LTD Cap 13

Capitulo 13 – Los Misteriosos Eventos De la Residencia Ancestral

La Mansión de la Familia Roland, heredada de sus ancestros, estaba ubicada en el suroeste de la Pradera Roland. Un afluente del Río Roland pasaba por este lugar. La tierra era fértil. Varias aldeas e incluso pueblos estaban establecidos aquí.

Este era el origen de la Familia Roland. Unos cientos de años atrás cuando sus ancestros eran Pequeños Nobles que solo tenían una pequeña aldea, su línea de sangre se comenzó a esparcir en estas tierras.

El carruaje cruzó un bosque de árboles negros. Los árboles eran exuberantes y el aire estaba fresco. Siguiendo un camino plano se podía ver una pequeña colina a la izquierda, y una torre alta a la derecha. Esa era la Mansión de los Roland.

Después de unos severos cientos de años de gloria, la pequeña aldea ya no existía. La Mansión fue reconstruida incontables veces y su tamaño creció considerablemente. Una pared de piedra abrazaba el Castillo. El Castillo fue construido usando piedras de color blanco, recolectadas de la colina. Se decía que había una pequeña montaña a la izquierda, pero después de cientos de años de minarla, la montaña se hizo una colina.

La venida del hijo mayor del Jefe de la Familia recibió bastante atención. La Armada privada de la Familia de los Roland, trescientos soldados, quienes cuidaban del Castillo se colocaron sus armaduras brillantes y esperaron bajo la pared roja en conjunto. El arco de la entrada le dio a Duwei un sentimiento de vigor, y podía ver que esta pared se convertiría en una sólida defensa cuando se necesitase.

Los trescientos soldados mostraban cualidades de un entrenamiento abundante. Montaban en sus caballos con espaldas rectas y mostraban habilidades expertas de montadura. Su equipamiento también era de alta calidad. Estos soldados fueron seleccionados de varias Armadas Privadas en las Praderas Roland. Estaban tan bien entrenados que podían mostrarse rivales de la Policía Militar Local de la Ciudad Imperial.

El Bosque Negro fuera de la aldea era una tierra de caza natural. Eventos de caza pasaban anualmente, los cuales también eran parte del entrenamiento de un soldado.

El principal cuerpo del Castillo consistía en 2 torres. Una más alta que la otra. Incluso más que la colina. Duwei sabía de sus conocimientos de la historia de la Familia que una vez hubo un Jefe “Raro”. Incluso aunque era un general, estaba bastante interesado en las técnicas para leer las estrellas. Incluso se casó con una Leedora de Estrellas. La torre más alta fue construida para su esposa, para que pudiera observar el cielo mejor.

Una alfombra roja se extendió desde la puerta del Castillo hasta el carruaje de Duwei. Cuando Duwei estaba a punto de bajar de su carruaje, un anciano de pelo color plata se le acercó. El viejo hombre tenía una figura esbelta, estaba vestido en un traje formal carbón, actuaba con seriedad.

Cuando Duwei dio un paso en el suelo, el viejo hombre hizo una reverencia y dijo con una profunda y lenta voz, “Pequeño Maestro, soy el Mayordomo Sier Roland, recibí información sobre usted y su llegada desde hace 3 días, todos en el Castillo se han preparado para recibirlo. Por favor sígame.”

El viejo Mayordomo guío a Duwei al piso superior. Sus modales eran perfectos, humilde y aun así no halagaba. Mientras Duwei caminaba sobre la alfombra roja, él cuidadosamente se colocó justo fuera de ella, para dejar que Duwei experimentara este honor por sí mismo.

Lo primero a notar dentro del Castillo era la gran bandera en la pared. La bandera era de 8 por 6 metros. Casi cubría la pared entera. Este era el Emblema de la Familia. La bandera le daba al Castillo cierta solemnidad.

Todos los sirvientes y criadas estaban de pie a los lados del lobby en sus uniformes para saludar a Duwei. Aunque Duwei no estaba interesado en esta rara “inspección”. El asintió con la cabeza casualmente y le dijo al Mayordomo con voz baja “¿Sr. Mayordomo, podría llevarme a mi habitación de lectura? Y todos los demás, por favor de vuelta al trabajo.”

El Mayordomo Sier siguió la orden de Duwei de forma precisa. Luego, Duwei fue llevado a una sala de lectura. Bueno, Duwei solía llamar a este cuarto una Biblioteca. Ya que era bastante grande.

La habitación era circular, incluso el techo era redondeado, y tallado de diseños decorativos. En los lados habían estatuas, la mayoría eran de ancestros que expresaban la excelencia. Rodeando el cuarto habían grandes estanterías. Duwei calculaba arduamente, el número de libros que eran unos severos diez mil. También habían bastantes cabinas de metal, usadas para guardar cosas importantes, tales como el Árbol Familiar y etc.

Como una Familia que gana su poder a través de la guerra, incluso la sala de lectura daba una esencia de guerrero. Una espada de 2 manos y una gran hacha estaban colgadas en la pared por la entrada. Una estantería en la pared tenía varias armas, la mayoría de arquería.

Duwei tenía especial interés en estas armas. Podía ver antigüedades bien conservadas acá.

“Esas eran armas de los ancestros de la Familia”. Sonó la voz del Mayordomo desde atrás. “Estas armas son un registro de su gloria.”

Duwei toco el escritorio suavemente y miro alrededor. Podía ver que todo estaba cuidadosamente limpio y bien mantenido, aun así, los trazos de los años eran obvios. Incluso el escritorio bajo sus manos sería más viejo que el mismo Mayordomo.

“Esta sala solía ser el centro político de la Familia. Aquí era donde los Jefes de la Familia hacían decisiones. Cada pieza aquí cargaba los trazos de esas glorias. A pesar de que la sala de decisiones ha sido trasladada a la Ciudad Imperial. De acuerdo a la tradición de la Familia, cada Jefe que vuelva a este Castillo debe pasar su primera noche aquí, para que no olvide la gloriosa historia de la Familia y su propia responsabilidad.”

El Mayordomo miró a Duwei y bajó la cabeza, “Eres el hijo mayor del Jefe actual. Viniste a inspeccionar en su favor. Así que, tú…”

Duwei asintió la cabeza de manera cooperativa, “Tradiciones son tradiciones y deben ser hechas. No soy la excepción. Incluso aunque no soy el Jefe, y vengo acá como su hijo mayor, a su favor, voy a seguir la tradición y pasar la noche aquí.”

La expresión y la voz del Mayordomo se hicieron suaves, “Voy a decirles a los sirvientes que preparen todo. Bien… sé que estás aquí para inspeccionar negocios en este territorio. ¿Dónde comenzarás tu trabajo? Ya tengo las cuentas de ingresos y gastos. ¿Cuándo comenzará a leer esos? O quizá quiera esperar…”

Duwei lo interrumpió con una sonrisa. Él de manera casual, camino atrás del escritorio y se sentó “Señor Mayordomo, me siento hambriento después del largo viaje. Por favor prepáreme algo de comida, y después procederé a buscar en las cosas que preparaste.”

Luego, Duwei disfrutó un muy tradicional té después del mediodía. Justo cuando estaba terminando un pie de calabaza, el Mayordomo Sier envío a 2 fuertes sirvientes en la habitación. Los sirvientes estaban empujando un carrito con una montaña de libros.

“¿Estas son todas las cuentas del año?” frunció el ceño Duwei, sospechando que el Mayordomo lo estaba engañando.

“Pequeño Maestro, estas son todas.” Dijo el Mayordomo seriamente. “Estos datos incluyen el tamaño de la tierra de la Familia, el tamaño de la tierra que puede usarse para actividades de granja, las cuentas de 6 pueblos, gastos militares de 3 Armadas privadas por el territorio, cosechas, presupuestos de construcción, e incluso algunos cálculos de presupuesto que hice para el próximo año.”

Duwei tocó su nariz y miró a la montaña de libros. “¿…están todos aquí?”

“Esto es sólo una parte, para el resto…” el Mayordomo sonó un poco menos serio. “Creo que necesitará una semana.”

Duwei frunció el ceño y silenciosamente inspeccionó al Mayordomo.

Este viejo Mayordomo no parece estar jugando. ¿De verdad es tan ingenuo para pensar que un chico de trece años como yo puede entender todas estas cosas? ¿Piensa que un chico puede ser responsable de todos los negocios de la Familia? Entonces debe saber que fui enviado acá como un destierro. Así que ¿Cuál es el propósito de hacer esto? ¿Está insatisfecho conmigo? ¿Asustado de que le quite su autoridad en este Castillo? ¿O quizá engañó sobre los negocios de la Familia y quería escabullirse con engañarme a mí?

Todo parece una posibilidad.

Duwei no dijo nada, ni mencionó ninguna de sus dudas. Trajo un libro de cuentas de la parte más alta y comenzó a ver en él.

Después de un rato, alzó su cabeza para notar que el Mayordomo todavía estaba a su lado.

“Oh, Señor Mayordomo, ¿Tiene algo más que decirme?” Duwei actúo sin cuidado y dijo en un tono frio, “No me gusta que la gente se quede a mi lado mientras leo.”

“Sí, Maestro…” Sier se mostró un poco sorprendido. Abrió la boca como si fuese a decir algo pero la cerró inmediatamente y volvió con los sirvientes.

Después de que la puerta del cuarto estuviera cerrada, Duwei bajó el libro y dio un par de pasos en la habitación. Entonces se murmuró a sí mismo con una sonrisa “Parece que de verdad hay algo que vale la pena aquí”

El resto del día, el Mayordomo vino 2 veces. Una vez para volver a llenar el té de Duwei y la segunda vez para traerle un candelabrobro en la noche. Para la sorpresa del Mayordomo, el Pequeño Maestro estaba leyendo las cuentas. ¡No estaba actuando! Después de que el viejo Mayordomo encendiera el candelabrobro, Duwei casualmente preguntó algunas cosas sobre las cuentas, y esas preguntas de verdad eran bien formuladas. Esto probaba que el Pequeño Maestro no estaba tonteando.

¿Es… es este el retrasado Pequeño Maestro del cual se menciona en los mensajes de la Ciudad Imperial?

El Mayordomo trataba de ocultar su expresión, pero Duwei podía atrapar una pista de su sorpresa. Después de que el Mayordomo dejara la sala, terminó la última página en su mano.

Estas cuentas estaban interesantes.

Duwei se pasó un anochecer completo en estas cuentas, pero el en realidad no miraba a los números, y no le interesaba saber si esas cuentas eran reales o falsas. Después de todo, él no era un genio y era imposible para alguien que no sabía de negocios ver algo incorrecto.

Pero nadie se imaginaba que Duwei de hecho leía las cuentas con un método diferente.

¿Quién dijo que las cuentas sólo grababan gastos financieros? ¡Al menos Duwei aprendía bastantes de ellas! Y estas cosas no estaban grabadas en la historia de la Familia.

Duwei entendió sobre cuántas cosas la Familia Roland tenía control a través de estas cuentas. La Familia Roland tenía su propio sistema de reglas e incluso una buena cantidad de libertad del Reino. Tenían el poder de decidir los impuestos finales, y nominar oficiales locales. Incluso si los impuestos del Reino estaban preparados, tenían su medida para manipularlos. Siempre y cuando le depositaran una porción de sus impuestos en el Centro Financiero del Reino anualmente.

Y en poder militar, se podía ver en los gastos militares reflejados en las cuentas que el Reino sólo tenía una pequeña Armada de Guarnición en esta tierra. Dos reservas militares estaban guarnecidas en el borde de la tierra, y más importante, sus suministros y equipos fueron dados por la Familia Roland. La Armada Privada de la Familia Roland mantenía el orden y la justicia en la mayoría del territorio.

Duwei se informó fácilmente de la situación económica, política y militar de la Familia a través de estas cuentas. Quizá si el Mayordomo se enterase de esto, sus ojos se abrirían sin poder creerlo.

Duwei confirmó dos puntos: Primero, en los impuestos la Familia tenía un total control sobre esta tierra, segundo, también en aspectos militares.

De lo que Duwei entendió del otro mundo, hay un importante sentido común: El control de un país sobre su territorio está reflejado en sus impuestos y su aspecto militar. Y estos eran controlados por la Familia Roland, ¿Qué significaba esto?

Que el Reino ha perdido el control sobre el territorio, la mitad de la Provincia Kete. Este lugar ya se había convertido en un Reino independiente.

Duwei se recostó sobre el sofá y reflexionó, sorprendido de la actual situación. Porque cuando el Poder Político de un país iba perdiendo autoridad, era un aviso de guerra.

Duwei se sentó por un rato. La sala estaba silenciosa, solo se escuchaba el ocasional ruido del fuego del candelabro. Se levantó abruptamente, se giro y miró a la pared. En la estantería llena de libros de la pared, no parecía haber nada especial.

Duwei sintió que ahí había algo especial… esa sensación no estaba equivocada.

Duwei tenía un Maná y Poder Espiritual más alto que el promedio, era más sensible a sus alrededores. Y sólo hacía un momento había sentido como si alguien lo observara. Como si una línea de visión escondida en un rincón lo vigilara silenciosamente.

No hay nada en las estanterías. Duwei movió sus ojos más arriba a los retratos encima de las estanterías. Estos se alineaban en la parte más alta. Su edad variaba de décadas a años más recientes. Eran los retratos de todos los Jefes de la Familia Roland.

El primero parecía ser el más viejo de todos. Esta persona tenía el uniforme de una Armada. Era el Mariscal que ganó la guerra por el Reino y ganó la Pradera Roland. Se veía vigoroso, y sus ojos tenían parecidas severidad y firmeza a la del Conde Raymond. Parecía como si sus ojos los siguieran.

Duwei dio un poco de pasos hacia atrás, camino de izquierda a derecha mientras veía el retrato. Entonces se rió, suspiró y se murmuró “Quizá soy demasiado sensible, es sólo un retrato.”

¡Se giró para coger otra cuenta cuando el retrato del mariscal detrás de él parpadeó!

Así es, la persona del retrato parpadeó, sus ojos seguían a Duwei. Los ojos que originalmente le pertenecían al retrato actuaban como si tuvieran vida. Miraban a Duwei con curiosidad

Al mismo momento en el que Duwei se giró al retrato nuevamente. Sus miradas se cruzaron.

“Deja de camuflarte. Sé que está viéndome.” Duwei levantó su mano. Estaba sosteniendo la cuchara de plata con la cual se había comida el pie de calabaza. La cuchara brillaba como un espejo.*

*[Editor: Buena idea.]

“Estabas viendo a mí, yo estaba viéndote a ti con esto. No tienes que camuflarte más. ¿No sabías que es malo espiar a la gente desde atrás?”

Anuncios

5 comentarios en “LTD Cap 13

  1. Pingback: The Law Of The devil – Sekai to Mugen no Sora

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s