instante mientras tomaba el pedazo de mithril solido de mis manos para ponerlo otra vez en su sitio, haciendo un sonido de golpe al dejar que este cayera sobre la mesa

“esta simple pieza pesa lo mismo a cualquier espada de hierro común, pero tú quieres hacer un arma donde dicha pieza no sea siquiera la décima parte de su estructura. Lo que significa que cuando finalice, será el arma más pesada que se haya hecho en esta fortaleza, sin mencionar la más poderosa… ni siquiera un anciano enano como yo puede predecir el alcance que le darás a esa arma… incluso hace que te quiera cobrar por crearla chico”

Una gran cantidad de estrés y seriedad fueron expresadas por el señor enano, quien parecía entender el alcance que tendría mi arma una vez fuera terminada. Aunque es verdad que le estoy pidiendo que fabrique un arma de mithril, el cual es el metal más ligero y resistente en este mundo, estábamos sacrificando la ligereza del mismo metal a cambio de una mayor resistencia, usando un método para comprimir y purificar el mithril a sus límites máximos, de modo que su dureza superaría al mithril común y corriente

Algo así solo era posible gracias a mi habilidad [Alquimia] y mi dominio elemental sobre la tierra y el fuego, al combinar ambas pude deformar el mismo mithril y remover las impurezas de este para comprimirlo y fundirlo para crear lingotes del tamaño de ladrillos, teniendo cada uno un peso superior a los cuarenta kilogramos, dejando un total de veinte lingotes para que este pudiera trabajar en el arma única. Incluso si llegara a equivocarse en el proceso de creación tendría suficientes para volver a intentarlo de nuevo

Su forma final es algo que solo yo y el jefe Franz hemos llegado a imaginar, pero es posible que una vez terminada el arma única se cumpla la profecía del jefe Franz, sobre ser yo el único capaz de usar esta arma. Y no solo por la complejidad de su uso, o por la cantidad monstruosa de MP necesario para usarla a su máximo potencial. Sino por el hecho de que podría ser el único capaz de levantar esta arma con las dos manos, en especial después de que imprima todos los encantamientos que pienso utilizar. Una vez esté lista mi arma no volveré a ser derrotado por mi falta de fuerza, ni volveré a llegar a ese fatídico desenlace

“haciendo a un lado este proyecto, hay algo más que quisiera hablar contigo chico”

Una vez termine de imaginar el alcance de mi arma el jefe Franz me volvió a hablar, pero ahora estando parado desde el otro extremo de su oficina, siendo especifico en el área donde está su escritorio personal

“supongo que te debo una disculpa, por lo que hizo mi nieto la noche anterior”

¡!

… así que al final querrá tocar ese tema antes de verme partir, pensé que lo evitaría, pero veo que me equivoque

“no tiene por qué disculparse, al final nadie salió herido ni perjudicado, los niños hacen travesuras así todo el tiempo”

Mientras decía esto el jefe Franz abrió uno de los cajones de su escritorio para así sacar un portarretratos con una foto en su interior, misma foto donde el salía con un grupo de personas en particular, personas que ya no se encuentran de momento en este pueblo

“supongo que debo compartir la culpa de su travesura, después de todo no hable con él al momento en que aquello ocurrió. Y ahora que el pueblo recupero su paz me he centrado solo en devolver este lugar a su máxima capacidad”

Estas palabras las dijo mientras me hacía entrega del portarretratos con la foto adentro, la cual era en realidad un retrato pintado y con cierta antigüedad de la familia del jefe Franz. La cual se veía compuesta por la que en vida fue su esposa, así como su hijo único y su nuera que era miembro de la raza humana, siendo el pequeño bebe que salía en la pintura el mismo niño que logro llevarse a Fah sin que nadie lo notara. El mismo niño que le había suplicado al pequeño ciervo que les devolviera la vida a sus padres. Con ello era claro decir que aquel niño era el nieto del jefe Franz, y por ende la única familia que le quedaba al señor enano

“se ve que eran muy felices entonces”

“lo éramos… la verdad yo fui un poco testarudo con mi chico cuando dijo querer proponérsele a una humana, pero cuando la misma chica vino a pedirme mi bendición para su unión no fui capaz de oponerme… al final aceptarla en la familia fue una de mis mejores decisiones como su padre”

La mirada del jefe Franz volvió a nublarse al perderse en sus recuerdos, recuerdos de una época donde tenía tanto una gran familia además de su actual puesto como jefe de herreros

“un año después de que pintaran esto mi compañera de vida dejo este mundo en paz, y como los padres de mi nuera habían muerto por enfermedad décadas atrás termine siendo el único familiar que ese niño tiene… aunque es seguro que el piense que no tiene a nadie por mi labor en este lugar”

No podía decir nada para contradecirlo, ya que yo mismo escuche los dolores y pesares de su nieto aquella noche en el cementerio. El que este pensara que no tenía familia se atribuía con facilidad a la permanencia de su abuelo en este lugar. Y aunque parte de mi quisiera reclamarle al jefe por estar ausente en la vida de su nieto, otra parte de mi recuerda que es para crear mi arma única que el jefe Franz se mantiene tanto tiempo trabajando. No solo no pude salvar a sus padres, sino que también soy el responsable de mantener a su abuelo tan ocupado. Visto de esta forma es normal que aquel niño me viera con odio desde el principio

“ahora mismo tengo el deber de cumplir con los encargos que nuestra fortaleza ha tenido pendientes, hasta que volvamos a estar al día no seré capaz de cuidar de él como es debido, pero evita pensar que eres responsable de alguna forma chico, al final la vida suele terminar siendo así”

Al momento de decirlo el jefe me dio una fuerte palmada en la espalda, quizás por el hecho de que mi semblante había pasado a ser uno sombrío al comprender esta realidad que afecta tanto al jefe como a ese niño mitad enano

“Está bien, solo espero pueda convivir más con él en el futuro. Quizás pueda hablarle acerca de este lugar o sobre su padre, si encuentran algo común de que hablar estoy seguro que el ya no se sentirá tan solo… y perdone si con esto que dije fui entrometido, no lo dije con mala intención”

Aunque estaba decidido a aconsejar al jefe Franz decidí retractarme y disculparme después por hablar de más, después de todo no soy la persona más apropiada para estar hablando sobre la familia y los lazos familiares

“tranquilo chico, agradezco que te preocupes así, es prueba de que tienes el corazón justo donde debe de estar”

Haciendo el ademan de mostrarse tranquilo fue como el anciano enano volvió a ir a su escritorio para dejar el portarretrato sobre este, en vez de volverlo a guardar en su lugar simplemente lo de frente a su asiento, lo cual me pareció significativo por algún motivo

“ahora, sé que no regresaste solo para decirme del pequeño cambio en tus planes chico, porque no hablas de una vez?”

¡!

… supongo que era demasiado obvio, incluso para el

“espero me disculpe, pero con la actual conversación lo considere inapropiado…”

Dicho esto, use [Almacén de objetos] para sacar una serie de pergaminos parecidos al que estaba extendido en su pizarra de proyectos en curso. Una vez me acerque a su mesa de trabajo deje que estos cayeran sobre la mesa para mostrárselos uno por uno

¿¿¡¡!!??

“chico… tú en serio… estás demente”

“eso depende de la perspectiva… lamento si es una carga extra para usted, pero una vez termine con mi arma única, ¿podría proseguir con este?”

Tomando de la pila de pergaminos agarre uno de estos para hacer que lo tomara con su mano temblorosa, y así extenderlo para quedar boquiabierto y su cara aún más pálida que el pergamino que estaba viendo

“no es imposible… pero hacerlo requerirá de más Mithril, y otros elementos de los cuales carezco en la fortaleza, conseguirlos requerirá cierto tiempo”

“mientras no sea imposible no tengo problemas en esperar, solo hágame saber del costo de los materiales, del Mithril no se preocupe”

Dicho esto, entregue también una bolsa con monedas doradas al jefe Franz, las suficientes como para costear todos los materiales necesarios para la fabricación del siguiente proyecto

“en verdad empiezo a preguntarme qué clase de persona eres chico, para venir con todas estas peligrosas creaciones… ¿acaso quieres volverte un dios de la guerra?”

Su pregunta termino por llamar mi intención, así que decidí responderle luego de hacerle entrega de todos los papiros que conformaban sus futuros proyectos

“para nada, solo quiero dar estos regalos para aquellos que me han perdonado y aceptado por quien soy aun cuando no lo mereciera”

Habiendo respondido a sus preguntas termine dejando su oficina, para así volver a dejar la fortaleza herrera y empezar a dirigirme a mi próximo destino, un lugar que tendría que visitar antes de dejar este pueblo por última vez

-Minutos después-

-Complejo educativo, pueblo Runser-

Sabiendo que el tiempo no era mi amigo en este instante aproveché a moverme por encima del pueblo para llegar con más rapidez a mi próximo objetivo, el complejo educativo que conocí gracias a la treta que mis compañeros decidieron hacerme ayer. Este llamo mi atención al primer momento en que lo vi, ya que era lo más parecido a una escuela o academia que había visto desde que llegue a este mundo. Un lugar construido por el pueblo y dirigido por la que fue en vida la madre de Vorg. Desde el momento en que entendí que este lugar era su creación tuve un presentimiento peligroso, uno que me decía que este lugar era más de lo que aparentaba

Por un lado, la señora Verónica había sido la maestra de muchos en este pueblo, una mujer sabía que le trajo al mismo muchos avances que facilitaron sus medios de vida y trabajo, y que además le interesaba bastante el educar a las mentes jóvenes para darles más oportunidades en el futuro. Pero la otra parte de esa mujer, la que pocos conocen en realidad, es la de una mujer reencarnada que dejo en este pueblo varios conocimientos peligrosos para este mundo. Conocimientos que de ser llevados a la práctica cambiarían el balance de poder entre las razas de Eltera. Es por ello que no pude evitar preocuparme por la existencia de un lugar como este

Una mujer que escondió un estudio secreto bajo su casa, y que dejo olvidado un libro sobre la creación de material radiactivo en una tienda magia no pudo haber diseñado este lugar sin antes dejar algo tras este. Mis primeros indicios para tal argumento los descubrí en su diario personal, el cual contenía un acertijo en forma de versos entre sus páginas, uno que cualquiera podría confundir con garabatos sin sentido si no prestaba atención durante la lectura. La otra pista la encontré en el libro de la tienda de magia, tal libro tenía también una pista entre sus páginas, pero más que un acertijo se asemejaba más a una serie de números en seguimiento, que más que representar una cantidad en total parecían funcionar como una clave numérica

Si mi intuición era correcta, entonces había algo más que esa mujer dejo antes de morir, algo que podría ser más peligroso que cualquier cosa que descubrí hasta ahora. Pero la única forma de asegurarme era verificando este complejo educativo. Con esto en mente entre usando [Sigilo] para no alertar a ningún adulto o niño que estuviera ahora en el lugar, y creo que lo hice bastante bien ya que ni siquiera llegue a cruzarme con ninguno mientras exploraba el lugar

Revisé tantos los salones de clases como el exterior y el techo del complejo, buscando cualquier indicio que probase la existencia de algún secreto guardado en este complejo, pero aun cuando hice mi mayor esfuerzo no fui capaz de notar algo anormal en el sitio. Una vez acepte esa realidad trate de verlo desde otro punto de vista. Si en verdad hubiera algo oculto en este lugar, tendría que haber sido puesto en algún instante donde nadie más lo pudiera ver, o en un sitio donde nadie más que ella pudiera entrar…

¡!

Una vez pensé en ello me dirigí al primer cuarto que visité la primera vez que vine aquí, el mismo donde Vorg me había esperado para hablar el día de ayer. La oficina del director del complejo educativo, la misma que perteneció en algún momento a la madre de Vorg

Cuando entre a esta note que estaba vacía de momento, solo iluminada por la luz que entraba de una ventana sin cortina ubicada en la parte superior de la pared exterior. Me encerré en la oficina y empecé a investigar cada extremo del lugar, tanteando las paredes buscando algún espacio hueco o revisando los libros en caso de que alguno abriera algún pasaje secreto, como era común de ver en películas o series clásicas de misterio. Al final no encontré nada obvio a simple vista, nada tras los muebles o el piso alfombrado, ni tampoco en el techo de madera sobre mi cabeza, no había nada que pudiera considerarse un indicio a un secreto oculto. Estaba por rendirme en la búsqueda e ir al punto de encuentro cuando me senté tras el escritorio del director y pude ver entonces algo que no podría ver estando de pie

¡!

En la tablilla superior del librero había letras talladas en sucesión justo por debajo de la misma tablilla, letras que al juntarse formaban una frase en particular

-THE LEGACY TO THE FUTURE-

¡!

Esa frase me hizo recordar de inmediato el acertijo que se escondía dentro del diario de la madre de Vorg, uno que hacía referencia a dicha frase y solo alguien como ella podría comprender. Un acertijo para aquellos que provienen de otro mundo

-IN THE LIGHT I HIDE, IN THE DARKNESS I APPEAR-

-I’M ALWAYS NEAR TO YOU, BUT THE CHILDRENS SEE ME WITH SHAME-

-ONLY FEW WILL UNDERSTAND, ONLY FEW SEE THE MISTAKE-

-USE IT ONLY IF YOU CAN, MY TRUE LEGACY REST RIGHT HERE-

“… Así que este era el sitio al que ella se refería en realidad”

Si considero que este mensaje solo lo podría entender alguien de nuestro mundo, y las únicas personas que han leído esto son los allegados a Vorg y su madre, entonces la posibilidad de que el secreto o legado que ella dejo atrás y oculto incluso de su familia pueda seguir escondido aquí. Pero incluso si eso es posible aún sigue el hecho de que no pude encontrar nada raro después de revisar este lugar de pies a cabeza, quizás no es algo que se note de manera normal

“… en la luz me escondo, en la oscuridad aparezco…”

Mire a mi alrededor y empecé a considerar el inicio del acertijo, empezando así a preguntarme si es posible que algo solo se pueda notar si hay oscuridad presente…

¡!

Al entender el principio del acertijo busque alrededor del cuarto alguna especie de tela de suficiente tamaño para cubrir cierto espacio, al no dar con nada similar me obligue a usar [Almacén de objetos] una de las sabanas que usábamos para cobijarnos en nuestros tiempos de viaje. La doble un par de veces para así ubicarla justo encima de los ganchos a los lados de la ventanilla que daba luz a todo el cuarto, dejando el mismo en un cierto grado de oscuridad

Ahora era un poco difícil ver a mi alrededor, con el cuarto a oscuras empecé a percibir las distintas sombras que conformaban los objetos de la oficina, como el librero o el escritorio del director. Aun así, no podía notar algo fuera de lo normal, quizás faltaba algo por hacer

“siempre estoy cerca de ti, pero los niños me ven con vergüenza…”

De las cosas que siempre están cerca, solo consigo pensar en el aire o las bacterias, pero no tiene sentido que sea algo que solo los niños puedan ver. Algo que los adultos no ven en este cuarto, pero que los niños si pueden ver y con vergüenza…

Si lo miro desde cierta perspectiva, este lugar cumple la función del salón del director así que, si un niño viniera acá, solo seria para hablar con el director… y en mi experiencia, hablar con el director solo ocurre si uno ha hecho algo mal, como portarse mal o romper algo caro, entonces vendrían aquí a ser regañados por el director y los padres. Y cuando un niño es regañado…

¡!

“el piso… ¡los niños miran al piso cuando están avergonzados!”

Habiendo entendido esto revise el piso bajo mis pies y note la alfombra que yacía sobre este, pensando entonces que de haber algo oculto en esta habitación, solo podría ocultarse bajo esta alfombra encima de todo el piso, una que pocos removerían con facilidad

[Almacén de objetos]

Por suerte para mí, remover objetos de un espacio es mucho más fácil con mi mejor habilidad, dejando la alfombra dentro de mi espacio dimensional para dejar al tacto el suelo rocoso bajo mis manos y pies

¡!

“¡esto es…!”

Quede genuinamente sorprendido al notar la luminiscencia que apareció justo debajo del escritorio del director, esta brillaba de un color azul eléctrico que fácilmente era cubierto por la alfombra que antes había en el piso. Esta luminiscencia venia también en forma de palabra de mi mundo, las cuales indicaban una sola acción para proseguir

¡CLICK!

Habiendo presionado el cuadro con cierta fuerza este hizo un sonido mecánico para levantarse y sobresalir del piso, como si se tratara de un botón de encender o apagar. Al ver a mi alrededor y no notar un cambio en la habitación volví mi vista al cubo que ahora sobresalía bajo el escritorio para tomarlo con ambas manos y tratar de sacarlo de su sitio, para así percatarme que el mismo en realidad era hueco, cubriendo el espacio perceptible a simple vista y dejando un espacio vacío en aquel lugar. Al entender que este cubo era solo una tapadura extendí mi mano bajo el escritorio para buscar a tientas en el agujero algo que pudiese estar oculto

¡!

Tuve un pequeño escalofrió al sentir la textura de algo liso dentro del agujero, para luego agarrarlo con mi mano y percatarme de su forma tubular y peso ligero, sintiendo al instante algo dentro del mismo objeto que se sacudió cuando lo saqué del hueco en el suelo. Me fue difícil distinguir en la oscuridad que era, así que removí la sabana que use de cortina para devolver la luz al cuarto, pero al hacerlo me percate con gran sorpresa de la naturaleza verdadera del objeto

¡¡!!

“esto… es un criptex… uno de verdad”

El objeto en mis manos era un artilugio antiguo cuyo origen data de mi mundo, un artefacto creado para la protección de textos secretos o mensajes privados, que solo pueden ser abiertos si uno conoce la combinación correcta de caracteres, es decir la clave para abrir el criptex. Y este es uno del tipo numérico, lo que significa…

“¡el código del libro en la tienda de magia!”

Rápidamente hice salir el dichoso libro de mi [Almacén de objetos] para revisar el código numérico que anote luego de estudiar las páginas con anterioridad, para así poner los números en sucesión tal como lo ponía el libro. Ahora solo tenía que girar el seguro y el mensaje saldrá…

¡¡!!

… rayos… casi lo termino arruinando todo…

“solo pocos lo entenderán… solo pocos verán el error”

La siguiente frase del acertijo hacía referencia a este código, que de ser introducido y usado de este modo podría resultar en un final desastroso para mí este instante. Ya que el código que tengo en mi poder, uno que yo pensé era el correcto hasta ahora, es incorrecto. La razón principal para afirmar este razonamiento se encuentra en la naturaleza misma de este artefacto

Los criptex fueron populares en la antigüedad por su gran mecanismo de seguridad interno, ya que de caer en manos de un extraño y este intentara abrirlo probando una combinación al azar, terminaría arruinando el mensaje mismo, ya que poseen en su interior un frasco de vinagre o líquido corrosivo, que al romperse disolvería el papel dentro y con ello el mensaje oculto

Si mi instinto es el correcto, esto fue pensado para que así si alguien que no fuera como ella encontrara el criptex jamás pudiera acceder al conocimiento que oculta este. Aun si dicha persona encontrara el libro y descifrara el código como lo hice anteriormente, habrían arruinado el criptex y destruido el mensaje. Ya que el código expuesto en el libro, no se encuentra en el orden correcto, ese es el significado tras el verso del acertijo. Y la razón que tengo para respaldar la teoría, está en el mismo libro, siendo más específico en el índice del mismo

Hasta donde he visto, los libros de este mundo suelen carecer de índices de contenido, prácticamente empiezan con un pequeño resumen para así empezar con el contenido principal, pero los libros que la señora Verónica son más al estilo de nuestro mundo, con un índice, introducción, contenido y conclusión, así como una serie de referencias y bibliografía. Pero la clave para resolver el misterio sobre el código numérico estaba en el índice mismo, algo que la mayoría no prestaría atención aun si fueran de nuestro mundo. Pero como ya he tenido la oportunidad de leer y transcribir cientos de libros hasta ahora, me he percatado a tiempo de este detalle crucial

“… una trampa muy astuta señora Verónica, en verdad fue cuidadosa al respecto”

El problema que había con el índice, era principalmente dos áreas. El primero era que el Índice tenía como elementos principales seis aspectos distintos. La introducción, el resumen, el contenido, la conclusión, el glosario de términos y los anexos y referencias. Estas eran las seis partes que había en sus textos propios. Pero aun cuando este era el orden adecuado para escribir o publicar libros en mi mundo, este libro era diferente a los demás escritos por ella. El primer detalle era que los anexos los había puesto antes de la conclusión, como si formaran parte del contenido y no como referencias a lo expuesto. Mientras que en el índice había un error de tipo en la paginas, uno que coincidía con cierta página donde estaba uno de los números secretos poniendo a la misma en el índice antes de otra página con un número clave

Con esto podía al menos distinguir que dos de los seis números expuestos en el libro no están en la posición donde deberían estar, cambiando así la contraseña real por una falsa. Si estoy en lo correcto en este punto, entonces la verdadera clave seria si me guio por el índice y cambiando el orden del anexo con la conclusión

“de este modo… en vez de ser 114039… es 110943… ¿uh?… ¿pero ese día no es…?”

Al momento de reconocer lo que representaban esos seis números en sucesión sentí seguridad en mí mismo para usarlo y así abrir el criptex, aun si estaba equivocado no podía evitar pensar que estaba en lo cierto sobre esto

¡CLICK!

“¡si! ¡Funciono!”

Un sentimiento de dicha me invadió después de ver al criptex abrirse de forma exitosa, siendo que gracias a mis conocimientos de mi mundo natal fui capaz de resolver este acertijo de forma exitosa, y todo gracias a comprender el pequeño indicio final que ella dejo en el final del acertijo

“usarlo solo si puedes… mi verdadero legado descansa aquí…”

Dejar este criptex oculto en este complejo representa el cariño y conexión que ella tenía con este lugar, uno que construyo para dar educación a los niños y jóvenes de este pueblo, siendo quizás este aspecto la verdadera naturaleza de esa mujer, y no el aspecto peligroso y destructivo que me había imaginado anteriormente. Después de todo alguien que solo pensara en la destrucción no escogería esta clave en particular para proteger su verdadero legado

11/09/43… la fecha donde se oficializo a nivel internacional el día del educador

“ahora veamos que escondiste señora Verónica”

Satisfecho con mi éxito procedí a desdoblar la pequeña nota de papel que ella había guardado en el interior del criptex, uno que casi podría ocupar el tamaño de una hoja de papel normal

¡! …

“a quien ha logrado abrir el criptex, tú que vienes del mismo mundo que yo, quisiera darte el mejor saludo posible, pero es posible que ya no esté en este mundo”

Esto es… una carta de la misma señora Verónica…

“quizás te sorprendas que sepa tu origen sin conocerte, pero me asegure de que solo alguien como nosotros pudiera leer esto, de no ser el caso y en verdad pudiste resolver mi acertijo por cuenta, entonces solo me queda felicitarte por tu astucia sabio elteriano”

“si has encontrado el criptex y llegado hasta aquí, entonces no solo recibiste la aprobación de Loretta la bruja, sino también de mi amado hijo y de mi mejor aprendiz”

Loretta… ese ha de ser el nombre de la chica que me vendió el libro por casualidad, entonces no fue coincidencia que este estuviera entre los libros sin vender, ella apropósito lo dejo a mi vista esperando que lo comprara, y con mejor aprendiz seguro se refiere a Bryla

“si eres merecedor de mi legado, entonces has de ser consciente de la realidad de este mundo”

¡!

“este mundo a diferencia del nuestro, es consciente y poseedor de entidades a las que es correcto llamar dioses, seres que trascienden nuestras leyes de la física y realidad, así como lo hace la magia y las criaturas de este mundo, un mundo donde los muertos vuelven a la vida y donde los humanos no son la única raza inteligente. Si eres consciente de eso, entonces quizás comprendes por qué escribo esto”

Luego de leer esta parte tuve que darle la vuelta a la hoja para leer el reverso, el cual tenía más de sus palabras

“este mundo no solo lo gobiernan los dioses, sino las organizaciones que los representan, es un mundo similar al renacimiento u oscurantismo, donde quien se oponga a los dioses o quiera exponer ideas que los desacrediten serán cuestionados y en el peor caso asesinados, es por ello que el conocimiento avanzado de nuestro mundo es un peligro para estas personas”

Al leer esta parte no pude evitar recordar lo sucedido en el pueblo Belef con los padres de Cobart y esos niños, el incendio provocado por la Casa de la luz para sellar sus avances

“este mundo difícilmente podría distanciarse de sus dioses, pero hasta que esta realidad no desaparezca, catástrofes que hemos visto en la historia de nuestro mundo seguirán ocurriendo, guerras y desigualdad entre razas, cosas así nunca desaparecerán de este mundo”

Así que ella y yo compartimos el mismo punto de vista al menos, eso es algo que me alegra en verdad, aun cuando me deja con cierta tristeza al no haberla podido conocer

“odio decirlo, pero mis habilidades en este mundo me limitan sobre lo que puedo hacer, tristemente reencarne sin el don de la magia o la fuerza nata como mi marido o mi hijo, es por ello que mi única herramienta para dejar mi huella será el conocimiento oculto debajo de nuestra casa, allí están las armas que podrías crear si decides que este mundo merece sufrir un cambio repentino y brusco, si eres como yo seguro pensaste en esto en algún momento”

supongo que me tiene en este aspecto, no es como si no pensara en eso al menos una vez. El deseo de destruir todo, y borrarlos como si fueran cenizas para empezar con un nuevo inicio, aun si eso me convierte en el peor de los villanos

“pero sí en cambio aun guardas fe en la humanidad, en la bondad de los hombres y mujeres de todas las razas, entonces quiero darte mi última voluntad, entregarte mi legado para que dispongas de el con tu máxima libertad y creatividad”

¡!

“este legado fue creado con cada gramo de mi ser, con todo el cariño y amor que pude adquirir luego de vivir toda mi vida en este pueblo, donde hice amigos y a la vez los vi partir, este pueblo, así como este mundo, me probo que existe la posibilidad de traer lo que fue el mayor logro de nuestra raza, la creación y distribución del libre conocimiento entre las masas, todo por el avance de la humanidad”

¡¡!!

Ella en verdad… ¿en verdad fue alguien tan admirable?

“como dije antes, me limitan tanto mi edad como talento innato, pero si quien lee esto tiene más poder que yo y es joven, entonces espero puedas tomar mi legado y darle un buen uso. Que usándolo puedas crear un cambio en Eltera como nunca se vio en sus milenios de historia. Solo tu podrás hacerlo”

Era en este punto cuando por fin estaba llegando al final de la carta, y así podía leer las últimas palabras de esta gran mujer que ahora descansaba quizás en otro mundo o plano

“Si no deseas esta carga no tienes que tomarla, pero te pido que un día puedas legársela a alguien que sea digno de ella. Porque amo este mundo y amo a su gente, y quiero que un día sea un mejor lugar para todos, en especial para mi querida familia… si ellos siguen con vida, por favor asegúrate que sepan lo mucho que los he amado, y que siempre los amare con todo el corazón. En esta que fue mi segunda vida… yo fui genuinamente feliz”

Esas fueron las últimas palabras de Verónica, unas que reflejaban el tipo de mujer que fue hasta su final, y quizás sea la única prueba que necesite para saber que ella fue en todo caso, una muy sabia mujer. Al terminar de leer la carta note un grabado extra dentro del criptex, el cual decía dos palaras escritas en ingles

FALSE DRAWER… Cajón falso…”

Al entender el significado tras estas palabras empecé a revisar de nuevo el escritorio, sacando el contenido de los cajones para revisar todos uno por uno. Fue entonces que note cierta diferencia entre dos cajones que deberían de ser idénticos. Siendo el primero normal en todo aspecto mientras que el segundo era menos espacioso de manera sutil. Al notarlo tantee la superficie interior hasta notar el piso falso del cajón y así de un empujón y agarre retirarlo, revelando para mi sorpresa una especie de informe escrito a máquina como los libros de ella

Al tomar el informe empecé a ojearlo… para terminar perplejo y prácticamente noqueado

“esto… es algo que yo jamás habría podido lograr… es algo genuinamente increíble…”

Sentí que el estómago se me enfriaba y el corazón aceleraba por cada página que terminaba leyendo, para así sentir un vacío existencial al terminar de darle una lectura rápida al informe secreto que Verónica me termino legando

“… en verdad eras una mujer aterradora, que merece más ser llamada un prodigio incluso en nuestro mundo… yo en verdad no me podría comparar contigo ni en el mejor de mis días”

Tuve la necesidad de hablar mientras me sentaba en la silla del director y veía nuevamente la carta que ella oculto en el criptex, como si pudiera conversar con ella a través de la carta

“eres increíblemente egoísta al legarme algo tan increíble solo por haber resuelto tu acertijo… pero ahora no tengo más opción que avanzar y aceptarlo… no, esas no son las palabras que debo usar en un momento así”

Termine levantándome del suelo para así reacomodar la oficina y devolver todo a su estado anterior, llevándome únicamente el criptex, así como la carta y el informe secreto conmigo, para así dejar el cuarto con una nueva resolución en mi mente y alma

“hasta ahora no estaba seguro de si podría lograrlo… pero ahora que me diste este regalo… te aseguro que cumpliré con este objetivo, ¡y así le mostraremos a este mundo el poder de nuestro gran egoísmo!”

Diciendo esto en voz alta abandone la oficina por última vez y deje el complejo de educación, esta vez con la mirada hacia el cielo y hacia adelante lleno de convicción para sobrevivir y seguir avanzando con mis siguientes objetivos. Ya que no son solo mis metas las que estoy cargando ahora, sino también los de esa mujer que dejo su legado en mis manos. Y si hay algo que puedo jurar en este instante, es que no pienso defraudarla ni desperdiciar su último legado

-Media hora más tarde-

Habiendo dejado atrás el complejo educativo del pueblo Runser empecé una carrera por los senderos que rodean al pueblo para dirigirme al punto de encuentro donde nos encontraríamos todos con el príncipe Rastiel y sus tropas, para así partir del pueblo Runser. Aprovechando el campo abierto y sin obstáculos empecé a correr sin prestar atención a mí alrededor, sumergiéndome en mis pensamientos por un instante

Mis motivaciones para participar en esta batalla eran claras, y ya había recibido la aprobación de las chicas para participar también, así que no debería haber ninguna razón para que dudara sobre esta decisión. Aun así, no podía sacarme de la cabeza la decisión de uno de mis miembros de equipo, la que originalmente considere para quedarse aquí y cuidar del pueblo mientras que los otros iríamos a la batalla junto al príncipe de Marebita. Su repentina afirmación para unirse a la batalla hizo que mis planes cambiaran ligeramente, y aun cuando no había ningún elemento que debiera nublar o afectar su poder de decisión, seguía sin encontrar razones por las cuales ella decidiera luchar con nosotros

Valupla ya no era más una esclava, no al menos en los aspectos más importantes gracias al hechizo [Contrato de libertad] ejecutado sobre ella, ya no debería tener razones para seguir a mi lado. Ya no está sujeta a mis órdenes ni a los castigos que podrían conllevar el escaparse o desobedecer mis órdenes. Ahora ella tenía la libertad de ir a donde quisiera, ya fuera a una zona apartada de los humanos o a algún sitio donde pudiese empezar su regreso a su continente natal. Si su razón para acompañarnos fuera monetaria simplemente podría darle un pago por sus servicios lo suficiente como para conseguirse un bote y provisiones suficientes para hacerse a la mar y volver a Daruma

Ella ha alcanzado el punto donde ya nadie normal la puede vencer, nadie fuera de un determinado número de humanos al menos, mientras tenga su arco y carcaj ella podría incluso doblegar a una pequeña armada, así que no debería de temer a amenazas casuales. Lo cual deja una interrogante en el aire… una que me preocupa al punto de no saber si debo indagar más en el tema. Aunque estaría satisfecho si sus razones para seguir con nosotros fueran por amistad o camaradería, de ser esos los motivos que la impulsan yo sería genuinamente feliz

Al menos me gustaría poder preguntarle qué es lo que desea hacer. Yo sería feliz si después de esto ella se quedara con nosotros, así al menos nuestra formación de batalla no perdería contra ningún enemigo ordinario. Pero si en algún momento ella se decide a abandonarnos y empezar un nuevo curso desconocido, entonces tendría que prepararme para una dolorosa despedida. Después de todo termine apreciando mucho su compañía, y sé que es lo mismo tanto para Sephirina como para Vorg. El que Valupla se fuera un día sin decir adiós resultaría en una perdida dolorosa para todos como grupo, es por eso que me alegro mucho saber que al menos podría asegurar una última aventura junto a ella tomara la decisión

¡Shimon!

¡!

Habiendo empezado a caminar por estar sumergido en mis pensamientos termine siendo alcanzado por Sephirina, quien en vez de caminar estaba ahora conduciendo nuestro carruaje, siendo impulsada por nuestros bolgaris que marchaban llenos de vida. Y aparentemente algo más les había pasado a ambos, algo que no pensé ella podría hacer por su cuenta

110.jpg

“Sephirina, ¿todo salió bien en la granja?”

Dije esto al ver que logro venir hasta este punto con nuestro carruaje en perfecto estado, además de nuestros Bolgaris que al parecer habían ganado nombres propios, los cuales por la información de [Lectura de estado enemigo] habían sido dados por Sephirina

“así es, pero no quisieron la compensación por cuidar de nuestra carroza y bolgaris, dijeron que fue en agradecimiento por toda la ayuda que dimos”

“ya veo… entonces asegurémonos de poder volver un día para darles las gracias”

Habiendo dicho esto subí a la carroza y me senté a su lado por un instante para ver el interior de la carroza, estando nuestro equipaje y equipo estándar ya adentro del vehículo. Lo único que faltaban ahora eran las provisiones que le pedí a Vorg reunir y al pequeño e inquieto Fah que Valupla se fue a buscar en casa de Vorg. La razón de mandarla a ella en vez de Vorg fue para que Valupla pudiera decirle a Bryla lo que haríamos sin ser parte de un drama emocional, el cual se habría dado de haber sido Vorg el que fuese a decirle

“… si es que podemos volver claro esta”

Su comentario depresivo no pasó desapercibido, lo cual me hizo notar el ligero enfado que había en ella, y como estábamos a solas por primera vez en mucho tiempo quise aprovechar para ponerme al día con ella

“¿Aun sigues enfadada por la treta que use para combatir con los tres?”

“… no estoy enfadada por eso”

Claro que si lo está…

“pero si estas enfadada por algo, ¿puedo saber por qué?”

“…”

Sephirina se mantuvo sin darme la cara mientras manejaba la carreta en silencio rumbo al punto de encuentro, no estaba dispuesta a hablar del tema con facilidad, así que tendría que intentar abordarla de forma indirecta

“no entiendo porque estas tan enfadada, si al final estamos haciendo lo que querías para empezar, estamos involucrándonos en una lucha que no era nuestra para empezar, poniendo en juego nuestras vidas por personas que no conocemos del todo… algo temerario en verdad”

“… al Shimon de antes, no le habría importado algo así”

¡!

“antes no habrías necesitado razones para hacer cosas como estas… habrías participado sin preocuparte por las consecuencias, teniendo fe en que todo saldría bien”

… ¿podría ser que ella…?

“¿te molesta que fuera precavido antes de aceptar la petición del príncipe? Aun cuando ayer dijiste entender mis razones para negarme a esto, y ahora que lo he aceptado te enojas conmigo por…”

“¡me enfada que ya no tengas esa voluntad de querer salvar a quien te necesite Shimon!”

¿¡!?

En este punto no encontraba palabras para responder a su alegato, simplemente me quede sentado a su lado escuchando todo lo que ella tenía que decir

“sé que eres consciente de la gravedad de esta situación, y del riesgo que corren todos aquellos que se vean afectados por este mal… pero aun cuando el príncipe te invito a participar, tu dudaste… dudaste de dar un paso adelante e involucrarte… algo que no habría pasado si fueras el mismo que me salvo en aquella ocasión”

… eso fue un golpe duro a mi autoestima, y no lo voy a negar en este momento

“El Shimon que conozco bien… el que ignoro las consecuencias solo por querer salvarnos a las dos, no habría retrocedido de esa forma al ofrecérsele la oportunidad de ayudar a personas inocentes”

“… te molesta que ahora no sea tan impulsivo como antes… supongo que es algo que no podía evitar cambiar… no después de ver las consecuencias tras mis decisiones impulsivas”

Aunque sabía que ella tenía razón no podía darle toda la razón cuando mi actuación de los últimos días la tenía hecho con la mejor intención posible. Pero por su forma de actuar y la expresión en su rostro pude darme cuenta que su humor no mejoraba, sino todo lo contrario

“eso es lo que más me molesta de todo… el saber… que no eres capaz de superar el hecho de que morí… que no te puedes perdonar sobre el final de esa batalla”

¡¡!! …

Me quede en silencio por un instante sin decir nada, ya que esa última frase había logrado llegar a lo más profundo de mi ser, tocando una herida que no había sanado del todo, una más dolorosa que la que causo mi actual y mayor cicatriz en mi pectoral y hombro derecho. El que ella misma sacara este tema a relucir me dejaba del todo desarmado para seguir discutiendo

“desde el momento en que aquello paso y logre revivir, he notado como has cambiado tu forma de hacer las cosas. Y aun cuando tratas de ser un buen líder… lo único que logras es retroceder al temer que alguien más muera por una de tus decisiones”

Tiene razón en ese punto… el que aquello vuelva a ocurrir me asusta en verdad, en especial porque no podemos depender de ningún milagro como el de Fah para conseguir una segunda oportunidad como la vez pasada. Desde aquello, me auto convencí de no hacer nada fuera de nuestras propias limitaciones, nada tan demencial como lo fue luchar contra el general Libra

“… tienes razón, discúlpame por actuar así… he estado asustado de involucraros en nuevos conflictos sin saber si querían participar… no quería volver a arriesgar sus vidas como lo hice en nuestras ultimas batallas… si algo te pasara a ti o a los demás, no me lo podría perdonar… es por eso que dude entonces, porque me aterra mucho perder a mis seres queridos otra vez…”

Termine sincerándome con ella una vez más, para así bajar la mirada y mirar mis manos otra vez. Manos que han sido manchadas por la sangre de tantos enemigos, pero que odiaría ver manchada nuevamente por la sangre de mis amigos. Ese era el terror que atormentaba mis noches, el de cometer un error fatal que me haga perder a alguien preciado y querido

“… ¿recuerdas la conversación que tuvimos antes de dejar el pueblo Belef?”

Su pregunta me hizo recordar aquel instante donde le pregunte formalmente para que formara equipo conmigo y Valupla, un momento que fue importante para mí. Al recordarlo asentí con la cabeza a ella y simplemente la miré esperando el motivo tras su pregunta

“ese día parte de mi estaba enfadada contigo, porque me preguntaras si yo te seguiría en tu viaje… me enfado que pensaras que preferiría quedarme allí a seguir contigo de viaje… y también me sentí feliz… porque tú en verdad me habías aceptado como tu compañera… saber que me querías en tu viaje me hizo en verdad feliz, porque yo admiraba mucho tu fuerza y tu forma de ser, y esperaba que algún día pudiese serte de ayuda en la batalla”

Unas pequeñas lágrimas se asomaron tras sus ojos que rápidamente limpio con su antebrazo para así obligarme a verla fijamente a sus ojos azulados

“desde ese día ha pasado poco tiempo, pero hemos hecho lo que pocos aventureros logran en varios años… es por eso que no te perdonare si vuelves a preguntarme lo mismo Shimon”

… supongo que en verdad herí sus sentimientos, pero no de la forma en la que pensé

“comprendo… entonces ya no volveré a dudar más Sephirina”

Diciendo esto la hice detener a los bolgaris para así tomar su mano y hacer que me viera por un instante, siendo necesaria para mí toda su atención

“eh… ¿Shi-Shimon?”

“Sephirina… la verdad es que todo este tiempo no sabía que quería hacer en este mundo… lo único claro para mí era que quería seguir contigo y los demás viviendo una aventura sin fin… pero ahora poseo una resolución y un sueño que alcanzar… y para alcanzarlo, necesitare de tu ayuda incondicional… la de todos en verdad, es por eso que solo hare una vez más esta pregunta Sephirina Bartens”

Termine tomando sus dos manos por el sentimiento de compromiso que estaba emergiendo en mí, sabiendo que al hacerle esta pregunta estaría sellando su destino de ahora en adelante, es por eso que quería estar completamente seguro ahora de su determinación para seguirme

“¿¡Pre-preguntarme que cosa!?”

“Sephirina… sin importar que suceda de ahora en adelante, sin importar que peligros enfrentemos, ya sean monstruos gigantes, la casa de la luz, o el mismo rey demonio. ¿Podré contar siempre con tu apoyo y colaboración? ¿Hasta el día en que nuestras metas se cumplan o nuestras vidas lleguen a su final?”

Esta pregunta de si o no era vital para mí, ya que para completar con las metas que me había fijado para el futuro, requeriría definitivamente de alguien como ella, es por eso que quiero tener una respuesta de ella, para confirmar si podre quedarme tranquilo al saber que ella estará allí cuando la necesite, ya sea en la batalla o en algo de mayor importancia

La pregunta en si no era fácil de responder, eso era algo que se le notaba a simple vista, pero más temprano que tarde fui capaz de escuchar su respuesta

“yo… yo… ¡yo quiero…!”

-Minutos después-

-Campamento temporal, Bosque sagrado-

Poco tiempo pasó desde que dejamos los alrededores del pueblo Runser para así adentrarnos al bosque sagrado que rodeaba y protegía al pueblo, el cual era mucho más agradable de transitar ahora que no había ninguna niebla alrededor ni sombras vivientes tratando de tomar nuestras vidas. Ahora este era un área pacifica donde monstruos no hostiles se podían hallar, siendo un área habitual de cacería para la gente del pueblo, era el hábitat de todos los seres vivientes que habían regresado a la normalidad una vez nuestra batalla contra Libra concluyo

Fue gracias a que la normalidad volvió a este bosque sagrado que las personas podían permanecer en este sin sufrir un verdadero peligro, fue por ello que las tropas bajo el liderazgo de Rastiel se habían instalado de forma temporal en este sitio, volviéndose el mismo bosque un área supervisada y custodiada por el escuadrón de más de cien soldados que escoltaban al príncipe durante su viaje

Ahora que habían conseguido tanto reabastecer provisiones para el viaje como conseguir el mantenimiento necesario para sus armaduras y armas, las tropas del príncipe estaban listos para dejar este bosque y empezar su trayecto hacia otras tierras, unas que les tomaría seguramente semanas alcanzar aun viajando a caballo, pero a las que terminarían llegando para cumplir con un propósito mayor, el de frenar el avance de un terrible mal difícil de vencer o controlar

No fue muy difícil encontrar a algunos soldados que hacían guardia en el área, al parecer estos eran de los que habían llegado a ver nuestra batalla por lo que fácilmente nos dejaron pasar y nos guiaron al punto de partida de las tropas del príncipe. Fue agradable la forma en que expresaron su confianza y dicha al contar con nuestras habilidades en la cruzada, al final terminamos dejando una buena impresión en estos soldados, aunque no estoy seguro si esto aplicara para todos, es por eso que no bajare la guardia con respecto a ellos durante el viaje

“me pregunto si Valupla fue capaz de llegar con bien al campamento… quizás debimos recogerla de camino al bosque”

“estoy segura que estará bien, antes de que nos separáramos el señor Vorg sugirió que se haría cargo de recoger a Valupla y nuestras pertenencias en su casa, dijo que así sería más fácil para ambos alcanzar este lugar a tiempo”

Me sorprende como Vorg logra adaptarse y coordinar con las chicas, casi me hace reconsiderar el que nos acompañe en esta cruzada. De no ser por tantas cosas que me obligan a dejarlo en el pueblo entonces con gusto le pediría que nos acompañe. Es una lástima que no pueda ser así

“el campamento principal, creo que alcanzo a verlo ahora Shimon”

Ante el comentario de Sephirina devolví mi vista al frente y pasé a ver entre el mar de árboles unas tiendas de campaña montadas alrededor del bosque, seguidas de un gran número de soldados en continuo movimiento. Muchos de estos recogiendo lo que habían traído consigo para guardarlo en las carretas dentro del bosque. Fue entonces que me percaté del enorme número de Bolgaris que había alrededor, muchos de estos siendo de los que habitan los prados, mientras que algunos parecían ser adiestrados y entrenados de forma profesional, parte de esto se notó cuando vi los títulos y niveles que tenían con [Lectura de estado enemigo]

Al momento en que alcanzamos el campamento principal fuimos recibidos por un comité de alaridos de asombro y dicha seguido de aplausos y agradecimientos… pero estos no fueron dados por los soldados presentes, estos se movían como maquinas veloces al momento de preparar todo para el momento de partir, y entre ellos se podía ver a un alterado Víctor dando órdenes a diestra y siniestra a todos para que aceleraran sus acciones

Los que se habían encargado de recibirnos no fueron nada menos que los habitantes del pueblo Runser, incluyendo a varias personas que había conocido durante mi estadía en el pueblo como el jefe del pueblo Darf y el jefe de herreros Franz, además de Bryla y el mismo grupo de niños que había conocido el día anterior cuando visite el centro educativo. Era como si la mitad del pueblo originario estuviera presente en el mismo sitio. Varios dueños de locales estaban presentes también, y entre todos los presentes había dos que estaban reuniendo cosas formando un montículo cerca de un gran árbol. Al darme cuenta quise acercarme a ellos, pero fui interceptado por el jefe del pueblo

“parece que llegamos a tiempo joven héroe”

“jefe Darf, ¿Qué hacen todos en este sitio?”

“¿en serio pensabas que lograrías marcharte sin recibir antes una merecida despedida de nuestra parte?”

“pero ¿cómo se enteraron de que nos iríamos ahora?… ¿Cómo hicieron para llegar antes que nosotros?”

El que Vorg y Valupla reunieran a toda esta gente mientras hacían las labores que les di me resultaba bastante increíble para ser cierto, aun cuando el jefe Franz hubiese participado también, no hay forma en que pudieran reunir a tantos y traerlos aquí a tiempo para adelantarse a nuestra llegada

“solo diré que los niños sin importar la época son muy capaces de esparcir rumores en cualquier comunidad, y este pueblo no sería la excepción”

… ¡ah! Eso quiere decir que esos niños vieron todo lo que paso en la fortaleza herrera… siendo así tiene sentido que pudieran deducir nuestra partida y así informarles a los adultos del pueblo, los cuales se debieron de poner de acuerdo para venir en compañía del jefe Darf… pero lo que no me explico en verdad es…

“… ¿podría decirme entonces que es toda esa pila de cosas detrás de usted?”

Hice esto mientras me mostraba inquieto por la gran cantidad de comida empaquetada y preparada que había detrás de toda esta multitud de gente, la cual estaba siendo organizada por Valupla y Vorg como si de una decoración extraña se tratara

“cuando llegaste aquí, no solo sanaste a todas las personas que estaban en mal estado, sino que nos proporcionaste suficiente alimento para saciar los estómagos de todos los que seguían con vida en el pueblo… ahora el pueblo quiere devolverte ese favor muchacho, ya que no sabemos cuándo será que volverás, la gente por voluntad propia se decidió a darte un poco de lo que tenían para tu viaje, así no deberías tener problemas ni pasar hambre mientras salvas a más personas como nosotros…”

Un dolor en el pecho junto a la sensación del lagrimeo en los ojos me abordo de repente, siendo que apenas podía creer que ellos hicieran un gesto tan desinteresado por mi… aun cuando yo lo había hecho de forma desinteresada y para asegurarme de que nadie más muriera en ese entonces… este gesto me sobrepasa… y me es imposible de rechazar

“… en verdad no tenían que hacerlo… no los ayude esperando algo a cambio”

“este pueblo y su gente están agradecidos con su labor, y aun cuando muchos no podrán pagarte por lo que hiciste, si queremos darte nuestros mejores deseos en tu próxima aventura. Muchos son conscientes del nuevo mal en Letonia, y sabemos que el príncipe de Marebita será el que liderara la cruzada para acabar con esta epidemia desde su fuente… que el héroe de nuestro pueblo se una a esta batalla, hace que nos sintamos más tranquilos y seguros de su victoria”

… se está volviendo muy difícil para mí aceptar toda esta gratitud, una mezcla de felicidad con vergüenza inunda mi pecho en este instante, seguida de la pena al sentir las miradas y sonrisas de quienes estimo sobre mí en este momento

“me están sobreestimando demasiado jefe Darf… bien deberían saber que tengo motivos para ayudar al príncipe… no estoy luchando solo por salvar a la gente…”

Palabras que no quería decir salían de mi boca sin que pudiera hacer algo para impedirlo, era como si la culpa por no merecer estos elogios me hiciera querer ser rechazado un poco por los que me rodean… después de todo, no hago esto por ser un héroe… lo hago por puro egoísmo

¡!

Fue en ese instante que una corriente recobro mi cuerpo al sentir las manos del viejo Darf en mis hombros, para así verlo de frente y así ver una sonrisa que solo los ancianos pueden poner

“no importan los motivos que tengas chico, mientras tus acciones traigan bienestar a la gente, no debes de avergonzarte. En cambio, siéntete orgulloso y feliz de tus logros… y jamás olvides, que los que te rodean siempre agradecerán todo lo que has hecho para ayudarlos”

Mi mente quedo en blanco por un instante luego de escuchar esas palabras, para así sentir como mi cuerpo se aligeraba poco a poco, como si una pesada carga me estuviera abandonando

“cuando tengan la oportunidad, asegúrense de volver a este pueblo, y traten de traer buenas historias sobre sus hazañas, así nuestro pueblo podrá hacer otro festejo en honor a ustedes tres”

-TITULO: HEROE RECONOCIDO ADQUIRIDO-

“… así lo hare…”

Termine bajando mi cabeza frente a él para así sentir como las lágrimas abandonaban mi rostro, las cuales provenían no de una gran tristeza, sino de una alegría intensa al ser reconocido por quienes me rodeaban. El sentir todos sus buenos deseos sobre mí, a pesar de que no me conocían del todo, fue suficiente para hacerme llorar de pie en ese sitio por un largo tiempo

Una vez recobre el temple me asegure de guardar todas las provisiones y recursos que la gente del pueblo Runser había dejado para mí. Siendo tanto comida de todo tipo como materiales que podría necesitar en el camino, tanto armas de repuesto como materiales para hacerles mantenimiento en mis tiempos de descanso. Prácticamente estaba reabasteciendo [Almacén de objetos] con todo esto que nos habían regalado

Habiendo desaparecido todo empecé a despedirme nuevamente de todas las personas que conocí desde que desperté hace días. Todas estas personas de origen humilde estaban dándome sus mejores deseos para nuestra siguiente batalla, lo cual me hizo sentir verdaderamente feliz. Fue entonces cuando me toco despedirme de la pareja con quienes más me sentía en deuda y agradecido

“joven maestro… por favor cuídese mucho en su viaje, y cuide de las señoritas Sephirina y Valupla también”

“así lo hare Vorg… tú también asegúrate de cuidar de Bryla, y traten por favor de ser felices”

Termine estrechando mi mano con Vorg con fuerza, siendo un apretón no solo entre hombres, sino entre amigos y camaradas que han compartido el mismo campo de batalla

“por favor traten de volver cuando les sea posible, siempre serán bienvenidos a quedarse en nuestro hogar”

“gracias señora Bryla, cuando se presente la oportunidad volveremos a visitarlos”

Seguido de esto Bryla empezó a despedirse de los tres dándonos un fuerte abrazo mientras limpiaba las lágrimas de su rostro, producto de no saber cuándo iríamos a volver o de si estaríamos bien, al parecer termino encariñándose mucho con las chicas durante nuestra estancia, lo cual a fin de cuentas es algo que me alegra,

Aprovechando la oportunidad me asegure de confirmar con Vorg que entendía sus responsabilidades al permanecer aquí, y así este se preparara para el día en que volvería a necesitar de él. Me abstuve de revelarle lo que descubrí en el despacho de su difunta madre, decidí que aquello sería una historia para la siguiente ocasión que nos fuéramos a ver, la cual yo esperaba no fuera tanto tiempo. Porque si todo resultaba acorde al plan, nos volveríamos a ver pronto, y volveríamos a luchar los cuatro juntos como un equipo, uno que no sería derrotado por nadie, ni siquiera otro general demonio. Y para asegurarme de que eso sea posible, no tengo nada de tiempo que desperdiciar

¡¡PIIIIIIIIII!!

Mientras terminábamos las despedidas un sonido de silbato se hizo presente, mientras que las carrozas en toda la zona empezaban su marcha inicial hacia las afueras del bosque

“hora de irnos amo”

Valupla subió al interior de la carroza luego de dar el aviso, tenía consigo al pequeño Fah quien permanecía aun dormido por el ajetreo de la noche anterior. Sephirina en cambio tomo el asiento del conductor y espero a que subiera para dar las órdenes a Barfie y Birbi de unirse al resto de las tropas

“si… es hora”

Sin ánimos para decir más me termine despidiendo por última vez de aquel par y así subir a la carroza y pasarme a la parte trasera donde estaba Valupla sentada, yéndome al instante a la parte trasera mientras Sephirina daba la orden a los Bolgaris para arrancar. Cuando la carroza empezó a moverse vi como todas las personas del pueblo se despedían de nosotros, con caras de alegría y otras de tristeza vi como esas personas comunes y corrientes nos despedían en este pacifico escenario. Aun cuando no los había conocido a todos con la misma profundidad que a Vorg, si me sentí apegado y triste al tener que partir de este agradable pueblo, siendo el primero que se había sentido del todo cómodo para habitar de forma permanente

No estoy seguro de si seremos capaces de volver aquí una vez la cruzada termine… pero si de algo estoy seguro, es que al menos me gustaría vivir en un lugar como este en el futuro… en un pueblo como este, yo sería feliz de establecerme y así pertenecer a un lugar. Un lugar al cual pueda llamar hogar…

-Horas después-

-Prado silente, tierras de Ebelmonte-

Han pasado varias horas desde que dejamos atrás el pueblo Runser los tres… bueno, cuatro si contamos al pequeño Fah. Desde nuestra partida no he podido evitar sentir nostalgia, y extrañar hasta cierto punto la presencia de Vorg y la de Bryla. Aun cuando ha pasado poco tiempo he terminado echándolos de menos

Ahora que se ha hecho de noche, estamos haciendo nuestra primera parada en el área silvestre, habiendo visto a los soldados formar un perímetro de seguridad en el área podía quedarme tranquilo de que nada ni nadie nos atacaría durante la noche, es por ello que los tres decidimos dormir temprano dentro de la carroza, siendo yo el primero en hacer guardia y esperando el momento adecuado para despertar a Valupla para que hiciera el siguiente turno. Aun cuando estábamos dentro del círculo de seguridad de las tropas de Marebita, aún tenía el sentimiento de querer estar pendiente de mí alrededor

Desde que partimos no he podido evitar preguntarme si el maestro aceptara mi nueva resolución, la verdad no estoy seguro siquiera de que este sepa cuál es mi meta a alcanzar una vez superemos esta cruzada. Solo me queda esperar y ver si este termina pasando por alto mi nueva ruta en la vida. Una que termine escogiendo de forma impulsiva, pero que seguiré de ahora en adelante sin titubear

“Shimon…”

¡!

Una voz femenina me hizo recobrar los sentidos y así sacarme de mis pensamientos. Esta era la voz de Valupla, quien se estaba terminando de vestir con sus ropas de civil mientras escalaba la parte superior de la carroza, donde yo particularmente estaba sentado para ver el cielo estrellado y tener una buena vista de mí alrededor, así como también para poder disfrutar del cielo nocturno en toda su gloria

“¿ya es hora del cambio de turno?”

Hice esta pregunta mientras bostezaba un poco, puesto que las ganas de irme a dormir eran un tanto tangibles a esta hora. Ella en vez de responder a mi pregunta metió su mano entre sus pechos para así sacar mi teléfono celular el cual tenía apenas la mitad de batería, encendiéndolo de forma que pudiera ver que ya eran las tres de la mañana en este mundo… solo desearía no haber visto aquel peligroso acto ni enterarme de donde ella había guardado el celular cuando le pedí tenerlo a mano… ¿era en verdad necesario que lo guardase justo en ese lugar?

“muy bien… entonces me iré a dormir ahora, que descanses”

Sintiendo como mi cuerpo reaccionaba ante tan generosa vista traté de descender rápido de la carroza, pero antes de poder hacerlo sentí el tirón a mi camisa por parte de ella, siéndome imposible el retirarme o librarme de dicho agarre silencioso

“… ¿sucede algo Valupla?”

Termine por preguntar para así tratar de alejar de mi mente aquella fresca imagen, queriendo empezar con cualquier tema de conversación que ella quisiera tener para así retirarme pronto a dormir

“… ¿podemos hablar un momento?”

“claro… ¿de qué quieres hablar?”

Cediendo al hecho de que no podría irme a dormir aún me volví a sentar sobre el techo de la carroza y la invite a sentarse a mi lado con una pequeña seña. Una vez lo hizo se mantuvo callada por un largo rato, hasta que se animó a hablar

“¿podrías darme alguna orden?”

¡!

“… ¿lo pides para comprobar si fui honesto sobre darte tu libertad?”

En vez de responder a mi pregunta ella simplemente bajo la mirada mientras apretaba la tela de su pantalón. Al entender más o menos los motivos tras su pregunta decidí aceptar

“muy bien, si eso quieres te daré una orden ahora mismo”

Poniendo un semblante serio estire mi mano en el aire para activar [Almacén de objetos] y sacar del espacio dimensional una daga de hierro común y corriente, acto siguiente tome la mano derecha de ella y la obligue a sostener el cuchillo con su puño cerrado y así de un tirón atraerla al punto de presionar la punta de la daga contra mi tórax

“como amo del contrato de esclavitud, yo te ordeno Valupla que entierres esta daga en mi pecho ahora mismo y me asesines”

Luego de dar mi orden pude ver como sus pupilas se dilataban y estaba por gritar, por lo que usando mi mano libre tape su boca y mantuve firme su mano armada contra mi pecho, esperando cualquier reacción de parte de ella

El que ella empujara o soltara la daga en este instante, no dependería de mí, ni de mis ordenes ni de ningún poder mayor como el control que ejerce el contrato de esclavitud. La única persona que podría decidir o influenciar la dirección de aquella daga era ella misma. No hago esto porque este completamente seguro de que ella no me apuñalara, ni siquiera sé si aún sigue molesta por ocultarle mi verdadero origen. Hago esto… porque quiero que entienda de una vez por todas, que no tengo la intención de volverle a mentir

Pude notar su mano temblar mientras mantenía su agarre del cuchillo, sus ojos lagrimeaban al punto de empapar la mano que usaba para tapar sus gritos, y aun cuando parecía el momento de parar con este acto decidí presionarla un poco mas

“esta es la orden de tu amo, si sigues siendo mi esclava tienes que obedecer y matarme ahora”

Mientras sentía sus esfuerzos para apartarme o retirar la daga de mi cuerpo pude sentir como trataba de decir algo con todas sus fuerzas. Fue cuando su voz parecía disminuir que retire mi mano y la deje decir lo que quería

“no quiero… ¡no quiero hacerlo!… no quiero matarte…”

Al decir esto ella abrió su mano y dejo caer la daga sobre la tela superior de la carroza. Acto seguido la libere del agarre para así dejarla llorar y abrazarse a sí misma luego de pasar por este momento. Quizás me excedí al hacer esto, pero tenía que probarle de una vez por todas que ya no tenía dominio sobre ella

“ya no eres más una esclava, y mientras yo viva no lo volverás a ser. Hazme saber si deseas regresar a tu hogar, así podré rehacer mis planes futuros con tiempo”

No iba a acercarme más a ella, ya suficiente hice al hacerla pasar por este duro momento, y no me sienta bien el seguir viéndola llorar. Saber que fui yo quien causo aquellas lagrimas me hace sentir fatal, solo espero llegue el día en que ella me perdone por esto

¡!

“no… no he terminado… aún no he dicho lo que quería Shimon”

En vez de ser detenido por sus manos fue su cola la que se enrosco en mi pierna para así frenar mi descenso al interior de la carroza. Aun cuando pensé que ya no querría hablarme ella misma busco incorporarse mientras limpiaba las lágrimas de su rostro para devolverme la mirada. Y la fuerza que había ahora en sus ojos fue para mí totalmente inesperada

“yo… quiero hacer un pacto contigo”

“¿un pacto?… ¿qué clase de pacto Valupla?”

Hice esta pregunta luego de comprender que ella no me dejaría irme sin antes escuchar el resto del tema, siendo quizás lo de la orden una confirmación que ella necesitaba para decirme lo siguiente

“quiero que me ayudes a buscar a mi madre… ¡quiero encontrarla!”

¿¡!?

Así que por fin sacara el tema a flote, uno que había evitado tocar para no hacerla sentir mal…

“tu madre… ¿también la secuestraron ese día verdad?”

Aunque yo sabía todo al respecto luego de torturar a aquel esclavista en el pueblo Belef, igual tenía que aparentar ignorancia para escuchar su versión de los hechos

“ese día… las dos fuimos sacadas de nuestro pueblo natal para ser separadas una vez pisamos este continente… el hombre que nos secuestró termino vendiendo a mi madre a un extraño… y desde ese día no la he vuelto a ver”

La tristeza que ella estaba mostrando ahora estaba mezclada con una ira y sed de venganza difíciles de ocultar. Parte de mi quisiera decirle a ella que el hombre que las secuestro ya está muerto, pero es mejor esperar otro momento para decírselo

“¿tienes alguna idea de quien fue el que la compro? ¿Serias capaz de reconocerlo si lo volvieras a ver?”

“¡Por supuesto!… ¡jamás olvidare… la cara de ese sujeto! Y jamás lo perdonare por apartar a mi madre de mi lado”

Supongo que puedo entender ahora el porque me pidió que le diera dicha orden, porque ella no solo desea encontrar a su madre, sino también hacer aquello que le prohibí hacer una vez acordamos actuar como amo y esclava. Encontrar al bastardo que tiene a su madre, y así ponerle un fin a su vida

“¿quieres que te preste mi fuerza entonces? ¿Para eso quieres que hagamos un pacto?”

Aun cuando yo estaba dispuesto a aceptar, quería asegurarme de que ella comprendía los requerimientos para un pacto. Ya que, si ella estaba pidiéndome este favor, a cambio tenía que ofrecer algo de igual valor para ella, algo de equivalencia a su más importante anhelo

“… si fuera a buscarla por mi cuenta, sé que sería casi imposible encontrarla… pero si tuviese tu apoyo… si tú me ayudaras a buscarla… entonces quizás…”

… Valupla está lidiando con una carga muy pesada, quizás ha lidiado con esto desde un principio y yo no me había dado cuenta hasta ahora. El encontrar a su madre, quien resulta ser su último familiar en este mundo, debe ser algo que ha estado queriendo hacer desde el día en que la vio ser llevada lejos de su lado

Perder a una madre… es algo que apenas me puedo imaginar… es por eso que quiero ayudarla, aun si resulta más peligroso que esta misma cruzada, quiero ayudar a Valupla a encontrarla.  Pero para lograrlo necesitare más tiempo y recursos de los que tengo ahora, y el factor tiempo no es algo que esté a nuestro favor, después de todos los esclavos demonio no tienen mucha esperanza de vida en este mundo. Es por eso que me he resistido a tocar este tema desde el principio, porque es probable que su madre ya ni siquiera este con vida, y es probable que ella también llegara a esa conclusión en algún momento. Pero aquí esta ella reacia a aceptarlo

“… está bien, si lo que quieres es mi ayuda, entonces te la daré”

Al decir esto el rostro y sus ojos se iluminaron por un instante seguido de la aparición de más lágrimas, siendo quizás para ella mi respuesta algo que la llenaba de esperanza, la suficiente al menos para creer que podría reencontrarse con su madre en algún momento. Solo espero que no termine experimentando otra decepción más, ya que no se si ella podría soportar otra perdida más, en especial la que es para muchos la perdida más importante

Encontrar a su madre con vida, sería el mejor resultado que podría esperar si soy optimista, pero siendo realista…

“pero si quieres mi ayuda, entonces tu tendrás que prestarme la tuya de ahora en adelante”

Al momento en que deje en claro que la quería ayudar me agache para así tomar sus dos manos, las cuales ella mantenía casi siempre cubiertas con ese par de guantes de arquera que le había comprado

“en el futuro próximo es probable que sigamos enfrentando a adversarios problemáticos, con la fuerza y capacidad para hacerme dudar de nuestra victoria. Es por ello que quiero contar contigo de ahora en más Valupla, para que me prestes tu fuerza y así darte toda mi confianza… quiero que hasta el día en que encontremos a tu madre, tú te comprometas a luchar a mi lado, y dar tu mejor esfuerzo en cada batalla que libremos de ahora en adelante”

Diciendo esto sostuve sus manos con fuerza para así ponerme al mismo nivel que ella y poder verla cara a cara como iguales, no como amo y esclava, no como líder y subordinada, sino como amigos y compañeros

“sé que hay muchas cosas más que faltan por decir, y cosas que aún no crees ser capaz de contarme… pero quiero que me des tu palabra Valupla, que, si me esfuerzo en ayudarte a encontrar a tu madre, tu seguirás a mi lado, y estarás allí cuando en verdad te necesite. Eso es lo único que quiero a cambio en este pacto Valupla, es lo único que deseo”

Al terminar de hablar solté sus manos y me puse de pie, para así ofrecerle mi mano izquierda a ella, no para que se levantara, sino para que la estrechara y así diéramos por aceptado el pacto

“… en verdad no logro entenderte nunca Shimon…”

Al momento de decir esto sus orejas se movieron levemente, así como su cola por encima de la tela bajo nosotros. No estaba seguro de si eso era una buena señal, por lo que me mantuve quieto y esperé a una respuesta más clara de parte de ella

“… aun cuando eres el héroe invocado… aun cuando eres un humano que vino para destruir a mi raza… me sigues tratando como si fuéramos iguales…”

Al oírla murmurar lo último me vi obligado a agacharme para responderle nuevamente

“es porque quiero que llegue el día en que no me veas como a un humano, o como uno de los cuatro héroes… quiero que me veas por quien soy, así como yo te veo por quién eres en realidad”

Diciendo esto no pude contener el impulso de acariciar su cabeza un poco y así sonreírle de forma honesta, ya que de cierta forma puedo sentir que nuestra relación ha logrado avanzar, de personas que apenas colaboran juntos, a amigos que pueden confiar su vida al otro

“si estas dispuesta a aceptarme por quien soy, entonces yo me esforzare al máximo para ayudarte a encontrar a tu madre, ¿estas dispuesta a hacerlo Valupla?”

Volví a ofrecer mi mano a ella, esperando que esta vez si tuviera el coraje de aceptar mis palabras, así como mi determinación para crear un futuro distinto a nuestra actual realidad. Uno donde nuestras razas no sean enemigas, donde yo no tenga que ser el enemigo de la raza demonio, y donde pueda llevar a cabo mis verdaderos objetivos en este mundo, objetivos que logre consolidar gracias al tiempo que pase en el pueblo Runser

“… yo…”

Mientras su mano se alzaba lentamente en dirección a la mía, un pensamiento ajeno al presente me abordo, sobre lo que tendría que hacer de ahora en adelante para alcanzar mis nuevos objetivos, y sobre la importancia que tendría esta cruzada para mí y las chicas

Al final ya no hay vuelta atrás para ninguno de los tres, y aun cuando no he tenido la oportunidad para decirles lo que quiero hacer en este mundo, ahora me he comprometido con las dos para llevarlas a donde mis objetivos me terminen guiando. Solo espero no terminar fallándole a ambas, ni guiándolas a un futuro oscuro e incierto solo por tomar una mala decisión

Ahora que nuestro periodo de paz ha terminado es momento de volver a la realidad, y hacerle frente a este mundo lleno de amenazas y conflictos. Para prepararnos para el siguiente campo de batalla y así comprobar de una vez por todas si este Malévolo es quien yo pienso que es

Capitulo anterior

Capitulo siguiente

Anuncios

4 comentarios en “This Is Another World Capitulo 53

  1. así que la espada está incompleta … espero la pueda dar encantamientos a tiempo también , ese pergamino o es de teletrasporte o es para enviar las armas terminadas jaja , bien hecho, el enigma es saber que conocimiento tenia la madre de vorg o era sobre el teletrasporte. o sobre hacer un satélite o algo así con magia y tecnología …

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s