Reaper – Capítulo 8

[Nota del Autor: Muy buenas ^^ Espero que os guste el capítulo de hoy. No me gustaba como quedaba en un principio, así que lo he repetido entero 4 veces xD (Por eso he tardado tanto en sacarlo) Bueno, espero que os guste :3]

Vida cotidiana

Me levanté lentamente, algo adolorido por el golpe.

Anna se acercó y me ayudó a ponerme en pie.

“No ha estado mal para ser un novato.”

Era fuerte, pero parecía ser una chica simpática.

“Gracias, supongo…”

Anna se apartó y dejó la lanza apoyada en un poste.

Entonces se acercaron todos nuestros espectadores.

“Muy bien, hermanito. Parece que serás bueno con la lanza…”

Iry se rio y me guiñó un ojo.

A decir verdad, me alegraba escuchar que era bueno con la lanza.

Al elegirla estaba seguro de que me gustaría, pero que te guste y que la uses bien son cosas diferentes.

“A partir de ahora vendré todos los días a enseñarte, por petición de Viel. Ya le debía unos cuantos favores.”

“Será un placer.”

Antes de que Anna se fuese, recordé una cosa.

“Un momento, antes has dicho que eres Anna Tyriel, ¿cierto?”

“Sí, ¿sucede algo con mi nombre?”

“¿Quieres decir que eres de la familia de asesinos Tyriel?”

Anna se quedó callada un momento, pensativa.

“Sí, eso mismo quiero decir.”

Tras eso, Anna se despidió de los demás y se fue.

La verdad es que fue una verdadera sorpresa.

No hay nadie que no conozca el apellido Tyriel.

Aparecieron de la nada como un grupo de asesinos más, pero en tan solo 1 año se volvieron los más temidos y buscados entre todos los imperios.

Apenas en cuatro meses, asesinaron a los gobernadores de los imperios de Talath, Agoran y Tentos.

De la noche a la mañana hicieron caer a tres de los siete imperios humanos.

Nunca fallaron un solo encargo.

Sin embargo, parece que la familia tuvo una disputa interna y se mataron entre ellos.

Fue un alivio para los demás imperios.

No pensaba que quedase ningún Tyriel vivo.

Y además de eso, da un poco de miedo pensar de dónde viene esa chica…

“No deberías haberle preguntado… no se lleva muy bien con su familia. Además, ahora pensará que le tienes miedo por ser quién es.”

Lars lo dijo mientras suspiraba.

“El padre de Anna era uno de los miembros de la familia Tyriel, pero también era el mejor amigo de papá. Cuando murió hace ocho años le pidió que se hiciese cargo de su hija.”

“¿Uno de los asesinos de la familia Tyriel era el mejor amigo de papá?”

“No, el cabeza de familia de los Tyriel era el mejor amigo de papá. No era un simple asesino.”

¿Qué tenía que ver mi padre con los Tyriel? ¿No se supone que eran los malos?

“¿Sabes quién hizo el encargo a los Tyriel de asesinar a los gobernadores?”

“No, según la gente nunca se supo quién hizo el contrato.”

“Fue papá.”

Eso sí que era una verdadera sorpresa.

¿Mi padre encargó a los Tyriel asesinar a los gobernantes?

“Y menos mal que lo hizo. Si esos tres capullos no hubiesen muerto, probablemente habrían desatado una guerra en la que nos viésemos involucrados.”

Eso quiere decir que lo hizo con una buena intención.

Aun así, es difícil de creer que mi padre los contratase.

Lo conozco desde hace pocos días, pero lo veía como otro tipo de persona.

Aunque todo hay que decirlo; después de todo lo que ha pasado en estos últimos días tampoco es algo que me importe demasiado.

Es increíble lo mucho que ha cambiado mi vida en tan poco tiempo…

Bueno, hora de volver a entrenar.

Las cosas siguieron de la misma manera durante semanas.

Hacía ya cuatro meses que había llegado a la familia Alister.

Y las cosas habían cambiado mucho.

“Buenos días, Alant.”

Lars me saludó justo antes de bajar a entrenar.

“¡Lars! ¿Qué tal? ¿Cuándo habéis vuelto?”

“Ayer a las 3 de la madrugada.”

Lars y su grupo se habían ido de misión hace alrededor de una semana.

Iban él, Iry, Uriel y Pein.

Según he visto, cuando se reconoce que somos lo suficientemente fuertes como para cuidar de nosotros se nos asignan misiones en grupos de cuatro.

Algunas son tonterías, como investigar nuevas zonas o montar campamentos.

Sin embargo, hay algunas misiones de infiltración o cosas así.

El grupo de Lars está compuesto por él, como primera línea; lucha con dos espadones y lleva armadura pesada.

Iry, como una especie de asesina; dos cuchillas y armadura de cuero para ser más rápida.

Uriel, un mago; al contrario que en los cuentos de viejas, no lleva ni barba ni bastón, sino una espada y un guantelete mágico, además de una armadura de cota de malla.

Y por último, Pein; es el hijo de Kassandra, la hermana menor de mi padre. Además, es un genio con el arco, la daga, los cuchillos arrojadizos…

Una vez vi a Pein acertar al ojo de un conejo con un cuchillo de apenas diez centímetros de largo a una distancia de 50 metros.

Me quedé con la boca abierta.

Y según me han dicho yo tengo talento.

Durante estos tres ha pasado de ser aquello a lo que es ahora.

8.00 – 8.30: Desayuno

8.30 – 9.30: Correr para calentar

9.30 – 13.30: Entrenamiento con Anna usando la lanza

13.30 – 14.00: Comida

14.00 – 15.00: Descanso

15.00 – 18.00: Aprender a cosas como leer, escribir, idiomas, matemáticas, estrategias… todo lo que un granjero no aprendería nunca

18.00 – 20.00: Aprendizaje mágico con Hassy

20.00 – Lo que quede de día: Tiempo libre

Hasta las 12 o la 1 de la noche que me voy a dormir.

Ese es mi día a día.

Lo admito: me encanta hacer horarios.

Antes de venir aquí lo único que sabía eran algunos cuentos para niños, sucesos históricos contados por granjeros exagerados y contar de 1 a 100 u otros pocos números.

Ahora sé sumar, restar, multiplicar y dividir.

Tengo un buen grado de lectura.

Sé escribir frases fáciles, y estoy empezando con algo llamado “verbos”.

Hassy, otro miembro de la infinita familia Alister, es quien me ayuda a aprender magia.

Su verdadero nombre es Hassendrik, pero prefiere que le llamen Hassy.

Hay gente con muy mal gusto para los nombres, sin duda.

La magia me gusta bastante.

Ya había oído hablar de ella a algunos ancianos de la aldea.

De hombres que pronunciaban palabras para crear enormes tormentas de fuego con las que destruyen ejércitos de miles de hombres en minutos.

Yo no soy tan poderoso, ni tengo demasiado talento para la magia, pero ahora puedo crear pequeñas bolas de fuego en mi mano, o curar heridas leves utilizando agua.

Es algo que puede hacer incluso la persona con menos talento para la magia del mundo, pero algo es algo.

Aunque hay cosas que me dan envidia.

El otro día vi a Hassy incinerar a un pobre conejo solo con mirarlo.

Es sorprendente a la vez que siniestro.

Y por último la lanza.

¿Qué debo decir?

La verdad es que el entrenamiento es siempre igual.

Un combate.

Yo recibo una paliza a manos de Anna.

Pero se basa en el tiempo que puedo aguantar.

La primera vez el combate duró 22 segundos.

El último duró 8 minutos y 19 segundos.

Es una diferencia de 477 segundos.

Me encanta hacer cálculos mentales…

Me hace sentir inteligente.

No hay mucho más que contar.

Es una vida que nunca hubiese imaginado.

Pero me gusta mucho.

No, me encanta.

Estos 4 últimos meses han sido los más felices de mi vida.

Un comentario en “Reaper – Capítulo 8

  1. Pingback: Reaper – Capítulos – SpanishTraslation

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s